Después de relataros la ruta por Islandia al completo, se me quedaron muchísimas cosas en el tintero. Cuándo viajar, qué meter en la maleta, cómo ahorrarse un buen pico y un largo etcétera. Vamos al grano. En este artículo voy a hacer una repaso de datos prácticos y consejos para viajar a Islandia en septiembre.

cascada Godafoss, viajar a Islandia en septiembre

¿Billetes comprados? Genial, pero ahora estarás hecho un mar de dudas que cientos de páginas de una guía de viajes no te van a resolver. Yo dejé muchos de los preparativos para el último momento pero, gracias a la ayuda de un montón de blogs de viajes y amigos cercanos que habían viajado a Islandia por libre recientemente, todo fue mucho más fácil. Ahora estoy aquí para hacer lo mismo por ti.

¿Por qué viajar a Islandia por libre en septiembre?



Lo tenía muy claro. Mi viaje a Islandia iba a ser en septiembre y lo iba a hacer por libre. Y con esta idea en la cabeza compré los vuelos con casi 8 meses de antelación. No hay una sola razón para tomar esta decisión sino una combinación de ellas.

Ventajas de viajar a Islandia en septiembre: auroras boreales

Viajar en temporada baja. Aunque esto es algo que está cambiando en los últimos años, el mes de septiembre en Islandia entra dentro de la categoría de temporada baja. Por lo que los precios bajan muchísimo, especialmente los alojamientos o el alquiler de un coche. Pero los islandeses no son tontos. Saben que su país está de moda y algunas empresas lo han aprovechado para aguantar los precios de verano hasta mediados o finales de septiembre.

Aún quedan horas de luz y buena climatología. Durante el mes de septiembre aún vas a tener días con bastante horas de sol. A primeros de septiembre serán concretamente 14 horas que se reducen drásticamente a finales hasta 11 horas. Y, aunque el tiempo es una lotería, es complicado que a estas alturas del año te encuentres con las carreteras nevadas. A mi me llovió muchísimo pero también disfruté de varios días con un sol espléndido.

⇒ Auroras boreales. Esta es la razón definitiva. Lo quería todo: buen tiempo, horas de luz para poder aprovechar los días al máximo y… ¡la dama de verde!. Sí, en septiembre ya empieza la temporada de auroras. Durante mi viaje a Islandia pude verlas hasta en 5 ocasiones. Te he convencido ¿no?

⇒ ¿Menos turistas?. Esta era otra de mis razones pero la verdad es que las previsiones no se cumplieron. Había gente por todos los sitios. Y, aunque no sentí agobio en ningún momento, los puntos turísticos más famosos del sur de Islandia estaban a rebosar. Razón de más para no viajar en julio o agosto.

Reserva con meses de antelación



Viajar a Islandia en Septiembre, cascada de SkogafossEsto es algo que no me voy a cansar de repetir. En Islandia no existen los chollos de última hora o, al menos, yo no los he encontrado. Hay varias gestiones básicas que tienes que hacer con meses de antelación si no quieres que tu presupuesto se dispare por las nubes.

Y estas reservas son básicamente tres: vuelos, vehículo de alquiler y alojamientos. Cuanto más se acerquen las fechas, las opciones baratas se esfuman como por arte de magia. Islandia es un país caro hasta para los propios islandeses. Lo único que puedes dejar para el final es la reserva de excursiones. No se van a encarecer y podrás encontrar con tranquilidad las que más se adapten a tus gustos.

Para esto, te voy a recomendar varias empresas que funcionan muy bien y te pueden ayudar a encontrar los mejores precios para viajar a Islandia por libre.

  • Skyscanner. Buscador de vuelos baratos.
  • Booking. Buscador de alojamientos al mejor precio y con cancelación gratuita.
  • Guide to Iceland. Buscador de alquiler de coches, furgonetas y autocaravanas (también funciona fenomenal para encontrar excursiones y comparar precios).
  • Civitatis. Buscador de excursiones por Islandia en castellano

¿Por libre en coche, furgoneta o autocaravana?



Esta es una decisión muy personal pero, si quieres ahorrar y no te importa perder algunas comodidades, mi recomendación es que alquiles una furgoneta camperizada o una autocaravana. Aunque contaré mi experiencia en camper con más detalle, ya os puedo adelantar que no puedo estar más contenta de la decisión tomada.

Viajar a Islandia por libre, alojamientos

¿Sois 2 personas? Lo mejor será que optes por una camper, como hice yo. Los grupos de 4 a 6 personas se pueden permitir grandes autocaravanas donde no os va a faltar de nada. Es evidente que viajar en camper por Islandia te da la libertad absoluta de modificar tu itinerario sobre la marcha. Pero lo más importante es el ahorro económico. Es mucho más caro que alquilar un turismo normal. Sin embargo, te vas a librar de los costes de alojamiento (pernoctar en camping es muy económico) y de restaurantes. Y créeme cuando te digo que compensa.

