Cuántas veces has escuchado eso de: «estamos ante una de las joyas más desconocidas de España». Decenas, quizás cientos de veces. Pues hoy no miento. Muy cerca de lugares tan fascinantes y populares como los Picos de Europa, esta cadena montañosa de cimas que superan los 2500 metros de altura suele pasar desapercibida. Es el secreto mejor guardado de Palencia y, me atrevería a decir, que de Castilla y León. Una comarca sumida en esa España olvidada que pide a gritos una oportunidad. Vamos a descubrir 9 lugares increíbles que ver en la Montaña Palentina, rutas de senderismo, itinerarios en coche, miradores y espacios naturales increíbles.

Montaña Palentina en Palencia
Vista panorámica de la Montaña Palentina en invierno.

La comarca de la Montaña Palentina abarca una extensión de 1.786 km² y cuenta con apenas 25.000 habitantes, una densidad poblacional bajísima. Sí, esa España vaciada y olvidada de la que te hablaba. Limita con Cantabria en el Norte, Burgos en el este y León en el oeste. Un paraíso de la naturaleza que cuenta con lugares tan fascinantes como el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente el Cobre, o la mayor concentración de románico de toda Europa.

La comarca se podría dividir en varias zonas bien diferenciadas por los propios relieves de la naturaleza. La zona norte se caracteriza por paisajes propios de alta montaña. Sin embargo, en el sector meridional encontramos paisajes de transición, valles y los Páramos de la Lora. Un sector, este último, perteneciente al Geoparque Mundial de Las Loras. Ahí es nada.

Qué ver en la Montaña Palentina: rutas y lugares sorprendentes



Vamos allá. Sin más demora, recorreremos juntos lugares imprescindibles y rutas por la Montaña Palentina. Mucha naturaleza y senderismo, bien combinado con una herencia patrimonial envidiable.

» Ruta por los pantanos de la Montaña Palentina


Pantano de Ruesgas, qué ver en la Montaña Palentina
Imagen del Pantano de Ruesgas.

Estamos ante uno de los grandes estandartes turísticos de la Montaña Palentina y mi primer contacto intenso con esta comarca. Son los grandes fiordos de Palencia. Salvando las distancias, los cuatro pantanos que componen esta ruta, enmarcados por altos picos y preciosas aldeas castellanas, recrean un paisaje de montaña digno de otras latitudes europeas.

Una carretera panorámica une en poco más de 60 kilómetros los siguientes embalses: el embalse de Ruesga, el embalse de Requejada, el embalse de Camporredondo y el de Compuerto. Desde Cervera de Pisuerga hasta Velilla del Río Carrión (con un pequeño desvío para acercarnos hasta la presa de Requejada), la ruta se interna en el Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre. Una manera perfecta de conocer un pedacito de la cordillera montañosa sin tener que calzarnos las botas de montaña. Perfecta para toda la familia.

Ruta de los pantanos en Palencia
Ruta de los pantanos en la Montaña Palentina
Mirador de Alba, ruta por los pantanos de la Montaña Palentina
Vistas desde el Mirador de Alba.

La mejor opción para verlos en todo su esplendor es visitarlos durante las estaciones de invierno o primavera. Además, a pocos kilómetros de distancia, puedes completar la visita con otro embalse también digno de conocer: el embalse de Aguilar.

Amplía información en el artículo: ruta por los pantanos de la Montaña Palentina. Uno de los primeros post de este blog que no ha pasado de actualidad.

DÓNDE ALOJARSE EN LA MONTAÑA PALENTINA

Estamos hablando de un área muy extensa. Practicamente la totalidad del norte de la provincia de Palencia. En cualquier caso, para una escapada de 2 o 3 días y conocer buena parte de las recomendaciones de este artículo, te recomiendo alojarte en poblaciones con buen acceso a las principales carreteras o en los alrededores. Una de las mejores opciones la tenemos en Aguilar de Campoo o en Cervera de Pisuerga. En esta última localidad y a buen precio encontramos el Hostal La Pineda. Sencillo, económico y con desayuno incluido.

Y si estás buscando algo con más encanto, te recomiendo de primerísima mano alojarte en el Parador de Cervera de Pisuerga. Un hotel de montaña con impresionantes vistas sobre el embalse de Ruesga y a unas tarifas bastante asequibles. Te ponen unos desayunos en la habitación espectaculares.

» Ruta del románico en la Montaña Palentina


A-lu-ci-nan-te. ¿Sabías que la provincia de Palencia cuenta con la mayor concentración de monumentos románicos de toda Europa?. Un dato completamente desconocido para todos aquellos que jamás han pisado Palencia e, incluso, para buena parte de los castellanoleoneses. Una maravilla aún por descubrir y explotar.

San Salvador de Cantamuda, románico palentino
San Salvador de Cantamuda.

