¿Preparado para enamorarte sin remedio? Hoy te traigo una recopilación maravillosa, 17 lugares imprescindibles que ver en Huesca provincia. Un territorio surcado por desiertos y altas montañas, por impresionantes cañones y un patrimonio cultural que traspasa fronteras. Por muchas veces que repitas, la provincia de Huesca nunca decepciona ¡prometido!

Qué ver en Huesca provincia
Paisajes de alta montaña en Huesca.

Después de reunir algunos de los rincones más bonitos y desconocidos los rincones más bonitos y desconocidos que ver en Aragón, tocaba escribir sobre una de mis provincias favoritas. Soy plenamente consciente. Aún me queda muchísimo por conocer en la provincia oscense. De hecho, buena parte de estos destinos se encuentran en el norte y dentro de la cordillera de Los Pirineos. Así que, por supuesto, toda sugerencia siempre será más que bienvenida.

17 rincones súper bonitos que ver en la provincia de Huesca


Aviso a navegantes. Todos y cada uno de los lugares que componen la lista merecen la pena. Así que te recomiendo quedarte hasta el final y consultar el mapa de localización. Una herramienta de gran ayuda para organizar una escapada o un gran viaje por Huesca.

1 Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido


Fue mi primer contacto prolongado con la cordillera pirenaica hace ya unos cuantos años. Algo así como la chispa que fraguó mi amor eterno hacia la zona. Ordesa desprende magia. Desde el fondo del valle y su impresionante circo glaciar entre cascadas y río saltarines, hasta las grandes cumbres que superan holgadamente los 3000 metros de altura.

Valle de Ordesa, los mejores lugares que ver en Huesca provincia
Senderismo en el Valle de Ordesa.

Aunque la zona más famosa es la del propio Valle de Ordesa, el Parque Nacional está formado también por otros tres sectores: Escuaín, Pineta y Añisclo. Como ves, estamos ante un territorio muy extenso y plagado de atractivos turísticos que merece dedicarle por lo menos 3 o 4 días completos. Aún así te quedarás corto. Lo ideal para recorrer lo más importante de todo el Parque Nacional sería una semana completa.

Entre todas las rutas disponibles, muy recomendable hacer una de las más populares de la zona, la que recorre todo el fondo del Valle de Ordesa hasta la Cascada Cola de Caballo. También super bonita la ruta a la Cascada de Cotatuero o el Cañón de Añisclo en sus diversas opciones.

Por supuesto, los alrededores del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido nos ofrece también la posibilidad de visitar un montón de pueblos tan bonitos como Torla, Broto, Oto, Boltaña y Aínsa, entre otros. Y esto simplemente por hacer un resumen muy muy pequeño.

MÁS INFO SOBRE EL VALLE DE ORDESA

Se trata de una zona bastante amplia y con muchas posibilidades en cuanto a alojamiento. Si me permites una recomendación sencilla pero bien situada, el Hotel Las Nieves en Linás de Broto es una magnífica opción. Para disfrutar de vistas increíbles y un lugar con muchísimo encanto te recomiendo el Balcón del Pirineo en Buesa.

Puedes ampliar información rutas, pueblos maravillosos, alojamientos y otros datos prácticos en los siguientes artículos:

2 Cascada del Sorrosal


vista general de la cascada del Sorrosal en Broto
La cascada del Sorrosal.

¿Alguien ha hablado de Broto sin mencionar la Cascada del Sorrosal? ¡Pecado mortal! No podía dejar de destacar la que para mi es una de las cascadas más bonitas de España. Un maravilloso salto de agua súper accesible (apenas unos 10 minutos desde el aparcamiento y cerca del centro urbano de Broto) y con una impresionante caída de 80 metros.

Obviamente, después de lluvias copiosas, en primavera y durante el deshielo, la Cascada del Sorrosal lucirá más impresionante.

3 Valle de Bujaruelo


Bujaruelo, Un imprescindible que ver en la provincia de Huesca.
Un imprescindible que ver en la provincia de Huesca.

Es curioso como, muchas veces, este valle pasa desapercibido y eclipsado por su vecino Valle de Ordesa. Pero te lo advierto, no tiene absolutamente nada que envidiarle. El acceso lo tenemos desde el mismo pueblo de Torla, una pista sin asfaltar pero en buen estado que finaliza en un lugar impresionante: el puente medieval de San Nicolás de Bujaruelo.

Aquí se viene a caminar y no será por opciones. Una de las mejores es la ruta del Valle de Ordiso (con inicio en el aparcamiento junto al puente). Otra de las más chulas es el sendero que va del puente de los Navarros en Torla al puente de Bujaruelo. Ambas son sencillas y nos ofrecen una belleza paisjística de escándalo.

