El artículo de hoy va de lugares sorprendentes, de rincones que permanecen lejos del turismo de masas, de accidentes geológicos que ni la mano del mejor artista hubiese sido capaz de crear. Así es la madre naturaleza. No sé tu, pero yo nunca dejo de sorprenderme. Por ello, os he preparado un recorrido por algunos de los secretos mejor guardados que ver en Aragón.

Qué ver en Aragón: los Monegros
El espectacular desierto de los Monegros.

Desde desiertos de mil colores hasta paisajes montañosos y lagos glaciares de ensueño. Aragón nos ofrece una variedad de paisajes y ecosistemas como pocas comunidades en España. Una región a la que escaparse en cualquier época del año y que aún guarda muchos rincones completamente desconocidos. ¿Te vienes a conocerlos?

15 lugares sorprendentes que ver en Aragón



A priori, podría parecer una lista aleatoria. Un conjunto de lugares que carecen de un nexo de unión lógico. Sin embargo, el propósito de hoy es recorrer la comunidad aragonesa a través de su propia historia, a través de los lugares más significativos y espectaculares de su evolución geológica.

Turismo geológico con Qeteo

Antes de comenzar esta lista (que estoy segura que os va a encantar), quería contaros que jamás hubiese descubierto gran parte de estos lugares sin la ayuda de los chicos de Qeteo. Se trata de una empresa joven que ofrece experiencias de geoturismo en la comunidad de Aragón. Una forma diferente de descubrir los rincones naturales más alucinantes de la región.

Desierto de los Monegros


Uno de los grandes olvidados de Aragón. Apenas había escuchado hablar sobre este lugar más allá de los ecos de un festival veraniego que poco ha ayudado a difundir una buena imagen de la zona. Y lo que me encontré superó con creces mis expectativas. Los Monegros es en realidad una comarca aragonesa cuyo territorio se reparte entre las provincias de Huesca y Zaragoza, justo en la depresión del Valle del Ebro.

Desierto de los Monegros, que ver en Aragón
Paisajes en el desierto de los Monegros.

El clima semi-desértico, la naturaleza endeble de los materiales y la acción de los elementos durante millones de años han creado un conjunto de relieves, colores y formas geológicas increíbles. Seguro que has oido hablar del desierto de las Bardenas Reales en Navarra. A nivel paisajístico, te aseguro que los Monegros no tiene nada que envidiarle.

Es uno de los secretos mejor guardados de la comunidad. Tanto que si no lo visitamos con las ideas muy claras y buenas indicaciones, se torna en un rompecabezas difícil de descifrar. La señalización es muy escasa. Una buena opción para alucinar con los paisajes que nos ofrece es realizar la ruta de Jubierre, la más visual de Monegros. Allí será donde te encuentres con unas formaciones geológicas súper características de la zona, los tozales, y donde los tonos ocres y rojizos alcanzan su máxima intensidad.

Desierto de los Monegros en Aragón
Un imprescindible que ver en Aragón.

Para realizar la ruta debemos recorrer una carretera sin asfaltar apta para turismos. En el mapa de localización que te dejaré al final del artículo encontrarás señalados algunos puntos de visita imprescindible por esta zona.

Saladas de Sástago y Bujaraloz


Volvemos a internarnos en paisajes semidesérticos y, de nuevo, dentro de la depresión del Valle del Ebro, entre las comarcas de la Ribera Baja del Ebro y los Monegros. Pero, esta vez, el objetivo son un conjunto de lagunas saladas. De hecho, dicen que es el conjunto de lagunas saladas más extenso de Europa. Como nos gusta poner etiquetas a todo ¿verdad?.

Saladas de Sástago y Bujaraloz.
Imagen de la Salada de la Playa.

Estamos ante un paisaje dominado por lluvias escasas y temperaturas extremas. Un accidente geológico conformado por lagos estacionales y de escasa profundidad cuyo origen lo encontramos en los diferentes procesos de erosión, la acción del viento y la disolución de materiales durante millones de años.

Salinas hay muchísimas por toda la zona, de menor o mayor tamaño. Pero mi visita se centró en la Salada de la Playa, la más extensa de todas ellas y con mayor presencia de agua. Se puede llegar en coche hasta el aparcamiento y recorrerla por los caminos habilitados. Como puedes comprobar, durante los meses estivales pierde la capa de agua que la recubre en otras épocas del año. De esta forma, podremos disfrutar de una grandísima extensión blanquecina dominada por la sequía y pequeños cristales de sal. ¡Perfecta para jugar con las perspectivas!

Saladas en Zaragoza, qué ver en Aragón
Cristales de sal en las Saladas.

Si quieres visitar en profundidad las saladas, te aconsejo descargarte este folleto con información ampliada. Es, como mínimo, sorprendente.