⇒ Compara precios de compañías de alquiler de camper y autocaravanas aquí ⇐

¿Es necesario un vehículo todoterreno? A esta pregunta voy a responderte con otra pregunta ¿qué vas a hacer por el país?. Si lo que quieres es la clásica ruta circular por la Ring Road con los típicos desvíos hacia los lugares más turísticos, mi respuesta es no. Otra cosa bien diferente es si te quieres adentrar en el interior de la isla o si vas a circular en épocas de grandes nevadas. En ese caso, te lo vas a tener que plantear seriamente. Evidentemente, un alquiler de un 4×4 es muy caro.

Carreteras de Islandia



Sólo debes aprenderte bien un nombre: la Ring Road. Esa famosa carretera circular, la Nº 1, que recorre todo el perímetro de Islandia en 1340 kilómetros de trazado. La mayoría de los puntos de visita obligada en Islandia se encuentran en esta carretera o en desvíos breves. Salvo tramos muy cortos de pista, la Nº1 está completamente asfaltada.

viajar a Islandia en septiembre, carreteras, la Ring Road

A partir de esta carretera principal, salen muchas otras numeradas con 2 o 3 dígitos, asfaltadas o sin asfaltar. En principio, todas las carreteras, sean de uno, dos o tres dígitos, se pueden recorrer con un turismo normal. Y digo en principio, porque vi alguna carretera completamente impracticable. Sin embargo, en cualquier carretera que lleve la letra F es necesario llevar todoterreno. No te la juegues porque el seguro de tu coche de alquiler no te va a cubrir nada. Carretera F = Todoterreno.

Las carreteras no asfaltadas se denominan Gravel Roads, carreteras de grava compactada. Pueden estar en mejor o peor estado. Por ello, te recomiendo que alquiles el tipo de vehículo que alquiles, añádele un seguro de grava. Repito, es muy necesario.

El límite de velocidad por carreteras asfaltadas es de 90 kilómetros por hora y de 80 por carreteras de grava. Éstas ultimas pueden estar en buen estado o muy bacheadas. En cualquiera de los dos casos, te aseguro que es complicado alcanzar los 80 kilómetros por hora, sin temer por la integridad de tu coche. Por último, en núcleos urbanos el límite esta en 50 km/h.

Hay una página web muy útil que deberás consultar a diario. En The Icelandic Road and Coastal Administration podrás saber en tiempo real el estado de todas las carreteras del país. Muy necesario, especialmente en invierno.

Gasolina en Islandia



Prepárate bien porque aquí se esfuma gran parte del presupuesto. La gasolina es carísima. Y recorrer la Ring Road al completo te va a costar un buen pico. No hay forma de librarse de este gasto, pero sí de controlar que no pagues de más. Por supuesto, mucho mejor si alquilas un vehículo diésel.

Descuentos. La mayoría de compañías de alquiler de coches ceden a sus usuarios una tarjeta descuento del 5% para la cadena de gasolineras N1. No es mucho pero menos da una piedra. Ahora bien, muy atento a los precios de otras gasolineras. Me encontré con algunas cuyo precio era más ventajoso que utilizar el descuento.

Había leído en varias páginas que en ciertas zonas de Islandia hay menos gasolineras y que es recomendable llenar el depósito en cuanto puedas. Nada más lejos de la realidad. Hasta en el pueblo más remoto del norte de la isla habrá una gasolinera esperando a que fundas tu tarjeta de crédito.

¿Hoteles, guesthouse o campings?



Arnastapi, viajar a Islandia en septiembre

La variedad de alojamientos en Islandia escasea y, una vez más, nos encontramos con una gran traba: los precios son altísimos. Qué raro ¿verdad? Éste fue el factor principal que me llevó a alquilar una camper.

Tenía mucho miedo con el cambio legislativo de 2015 sobre la acampada y pernocta en Islandia. Al final fue todo muy sencillo. Sólo hay que tener sentido común. Los apartaderos o áreas de descanso donde está prohibido hacer noche están señalizados con carteles. Pero sigue estando permitido en muchísimos lugares donde, incluso, han tenido el detalle de poner váteres químicos. Viajar a Islandia por libre sigue siendo posible.

Afortunadamente, hay un gran número de campings por todo el país y a un coste más que aceptable.Dependiendo de lo turística que sea la zona pueden subir un poquito los precios. El coste medio por persona y por noche fue de 10 euros. Además, en septiembre hay muchos campings que cierran sus puertas, pero no literalmente. Dejan abierto el acceso y, en algunos casos, todas sus instalaciones para que tengas un buen lugar donde pernoctar.