4 Ibón de Plan


Ibón de Plan en los Pirineos aragoneses
El maravilloso Ibón de Plan.

Famoso y muy visitado, a veces demasiado. Sin embargo, hay que decirlo: es uno de los rincones más bonitos que ver en la provincia de Huesca y también de los más accesibles. Estamos hablando de un lago de alta montaña y origen glaciar que roza los 2000 metros de altura y que, gracias a una pista transitable de 14 kilómetros desde la localidad de Saravillo, llegar hasta los pies de esta maravilla de la naturaleza sólo nos llevará 20 minutos a pie.

5 Aínsa


casco antiguo de Aínsa
Un pueblo de visita obligada en Huesca provincia.

Tampoco cabe la menor duda. Estamos ante uno de los pueblos más bonitos de Huesca y me atrevería a decir que de toda España. Un núcleo histórico medieval que parece haberse quedado anclado en el tiempo. Piedra, teja, calles empedradas, flores e impresionantes monumentos como el Castillo o la Iglesia de Santa María de Aínsa. Y todo con un estilo gótico medieval plasmado en cada una de sus impresionantes casonas.

MÁS INFO SOBRE AÍNSA

Debido a su situación privilegiada, Aínsa también representa un punto de partida excelente para visitar cualquiera de los sectores del Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido. De hecho, cuenta con muchísimos recursos turísticos y gran variedad de alojamientos. Una magnífica opción por su buena relación calidad/precio es el Hostal Dos Ríos.

Aquí tienes algunas de las excursiones más chulas tomando Aínsa como punto de partida:

6 Jaca y el Valle del Aragón


Ciudadela de Jaca, qué ver en la provincia de Huesca
La Ciudadela de Jaca.

Desde las torres almenadas de la imponente Ciudadela de Jaca hasta las pistas de esquí de las míticas estaciones de Astún y Candanchú. El objetivo no es otro que el de seguir el curso del río Aragón y descubrir grandes maravillas como el Mirador de Aratorés, la Cueva de las Güixas, las preciosas localidades de Borao y Aisa, y la impresionante Estación Internacional de Canfranc. 

Pero, bajo mi punto de vista, lo mejor está en las alturas. Más allá del disfrute reservado a los amantes del esquí, esta zona ofrece la posibilidad de hacer rutas de senderismo tan bonitas como la de los Lagos de Ayous desde Astún (comienza en Huesca pero se adentra en suelo francés), la ruta de ascenso al Pico Aspe o la sencilla ruta del Puerto de Aisa. Los paisajes son idílicos.

7 Monasterio de San Juan de la Peña


El claustro románico del Monasterio de  San Juan de la Peña.
El claustro románico de San Juan de la Peña.

Se trata de uno de mis descubrimientos más recientes en suelo oscense. Un monumento capaz de atraer y maravillar a partes iguales. Un maravilloso lugar situado en las cercanías de Jaca que se ha convertido por méritos propios en uno de los lugares más populares que visitar en la provincia de Huesca. A mi personalmente me dejó fascinada.

Este maravilloso monasterio adosado a la roca y en un entorno natural envidiable, el Monte Oroel, llegó a ser uno de los más importantes de Aragón. De hecho en su interior podemos encontrar el Panteón Real con numerosas tumbas de monarcas. Pero lo más impresionante y por lo que merece la pena el desplazamiento es el claustro románico. No lo puedo explicar con palabras, tienes que ir a descubrirlo en primera persona.

8 Ansó y Hecho


¿Nos adentramos en el Parque Natural de los Valles Occidentales? Seguimos en Pirineos pero ya muy cerca del límite con la Comunidad Navarra. El objetivo es descubrir dos valles aún bastante desconocidos, dos verdaderas joyas de la naturaleza, se trata de los valles de Ansó y Hecho.

Cada uno tiene su magia. Ansó nos recibe entre callejuelas empedradas y un trazado medieval que enamora al primer instante. Tanto como los bellísimos bosques de Gamueta y los parajes naturales que nos regala la carretera panorámica que nos conduce desde el pueblo hacia el Refugio de Linza.

Arquitectura tradicional en Ansó, Huesca.
Arquitectura tradicional en Ansó.

Ídem prodríamos decir de la bellísima localidad de Hecho, también del espectacular Monasterio de San Pedro de Siresa, de la Selva de Oza que en otoño luce unos colores de auténtica locura y de un paraje súper especial que se merece un punto y a parte, el Valle de Aguas Tuertas.

9 Valle de Aguas Tuertas


Meandros en el Valle de Aguas Tuertas, provincia de Huesca
Meandros en el Valle de Aguas Tuertas.