Geográficamente, el románico palentino está dividido en tres zonas bien diferenciadas: Románico Sur, Románico del Camino de Santiago y Románico Norte, el que nos compete en este artículo. Gran parte de esta concentración monumental se encuentra en el área Románico Norte, en la Montaña Palentina y, principalmente, alrededor de las localidades de Aguilar de Campoo y Cervera de Pisuerga. Así que, de nuevo, nos encontramos con un mundo de posibilidades turísticas.

Entre las mejores obras que podemos ver en la Montaña Palentina destaca el Monasterio de Santa María La Real en Aguilar de Campoo, la Ermita de Santa Cecilia en Vallespinoso de Aguilar, la Ermita de San Pelayo en Perazancas de Ojeda, la Ermita de Santa Eulalia en el Barrio de Santa María, la Colegiata de San Salvador de Cantamuda y la Iglesia de San Cipriano en Revilla de Santullán, entre otras muchas. Si te encuentras interesado en esta ruta tan especial por la Montaña Palentina te aconsejo visitar la web de la Diputación de Palencia.

» Ascender picos de más de 2500 metros


Pico Murcia, rutas en la Montaña Palentina
Ascenso al Pico Murcia.

Legendarios, majestuosos y no exentos de peligro durante los duros inviernos castellanos. Las cumbres de la Montaña Palentina son un objetivo deseado por todo montañero que se precie. El pico Espigüete (2.451 metros) y el Curavacas (2.524 metros) se llevan toda la fama. Pero hay otras ascensiones más asequibles y de gran belleza que merece la pena valorar, como la del pico Murcia (2.351 metros), el pico Tres Provincias (2.499 metros) o el pico Peña Prieta (2.539 metros).

Sea cual sea tu elección, has de saber que durante el invierno tienes que extremar la precaución, consultar las previsiones meteorológicas y llevar todo el material técnico necesario para coronar una cima con hielo y nieve. Recuerda que nos encontramos en alta montaña.

Rutas por la Montaña Palentina.
Rutas por la Montaña Palentina.

»Senda de la cascada del Mazobre


Dejamos los grandes picos para completar una ruta de senderismo apta para todos los públicos. De nuevo, nos encontramos en el interior del Parque Natural de Fuentes Carrionas y Fuente Cobre con el objetivo de descubrir la cascada más alta de la provincia de Palencia.

Cascada de Mazobre, qué ver en la Montaña Palentina
La cascada del Mazobre.

El parking de acceso se encuentra entre las poblaciones de Cardaño de Abajo y Cardaño de Arriba. Bajo mi punto de vista, uno de los puntos más espectaculares de toda la zona. La senda, perfectamente señalizada, cuenta con una extensión de 6 kilómetros (ida y vuelta) que se pueden completar en menos de 3 horas. La ruta de senderismo merece mucho la pena no sólo por la cascada. Siempre a la vera de arroyo Mazobre, caminaremos bajo la atenta mirada de un gran gigante. Y es que nos encontramos a los pies del pico Espigüete.

» La Senda del Oso


No, no me he confundido. No me estoy refieriendo a la famosa Senda del Oso asturiana. Palencia tiene la suya propia y bien chula. Un trazado circular de 12 kilómetros que se puede iniciar desde varios puntos: desde el parque de La Bárcena-Cervera de Pisuerga, desde la localidad de Arbejal o desde el Mirador de las Matas.

Senda del Oso, qué ver en la Montaña Palentina
Mirador en la Senda del Oso.

Lo mejor de esta ruta de senderismo es la diversidad de paisajes que nos ofrece. Bosques, praderas e impresionantes miradores naturales en la Peña del Oso y Peñas Negras, desde los que observar vistas panorámicas del Parque Natural y el embalse de Requejada. La ruta se encuentra perfectamente acondicionada, bien señalizada, cuenta con un desnivel de 270 metros y una duración aproximada de 4 horas. Ya lo ves, otra opción muy sencilla y gratificante.

» Aguilar de Campoo


Cabeza de comarca, pueblo galletero y de aroma dulce. Estamos ante el núcleo de población más grande que ver en la Montaña Palentina. Y no es poca cosa puesto que cuenta con un centro histórico nombrado Conjunto Histórico Artístico. A orillas del río Pisuerga, Aguilar nos ofrece un conjunto monumental digno de una parada sosegada.

Aguilar de Campoo en Palencia
Panorámica de Aguilar. Foto: Santiago López-Pastor

Los principales puntos de visita se concentran en en centro de la localidad. No te puedes perder la Plaza de España, la Colegiata de San Miguel, la Iglesia de Santa Cecilia, las ruinas del Castillo y las murallas y antiguas puertas de acceso. A las afueras, Aguilar esconde uno de sus mejores secretos, el Monasterio de Santa María La Real. Uno de los mejores ejemplos del Románico Palentino. ¡Imprescindible! Y también, como ya os adelanté, el hermoso entorno del embalse de Aguilar.