Puedes consultar aquí la lista de campings. Hay algunos que no aparecen en la lista y que encontré insitu con una simple búsqueda en google maps.

Lo tuyo no es dormir en una furgoneta o en tienda de campaña. Vale. Pues ponte las pilas y reserva tus alojamientos cuanto antes. Hoteles hay pocos y a precios prohibitivos. Lo mejor es que hagas una búsqueda de hostels, albergues o guesthouse. Y, si no te importa compartir habitación, mucho mejor.

⇒ Puedes consultar en booking las guesthouse más baratas del país ⇐

Existe un truco muy interesante para ahorrarte un buen pico en alojamientos. Se trata de la opción sleeping bag accommodation. Lo que viene siendo dormir en las habitaciones que ofrecen sin ropa de cama, con tu propio saco de dormir. Pregunta en los alojamientos porque, a veces, no lo indican en la web.

En Islandia también hay oferta de alojamiento en casas privadas a través de AirBnb. Recuerda que te puedes llevar 25 euros de descuento en tu primera reserva.

Climatología en Islandia



La climatología es la madre del cordero. Va a ser el factor más importante de tu viaje y el que influya en ciertas decisiones que tengas que tomar sobre la marcha. Islandia es un país salvaje y, como tal, la climatología es la que manda.

Inviernos duros y veranos cortos. Es un resumen breve pero acertado. Y aún viajando en verano no tienes nada asegurado. El tiempo es inestable y te puede abofetear con dureza en cualquier momento.

Yo tuve mala suerte. Era mediados de septiembre y la lluvia me acompañó durante la mayoría de los días, haciendo complicado en algunas ocasiones hasta salir del coche. Quizás, por este motivo, cada rayito de sol fue como una pequeña bendición. Un subidón que hizo que disfrutase al máximo de estos momentos de tregua.

viajar a Islandia por libre, alojamientos

¿Por qué te cuento esto? Para que te prepares. Debes ir bien equipado y con la idea de que, viajes cuando viajes, te puede pasar de todo. Ráfagas de viento que golpean el coche sin tregua, lluvias torrenciales que parecen no tener fin, grandes nevadas de la noche a la mañana o, cuando menos te lo esperes, un sol espléndido junto al arcoiris más impresionante que hayas visto en tu vida.

Para obtener una previsión lo más ajustada a la realidad puedes consultar la página del Servicio Meteorológico islandés

Qué meter en la mochila



Ya lo has visto, la climatología es impredecible y, por ello, hay que prepararse para todo lo que pueda suceder. Os voy a dejar la lista de imprescindibles que no pueden faltar bajo ningún concepto en tu maleta.

  • Chubasquero (no hace falta que os diga el porqué)
  • Abrigo. Mucho mejor si es impermeable y de buena calidad. Doy fe que los chubasqueros normales no aguantan cierta cantidad de lluvia. Y agradecí enormemente contar con ropa técnica preparada para todas las circunstancias.
  • Pantalones cómodos. Y de nuevo, muy importante que al menos uno sea impermeable.
  • Botas de montaña. Imprescindible que sean goretex y que tengas recambio.
  • Camisetas térmicas y polares. En septiembre, las temperaturas en Islandia no alcanzaron temperaturas bajo 0, pero la sensación térmica con el viento y la lluvia era mucho más baja.
  • Gorro y guantes. Cuando te encuentres cara a cara con algún glaciar me lo vas a agradecer.
  • Bañador, toalla y chanclas. Recuerda que en Islandia hay piscinas geotermales por doquier.
  • Saco de dormir. Puede que lo necesites en algún alojamiento (recuerda la opción de sleeping bag accommodation) y más importante aún si viajas en camper o autocaravana.
  • Linterna o frontal. También importantísima para los que viajan en furgoneta o si te encuentras en busca de la aurora boreal en zonas de completa oscuridad.
  • Ración doble de tarjetas de memoria. Mejor que sobren. En Islandia vas a hacer una cantidad ingente de fotos.
  • Trípode. Como tengas la suerte de ver auroras boreales y no te lo hayas traido… ¡Te has quedado sin foto!

A partir de aquí, puedes incluir todo lo que suelas llevar habitualmente en tus viajes. Neceser, equipo fotográfico, ropa interior…etc.

Comida de batalla



La mitad del espacio de la mochila que facturé en el aeropuerto iba repleta de comida. Es otra de las maneras de ajustar el presupuesto y lo tenía muy claro. Los platos tradicionales islandeses como los cocinados a base de bacalao, carne de cordero o tiburón tendrán que esperar para ¿mi retorno a Islandia?. Ojalá.