Más allá de la Selva de Oza y en lo más profundo de los Valles Occidentales, salimos al encuentro de un espacio natural tan hermoso y especial que se merecía su propio hueco en esta lista de imprescindibles que ver en Huesca. Para mi fue casi como volver a Islandia. Esos caballos pastando en libertad, esos colores, la forma de las montañas… Es difícil de explicar. Este lugar tiene algo mágico.

Estamos ante una inmensa pradera donde un caprichoso río Aragón Subordán vierte sus aguas entre meandros y vueltas sinfín y donde un dólmen milenario se erige como eterno vigía del valle. La ruta al Valle de Aguas Tuertas, muy sencilla y cómoda, se puede redondear con la subida al Ibón de Estanés. Otro lugar de estos capaces de agotar la batería de tu cámara de fotos en solo unos minutos.

10 Benasque y el Parque Natural Possets Maladeta


Anciles y el Valle de Benasque
El bello pueblo de Anciles.

Seguimos en Los Pirineos para conocer otro de esos lugares emblemáticos cuya fama está más que justificada. El Valle de Benasque y el Parque Natural Possets Maladeta conforman un rincón de ensueño. Uno de esos lugares soñados por amantes de la montaña y la naturaleza salvaje. Un territorio en el que conviven expertos montañeros con senderistas o, simplemente, turistas con ganas de disfrutar de su patrimonio arquitectónico.

Entre los imprescindibles te recomiendo recorrer las callejuelas de los pueblos más bonitos de la zona como el propio Benasque, Cerler, Anciles o Eriste. Y si hablamos de rutas de senderismo tenemos las míticas subidas al Aneto o al Posstes para expertos, u otras más sencillas como la de los Ibones de Villamuerta, el Valle de Vallibierna o la del Forau de Aiguallut de la que voy a ampliar información a continuación. De verdad, los paisajes son para morir de amor.

MÁS INFO SOBRE BENASQUE

Ha quedado claro que estoy completamente enamorada del Valle de Benasque ¿no? También habrá quedado claro que necesitarás varios días para descubrir la zona en profundidad ¿verdad?. Pues entonces no te lo pienses más y reserva tu estancia en el precioso Hotel Ciria

Si estás planeando una escapada por la zona y necesitas más información, no te pierdas mi post sobre los mejores lugares qué ver en Benasque.

11 Cascada de Aigualluts


Cascada de Aigualluts, que visitar en la provincia de Huesca
Aigualluts y el Pico Aneto.

¡Alucinante! Esta cascada situada dentro del Parque Natural Possets Maladeta lo tiene todo. Un torrente impresionante de agua en un entorno natural alucinante y bajo la atenta mirada del gran gigante, el Pico Aneto, el más alto de toda la cordillera pirenaica. De verdad, es uno de los lugares más bonitos y accesibles que puedes visitar por la zona.

Además y como dato curioso, tan sólo unos metros más allá de la cascada, lo que era un torrente de agua furioso se convierte en una gran poza cristalina que desaparece (literalmente) bajo la roca. Es lo que se conoce como el Forau de Aiguallut. 

12 Los Mallos de Riglos


Ruta Mallos de Riglos, el Camino del Cielo.
Los Mallos de Riglos.

Un lugar mítico, espectacular e inigualable. He tenido la suerte de explorarlo a fondo en una ocasión y en otras tantas otear el perfil inconfundible de estas gigantescas moles en la distancia. Lo tengo claro. Es un espectáculo sin igual y volvería con los ojos cerrados.

Los Mallos de Riglos son, en realidad, un conjunto de impresionantes formaciones geológicas verticales que alcanzan los 275 metros de altura. Un paraíso para escaladores pero también para senderistas o simples amantes de la naturaleza. Si quieres disfrutar de las mejores vistas, te aconsejo hacer la ruta circular llamada ‘El camino del cielo’.

13 El Castillo de Loarre


Qué ver en Huesca provincia: el castillo de Loarre
El impresionante Castillo de Loarre.

¡De cuento de princesas! Ya era hora de continuar hablando del profuso patrominio artístico que podemos encontrar en la provincia de Huesca. Y lo hacemos con uno de los castillos más bonitos no sólo de la provincia sino de la Comunidad de Aragón y de toda España.

El Castillo de Loarre se erige desde el siglo XI sobre una gran roca que le permite dominar todo el territorio circundante, la Hoya de Huesca. Una construcción defensiva en magnífico estado de conservación que, en sus inicios, también cumplió funciones de Palacio Real y monasterio.

14 Alquézar y los cañones del Guara


Parque Natural Cañones de Guara, en la provincia de Huesca
Aguas turquesa en el Parque Natural de Guara.