» Cervera de Pisuerga


Y hablando de grandes poblaciones que merece la pena conocer, Cervera de Pisuerga, además de ser un punto excelente de pernocta por ser el centro geográfico de la comarca, también cuenta con diversos atractivos y con la figura de protección de Conjunto Histórico Artístico.

Eremitorio de Cervera de Pisuerga.
Eremitorio de Cervera de Pisuerga. Foto: Wikipedia.

Podemos comenzar el itinerario en la Plaza Mayor y las calles aledañas admirando edificios porticados, casonas blasonadas y palacetes. El recorrido nos llevará hacia la Iglesia de Santa María del Castillo, la Ermita de la Cruz y la Ermita de San Cristobal. Pero si te apetece ver algo realmente diferente, te aconsejo acercarte hasta la Ermita Rupestre de San Vicente. Un buen ejemplo del profuso conjunto rupestre que existe tanto en el norte de la provincia de Palencia y Burgos, como en el sur de Cantabria.

» Covalagua y la Cueva de los Franceses


Mirador de Valcabado, rutas por la Montaña Palentina
Mirador de Valcabado.

Dentro de la comarca administrativa de la Montaña Palentina y del Geoparque Mundial de Las Loras, pero algo alejado del núcleo montañoso o lo que podríamos llamar la Comarca Natural, tenemos otro punto de visita imprescindible. Un terreno dominado por las formaciones kársticas en el que podemos disfrutar de varios atractivos muy cercanos entre sí.

La joya de la corona la tenemos bajo tierra. Se trata de la Cueva de los Franceses. Una auténtica catedral subterránea salpicada de bellísimas formaciones geológicas, fruto de la acción erosiva del agua durante millones de años. No muy lejos de allí el agua se precipita por otra obra de arte de la naturaleza, la cascada de Covalagua. Y para terminar con buen sabor de boca, nada mejor que asomarse a los abismos del mirador de Valcabado. Un balcón voladizo situado sobre sobre el hayedo de Monte Ahedo y con excelentes vistas al conjunto montañoso.

Cascada de Covalagua, rutas Montaña Palentina
La cascada de Covalagua.

» Monumento Natural de Las Tuerces


Lo mismo nos sucede con este espectacular paraje natural situado en las inmediaciones de Aguilar de Campoo y junto al pueblo de Villaescusa de las Torres. Al igual que Covalagua, este paisaje kárstico forma parte del Geoparque Mundial de Las Loras. ¿Has oído hablar alguna vez de la Ciudad Encantada de Cuenca? Pues Palencia tiene su propia ciudad de piedra, el llamado Monumento Natural de Las Tuerces.

Las Tuerces en la Montaña Palentina
Un imprescindible que ver en la Montaña Palentina.

En realidad, nos encontramos ante un gigantesco mar de esculturas de piedra. Los agentes erosivos de la naturaleza se han escargando de esculpir a lo largo de millones de años formas caprichosas y retorcidas, grandes agujeros, depresiones, cañones o gigantescas piedras que bien pueden parecer un hongo gigante o una mesa. Sólo hay que dejarse llevar por la imaginación.

Existen diversos senderos señalizados por el Monumento Natural. Aunque te advierto que es casi como introducirse en un gigantesco laberinto. Pero un laberinto de los divertidos, en el que no importa perderse. Como recomendación personal, os aconsejo visitar el paraje a la hora del atardecer. Visualizar el sol esconderse tras las cumbres de la Montaña Palentina es una experiencia inolvidable y un broche final inmejorable.

Atardecer en la Montaña Palentina.
Atardecer desde Las Tuerces.

¿Qué os ha parecido esta desconocida comarca de Castilla y León? ¿Conoces otros rincones o rutas que ver en la Montaña Palentina?. No lo dudes y déjalo en comentarios. Las sugerencias siempre son bienvenidas.

Más sobre Castilla y León

2 Comentarios

  1. Hola Rebeca,

    Gracias por tu blog. Me sirve de inspiración en mis viajes por el norte de España. Tengo una pregunta acerca del pico Peña Prieta. Lo puede escalar un niño de cinco años, acostumbrado a caminar? ¡Muchas gracias!

    • Buenas tardes Ágata,

      Qué alegría poder servirte de inspiración. Respecto a lo que me comentas… no me veo capaz de darte una respuesta. Cada niño y cada padre es un mundo. Obviamente, debes recordar que estamos hablando de alta montaña y que la ruta al Peña Pietra tiene más de 1000 metros de desnivel y en invierno aumenta la dificultad. Yo diría que es muy pequeño, pero sólo un padre sabe de lo que es o no capaz de hacer su hijo. Siento no poder decirte más. Me parece algo muy delicado y personal.

      Un saludo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.