¿Qué alimentos me traje a Islandia? De todo: sobres de pasta, sopas, latas de conservas, platos precocinados, pan de molde, botella pequeña de aceite, embutido (más tarde me enteré que no está permitido introducir carne sin cocinar al país), sobres de café y galletas. La cantidad suficiente para sobrevivir dos semanas sin escandalizarme con los precios de las cartas de cualquier restaurante.

Eso sí, de las pequeñas compras de productos frescos, como leche o pan, no te libra ni la mochila más grande que seas capaz de llevar a la espalda. Muchas gasolineras tienen un pequeño supermercado. Te puede salvar de un apuro pero, al igual que en España, los precios están inflados. Para las compras más importantes, hay una cadena de supermercados llamada Bonus, cuyos precios son los más bajos con diferencia de toda Islandia. Pero hay muy pocos. Así que aprovecha todo lo que puedas cuando te encuentres con alguno.

comida, viajar a Islandia por libre

Recuerda que el agua de los grifos es potable. De hecho, los islandeses presumen de tener el agua más pura del mundo. Con disponer de un par de botellas vacías para rellenar cada día vas a tener más que suficiente.

Moneda y compras en Islandia



La moneda oficial es la corona islandesa, króna o kr con abreviatura. Olvídate de los euros. Salvo en algunas tiendas de regalos de Reikiavik, no te van a aceptar euros en ninguna parte. El cambio es variable pero el euro suele estar en torno a 120 kr.

Ya me lo habían dicho. Puedes pagar con tarjeta de crédito hasta en los lugares más insospechados. Aún así, pequé de precavida y decidí cambiar algo de dinero en el aeropuerto. Gran error. Salvo en algún camping no me hizo falta efectivo en ningún lugar. Eso sí, comprueba que sean tarjetas de crédito, las de débito no las aceptaban en algunos comercios, por ejemplo, en la mayoría de gasolineras.

ventajas de viajar a Islandia en septiembre

También debes tener en cuenta que en Islandia existe el Tax Free Shopping. Si realizas cualquier compra de productos o recuerdos que vaya a superar los 4000 kr tendrás derecho a que te devuelvan los impuestos locales (lo que en España sería el IVA). Esta devolución sólo es válida en tiendas donde aparezca el símbolo de Tax Free y rellenando el formulario correspondiente. La devolución debe solicitarse en cualquier aeropuerto o en la oficina de turismo de Reikiavik.

Documentación y sanidad en Islandia



Islandia no pertenece a la Unión Europea pero sí al espacio Schengen. Para la entrada al país sólo es necesario llevar contigo el DNI. Lo mismo sucede con el carné de conducir y la tarjeta sanitaria europea. Ambos tienen total validez para su uso en territorio islandés.

¿Necesitas contratar un seguro de viaje? No es obligatorio pero sí necesario. Mi recomendación siempre es la misma. Aunque sea dentro de Europa siempre conviene viajar asegurado por cualquier imprevisto que pueda surgir. Retrasos o cancelaciones de vuelos, costes sanitarios que no te cubre la tarjeta europea (son muy altos), accidentes con responsabilidad civil o penal, posibles rescates y un largo etcétera. No va a suponer un aumento apreciable del presupuesto y yo, al menos, viajo con más tranquilidad.

Pinchando en este banner tienes un descuento especial del 5% en cualquier seguro de viajes contratado con Iati Seguros 😉 .

Idioma



Estamos en el norte de Europa y con eso te lo digo todo. Hasta en las zonas más remotas del país siempre he podido conversar con la gente local en inglés. Y menos mal. Porque la lengua islandesa tiene tal complejidad que te va a costar leer y acordarte de los nombres de cada sitio que visites.

Presupuesto de viaje por libre a Islandia



Has llegado hasta el final y te habrás dado cuenta que la mayoría de decisiones fueron tomadas en base a los costes económicos. Viajar por Islandia es un sueño, pero cada vez es más caro y no estaba dispuesta a dejarme una millonada en sólo dos semanas por libre.

Objetivo cumplido. El presupuesto total del viaje de dos semanas por Islandia en septiembre fue de 3100 euros, 1550 euros por persona. ¿Se puede ajustar más? Sí. Las excursiones lo encarecen muchísimo (hacer 3 excursiones puede suponer una media de 250 euros más por persona), la camper que alquilé no era la más barata e hice bastantes noches en camping (algo de lo que se puede prescindir usando las duchas de piscinas municipales).


¿Qué te ha parecido? ¿Sigues con muchas dudas? ¿Tienes algún truco viajero para ayudar a los lectores a organizar un viaje por libre a Islandia? Ya sabes, deja tu comentario y te contestaré más rápida que el rayo 😉 .

Más sobre Islandia

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here