Alquézar y las pasarelas del Vero, salto de Alquézar

¡Senderismo acuático! Como lo estás leyendo. Es un concepto de turismo que no entraba en mis planes pero me dejó con ganas de más. El plan del día era disfrutar de un pueblo precioso y de la naturaleza que rodea Alquézar y las pasarelas del Vero. Es el plato fuerte de la Sierra de Guara y no me extraña porque este rinconcito de Huesca esconde uno de los mayores tesoros de la provincia oscense.

Qué ver en Alquézar

Si no te apetece ruta de senderismo, Alquézar por sí sólo te va a ofrecer un fantástico día de turismo rural. En un enclave realmente privilegiado, esta villa medieval reúne un conjunto histórico-artístico muy completo que nos transporta al pasado en cada una de sus callejuelas.

El coche hay que dejarlo en el parking habilitado a las afueras de la localidad. Pero no te preocupes porque el paseo hasta el centro es un mirador en sí mismo. Un paisaje escarpado que resalta la belleza del conjunto urbano y que permite la práctica de todo tipo de deportes de aventura, especialmente el barranquismo.

vista panorámica de Álquezar

Adentrarse por las estrechas calles de Alquézar es introducirnos en su arquitectura medieval. Un buen punto de inicio puede ser la impresionante Colegiata de Santa María la Mayor, antaño fortaleza islámica y en la que ahora se puede visitar la iglesia, el claustro y un pequeño museo. Está ubicada en el punto más alto del pueblo y la rodea una robusta muralla defensiva y pequeños miradores hacia el cañón del río Vero.

Alquézar y su Colegiata de Santa María La Mayor

Para continuar la visita yo te aconsejo dejarte llevar y recorrer cada rincón sin prisas. Eso sí, no te olvides de pasar por la Plaza Mayor porticada. Una auténtica maravilla medieval, muy chiquitita y perfectamente conservada.

Plaza Mayor porticada de Alquézar

CONSEJO. Casi por causalidad decidí entrar en el bar Villacantal para apaciguar mi sed con una cerveza fresquita. Menuda sorpresa me llevé cuando vi la increíble terraza con vistas que habían montado en el interior. Es un lugar para relajarse, conversar y descansar. 100% recomendable. Se encuentra situado en la Plaza Mayor.

Ruta Alquézar y las pasarelas del Vero 

Si el pueblo es bonito, la ruta de senderismo que os presento a continuación no lo es menos. Yo no me marcharía de la localidad sin adentrarme por este paraje esculpido por el río Vero porque es realmente imprescindible. La caminata que hice es muy corta y, salvo el tramo final, muy asequible. Pero existe la posibilidad de reducirla a la mitad. Veamos.

  • Acceso: la ruta se inicia en el centro histórico de Alquézar, muy cerca de la Plaza Mayor (hay carteles indicativos)
  • Recorrido: circular
  • Dificultad: baja
  • Bien señalizada 
  • Longitud: 5 kilómetros
  • Tiempo estimado:  2 horas (muy variables debido a la gran cantidad de paradas que vais a hacer)
  • Desnivel: 230 metros de ascenso
  • Material imprescindible: calzado cómodo para andar y escarpines para realizar el tramo acuático

Comenzamos la ruta en las inmediaciones de la Plaza Mayor. Está señalizada con un cartel que nos guiará hasta las pasarelas del Vero indicado con las siglas S-4. El camino comienza en suave descenso entre escaleras y las primeras pasarelas encajonadas en la Peña Castibián. Un recorrido sombrío que en pocos minutos nos acercan al río Vero.

Alquézar y las pasarelas del Vero

Acabado el descenso nos encontramos con un desvío. Hacia la izquierda sale un sendero hacia la cueva de Picamartillo, pasamos de largo puesto que más tarde vamos a la volver al mismo punto. Debéis coger el desvío de la derecha y continuar por las pasarelas. Encaramada a la roca la estructura metálica salva el último tramo del cañón del río Vero. Finalizamos este parte del camino con la llegada a una pequeña presa que forma un salto de agua y una piscina de color azul turquesa muy tentadora para el baño.

Pasarelas en el cañón del Veroaguas turquesa en el Cañón del Río VeroSalto del Alquézar y pasarelas del Vero

Si seguimos el sendero estaremos escogiendo el camino corto que nos llevará en pocos kilómetros de nuevo hasta el centro de Álquezar. Es una buena opción si dispones de poquito tiempo, pero a mi aún me queda mucha ruta por disfrutar.

Para seguir con la opción más larga debemos volver sobre nuestros pasos y dirigirnos, ahora sí, hacia la cueva de Picamartillo, excavada durante años de erosión. Unas cuantas foticos y ha llegado el momento de cambiarnos de calzado. Cuando he dicho al comienzo que íbamos a hacer senderismo acuático quería decir exactamente eso. Vamos a remontar un tramo del río Vero a través del propio cauce. Nuestros escarpines entran en juego.

cueva de Picamartillo excavada por el río Verosenderismo acuático en el río Vero, Huesca

Desde la cueva comenzamos a remontar las aguas increíblemente transparentes del río, siempre rodeados por las paredes verticales del cañón. Durante unos 30 minutos caminaremos bien fresquitos con el agua nunca más arriba de las rodillas y dejando en el camino preciosas pozas aptas para el baño. Hay algunos tramos donde se puede abandonar el agua y seguir un estrecho sendero paralelo al río.

senderismo acuático en Alquézar y el cañón del río Veropozas en el cañón del río Vero

Nuestra caminata acuática finaliza con la hermosa vista del puente de Villacantal. Es una construcción medieval de dos ojos que presenta un ángulo un tanto inusual. Es de extrema belleza observar un puente de estas características en un terreno tan inaccesible. El lugar es ideal para tomarse un respiro. Y eso fue lo que yo hice, aproveché para comer y tomarme un merecido baño. Este es quizás el mejor lugar para probar las gélidas aguas del Vero de toda la ruta. Está repleto de preciosas pozas y se respira una tranquilidad inigualable. Es justo el tramo final del descenso deportivo del Barranco del Vero.

puente de Villacantal del río Veropozas y badinas en el cañón del Río Vero

Ya queda poco para finalizar la ruta y lo haremos con un esforzado ascenso hasta el Collado de San Lucas. Las vistas del cañón desde las alturas bien merecen el esfuerzo. Estamos ya finalizando y lo haremos con un descenso que nos llevará directos de nuevo hasta la Plaza Mayor de Alquézar.

vistas panorámicas cañón del Río Vero a su paso por Alquézarsenderismo en Alquézar, cañón del río Vero

Aquí acaba una jornada por Alquézar y las pasarelas del Vero de lo más completa. ¿Os habéis quedado con las ganas? Yo tengo el gusanillo de repetir sólo con recordarlo.

Más sobre la Sierra de Guara

Más sobre Huesca

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.