Hace ya unos años que el Parque Natural Cañones de Guara pasó a ser uno de mis lugares favoritos de Huesca y aún no ha sido desbancado. Nos encontramos en territorio de transición, en el llamado Prepirineo aragonés. Un espacio cuajado de profundos barrancos y surcado por ríos de color esmeralda, a veces calmados y otras salvajes. Un verdadero paraíso natural.

Obviamente, al tratarse de una zona extensa, se necesitan varios días para poder descubrir todo lo que Guara ofrece al visitante. Aquí te dejo un pequeño resumen con los puntos más destacados como son el pueblo de Alquézar, las Pasarelas del Vero, el Salto de Bierge, Rodellar, el Cañón del río Mascún, el Puente de Pedruel o el Embalse de Vadiello.

MÁS INFO SOBRE LA SIERRA DE GUARA

¿Quieres descubrir esta maravillosa zona a fondo? No lo dudes y dedícale como mínimo 2 o 3 días completos. Una buena opción de alojamiento la tenemos en la Casa Jabonero situada en el propio pueblo de Alquézar. Buenos precios, buena situación y desayuno incluido. 

Además y para que no te pierdas nada, te dejo varios post con más información sobre rutas y otros lugares de uno de los rincones más bonitos que ver en Huesca provincia:

15 La Muralla China de Huesca


La Muralla China de Guara.
La muralla de roca natural en Finestres.

Un paraje sumido en el olvido que, en los últimos años, está recuperando un protagonismo más que merecido. Seguimos en el llamado Prepirineo y justo en el límite con Cataluña. Vamos a explorar un extremo del embalse de Canelles junto al pueblo abandonado de Finestres.

Además de la belleza desoladora de este conjunto de casas derruidas, en este punto se produce un fenómeno geológico super llamativo: dos estratos rocosos paralelos y verticales cuya forma se asemeja a la de una muralla natural. Es la llamada Muralla China de Finestres, o lo que es lo mismo los Roques de la Vila. El acceso en coche hasta el pueblo sólo se puede hacer en 4×4 pero también tenemos la opción de llegar a pie o en bicicleta.

16 Desierto de los Monegros


Qué ver en Aragón: los Monegros
El espectacular desierto de los Monegros.

Compartido entre Huesca y Zaragoza, el Desierto de los Monegros es uno de mis últimos descubrimientos. Un sorprendente desierto que, más allá de albergar aquel famoso festival de electrónica, nos regala un paisaje frágil y de una belleza y colorido inusitados.

Y es precisamente en la zona que se interna por el sur de la provincia de Huesca, en concreto en la llamada Ruta de Jubierre, en la que podemos observar curiosas formaciones geológicas, producto de la erosión durante millones de años, y que, en cierto modo, tienen bastante parecido al famoso desierto de las Bardenas Reales. Parecido razonable o no, te aseguro que merece mucho la pena explorar un lugar que aún se encuentra entre los rincones más desconocidos de Huesca.

17 Huesca ciudad


¡No conozco la ciudad de Huesca! Lo prometo, esto tengo que remediarlo y cuanto antes. Aún así me ha parecido importante incluirla dentro del artículo. Me han chivado que, entre otros lugares, no te puedes perder su magnífica Catedral de estilo gótico y renacentista, el Monasterio de Pedro el Viejo, la plaza López de Allué y la preciosa plaza de la Universidad. Una ciudad pequeña y muy manejable.

EXCURSIONES DESDE HUESCA CIUDAD

Tanto si vas a visitar la ciudad de Huesca y te apetece hacer alguna excursión por los alrededores, como si no tienes tu propio medio de locomoción y te apetece conocer un pedacito de la provincia, estas excursiones te pueden resultar realmente interesantes:


Como siempre, finalizo con un recurso que os puede servir de gran ayuda, el mapa de localización en google maps de todos los puntos tratados a lo largo del artículo. Recuerda que puedes decargártelo en tu aplicación móvil. Una manera genial de poder unir tus lugares favoritos y organizar itinerarios más extensos.

Ni que decir tiene que faltan muchos lugares que también merecían entrar en esta lista de imprescindibles que ver en Huesca provincia. Algunos porque aún no he tenido la gran suerte de conocerlos en profundidad como el Valle de Pineta o el Valle de Tena en Pirineos, y otros por puro desconocimiento como el Castillo de Monzón. ¿Me ayudas a completar la lista?

Más artículos sobre la provincia de Huesca

Para finalizar, siempre pongo links extra hacia fuentes oficiales y, esta vez, con más razón. Y es que la página web de Turismo de Huesca ‘Huesca la magia’ me parece una gozada.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.