Si tienes pensado visitar el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido en los Pirineos aragoneses no puedes perderte su ruta a pie más espectacular: la cascada Cola de Caballo. Apto para todos los públicos, este sendero te transportará por una sucesión de maravillas naturales en el corazón del valle de Ordesa.

senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(11)

La ruta comienza en la pradera de Ordesa. Si viajas fuera de la temporada alta podrás acceder al aparcamiento de la pradera con tu propio coche pero en épocas de temporada alta sólo se puede llegar a través de un autobús que sale desde la pequeña localidad de Torla. No te preocupes porque aunque es un ruta muy popular no te quedarás sin plaza, cada 15 o 20 minutos aproximadamente tendrás un autobús para subir. El precio del billete es de 4,5 euros ida y vuelta.

Una vez en el punto de partida tienes dos opciones. Puedes elegir la opción más popular: realizar el ascenso y el descenso de vuelta por el sendero GR-11 que discurre entre bosques por el fondo del valle de Ordesa. Se trata de un camino de unos 17 kilómetros ida y vuelta, muy cómodo, perfectamente señalizado y sencillo para todas las edades. Eso sí, en época estival está súper transitado así que mucha paciencia.

Pero lo que yo te propongo es una ruta circular. Se trata de realizar el ascenso a la cascada Cola de Caballo por la Senda de los Cazadores, un vertiginoso camino que os llevará muy alto para disfrutar de las mejores vistas sobre el valle. El regreso se hace por la pista que corresponde al GR-11. Observarás el valle de Ordesa desde todas las perspectivas. Sin miedo, es un sendero técnicamente sencillo pero extenso. Para llegar al paraíso hay que sufrir un poquito por lo que yo te recomiendo que no lo dudes y que escojas este precioso camino.

Datos prácticos

  • Recorrido: circular
  • Dificultad: baja
  • Bien señalizada
  • Longitud: 22 kilómetros 
  • Tiempo estimado: 8 h 30′ (con muchísimas paradas para hacer fotos y para comer)

A poquitos metros del parking de Ordesa debes estar muy atento puesto que hay que escoger el primer desvío que nos surge a la derecha indicado con un cartel hacia la Senda de los Cazadores. Este es el tramo más duro, en apenas un tramo de dos kilómetros tenemos que salvar un ascenso de 650 metros de desnivel. El sendero zigzaguea  por un profundo y sombrío bosque que apenas te deja vislumbrar el ascenso que estás realizando.

senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(22) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(1)

Pero todo esfuerzo tiene su recompensa y es que el final de esta agotadora subida, tras desviarnos de nuevo hacia la Faja de Pelay, nos lleva al espectacular mirador de Calcilarruego, situado en la cota máxima de nuestro camino a 1950 metros de altura. Las vistas son impresionantes sobre todo el valle y algunos de los picos más famosos de la zona. Las fotos desmerecen la magnitud de este paisaje.

senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(6) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(3) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(5)

A partir de aquí, el sendero discurre por la llamada Faja de Pelay: llano, en ocasiones con un suave descenso y con unas vistas impresionantes. Un camino sin ninguna dificultad que permite disfrutar de todo el recorrido desde las alturas. Cuando estés abajo y lo veas te costará creer que allí arriba haya un camino tan idílico y sencillo desde el que otear todo el panorama.

senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(7) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(4)

A medida que vamos sumando kilómetros, perdemos altura y nos acercamos al imponente circo del Soaso, que desemboca en nuestro destino final: la cascada Cola de Caballo flanqueada por el pico Monte Perdido (3.355 metros). Verdes praderas, vacas pastando y un precioso salto de agua nos esperan al final del recorrido. Este es el momento en el que nuestro camino se une al sendero GR-11 por el que iniciaremos la vuelta. Pero es un buen momento para tomarse un descanso, disfrutar de la naturaleza y parar para comer.

senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(8) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(12) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(11)

El regreso continúa por el fondo del valle sin perder de vista en ningún momento el cauce del río Arazas. El camino, en ocasiones convertido en una ancha pista por la que circulan centenares de turistas, no presenta ninguna dificultad. Después de unas cuantas horas de ruta se agradece caminar en continuo descenso hasta la pradera de Ordesa.

Tras dejar atrás la cascada nos adentramos en el circo del Soaso que ya hemos podido admirar a vista de pájaro. Personalmente este fue uno de los paisajes que más me impresionó. Caminar por la inmensidad de este circo, con el río a tu izquierda y altísimas paredes verticales a cada lado…es imposible explicarlo. A mi me encantó.

senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(9) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(10)

Poco a poco el valle se cierra en torno al río para ofrecernos un espectáculo de agua y naturaleza. Todo comienza con las Gradas del Soaso. Hay que tomarte tu tiempo para contemplar esta sucesión de pequeñas cascadas que se escalonan de forma perfecta. Un capricho de la naturaleza.

senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(17) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(19) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(14)

Más adelante y tras internarnos por un espeso bosque de hayas, les toca el turno a las cascadas de la Cueva y del Estrecho. Para verlas en todo su esplendor hay que coger un desvío que sale a nuestra izquierda que nos lleva a sendos miradores y desemboca de nuevo en el camino principal. Son dos impresionantes y altas cascadas que muestran la fuerza y la belleza del Río Arazas en todo su esplendor. Verlas en época de deshielo debe de ser impresionante.

senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(20) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(18) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(21)

La senda aún nos tiene preparada otra sorpresa. Antes de llegar a nuestro destino se encuentra la cascada de Arripas. Se trata de otro bonito chorro para hacer un alto en el camino. Por desgracia, antes de llegar me equivoqué de camino al cruzar el puente de Arripas y no pude verla. Cruzar este puente es otra opción a considerar para volver a la pradera, sobre todo para aquellos que suben por este mismo camino. Para los que el ascenso lo han realizado por la Senda de los Cazadores les recomiendo seguir recto, disfrutar de la cascada de Arripas y finalizar esta gran caminata con un merecido descanso en la Pradera de Ordesa.

senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(15) senda-de-los-cazadores-valle-de-ordesa-(23)

En este punto dispones de servicios públicos, bar, restaurante y hasta tienda de recuerdos. Y agotada la tarjeta de memoria de la cámara toca coger el autobús de vuelta a Torla y descansar. Porque más de 8 horas andando, son muchas horas.

Te dejo la ubicación del punto exacto desde el que salen los autobuses desde Torla a la Pradera de Ordesa.

Más sobre Ordesa

Más sobre Pirineos

Más sobre Huesca

 

3 Comentarios

  1. El paisaje ,maravilloso,quisiera ir pero no se como soy mayor y me gustaria que fuese con un grupo de una agencia . Podrian ponerse en contacto conmigo,gracias.

    • Hola Pepa,
      Estoy segura de que tiene que haber viajes organizados a la zona. Lo mejor es que preguntes en alguna agencia. Yo no te puedo ayudar más.

      Un saludo y espero que lo consigas

  2. Valle de Ordesa. Localidad de Torla-Ordesa: Horario: de 09 a 14 y de 16.15 a 19. De lunes a domingo. Ubicación: Avda. Ordesa, s/n. Travesía de la localidad, parking principal. Teléfono: 974 486 472. Esta es la informacion del parque. Son gente muy simpatica que seguro le pueden ayudar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.