Galachos de Juslibol


El río Ebro está siendo el gran protagonista de la primera parte de este completo artículo sobre lugares sorprendentes que ver en Aragón o, al menos, los paisajes que ha creado la cuenca de este gran río debido a su acción erosiva. Esta vez, nos quedamos en Zaragoza y a pocos minutos de la capital. El objetivo es descubrir un paisaje que suele pasar desapercibido para la mayoría de visitantes. Se trata de los Galachos de Juslibol. Un palabro que identifica al espacio natural ocupado por un meandro abandonado.

Galachos de Juslibol en Zaragoza
Un bonito paisaje a poca distancia de Zaragoza.

El acceso se encuentra dentro de la misma localidad de Juslibol. Tras aparcar el vehículo en el parking habilitado sólo hay que seguir una pista sin asfaltar, ideal para recorrer tanto a pie como en bicicleta. En pocos minutos habremos llegado hasta el Centro de Visitantes. A partir de ahí, tenemos una red de senderos perfecta para disfrutar de este paraje natural desde todas las perspectivas. Incluso desde un mirador en lo alto del escarpe de yesos que lo flanquea. Una buena opción es realizar esta completa ruta circular por los galachos.

Y para una experiencia completa junto al río Ebro a su paso por Zaragoza, os recomiendo poneros en las manos de la empresa Ebronautas. Realizan preciosas rutas en kayak sobre el río Ebro con un final inmejorable. ¿Te imaginas remar junto al intenso reflejo nocturno de la gran Basílica del Pilar?. Una de esas experiencias difíciles de olvidar.

Alojamiento y excursiones desde Zaragoza

La propia ciudad de Zaragoza puede ser un punto ideal desde el que hacer excursiones a algunos de los rincones desconocidos que ver en Aragón. De hecho, las tres primeras propuestas se encuentran a poca distancia de la capital. Un buen punto de partida en el que alojarse y descansar tras intensas visitar diurnas.

En este sentido, os puedo recomendar el Hotel Ibis Style Ramiro I. Muy céntrico, buena relación calidad/precio y con aparcamiento privado. Y, por supuesto, también te aconsejo guardarte algo de tiempo para hacer un free tour por la ciudad y disfrutar de su maravilloso centro histórico.

Muralla china de Finestres


Ha sido uno de mis grandes descubrimientos en la comunidad de Aragón. Este rincón oscense perteneciente a la Sierra del Montsec rebosa encanto y espectacularidad paisajística por los cuatro costados. Uno de esos lugares golpeados por el drama de la despoblación que hoy lucha por resurgir de sus cenizas gracias al turismo.

Su apariencia le ha valido el llamativo apodo de muralla china de Finestres. Y es que nos encontramos ante dos gigantescos estratos rocosos paralelos cuya morfología se asemeja a la de una verdadera muralla. Y todo ello rematado por las aguas celestes del embalse de Canelles. Un paisaje de ensueño.

El acceso se realiza desde el pueblo abandonado de Finestres. Una localidad hasta la que se accede por una pista sin asfaltar sólo apta para vehículos 4×4. De esta forma, lo ideal es disfrutar de este precioso lugar a través una ruta de senderismo. Si quieres conocer todos los detalles, no te pierdas el artículo sobre la muralla china de Finestres.

Ríos de piedra en la Sierra de Albarracín


Nos internamos en territorio turolense. Una provincia tan desconocida para el gran público como fascinante. Seguro que ya habías oido hablar de Albarracín ¿verdad?. Pero hoy nos olvidamos de este pueblo tan turístico para descubrir un rincón que aún permanece en el anonimato. Se trata de Orihuela del Tremedal y su curioso río de piedras.

Ríos de Piedra en Teruel.
Dentro del Río de Piedra de Orihuela.

Los ríos de piedras, también llamados ríos de bloques, tienen su origen en la acción continuada del hielo y deshielo sobre la superficie rocosa. ¿Consecuencias? Una fractura masiva y la impresionante acumulación de bloques de cuarcita en el fondo de los valles. Como su propio nombre indica, un auténtico río de piedra. Y resulta que los ríos de Orihuela del Tremedal son los más extensos e impresionantes del mundo. ¡Ahí es nada!

El acceso es muy sencillo. Se puede llegar por carretera a varios miradores e internarnos pasito a pasito en lo más profundo de esta formación geológica. Eso sí, no olvides dedicarle el tiempo que se merece a la propia localidad Orihuela. Es preciosa. Está claro que los atractivos de esta sierra van mucho más allá del afamado Albarracín.

Castillo de Peracense


Podrías pensar que he cambiado de tercio. Que he dejado el hilo conductor de nuestra ruta, la geología, para descubrir un impresionante castillo creado por la mano del hombre. Pues llevas razón pero sólo a medias. Estamos ante una de las fortalezas mejor conservadas de todo Aragón. Una maravilla arquitectónica que aprovechó cada centímetro de la topografía original del terreno para alzar sus torres defensivas.

Castillo de Peracense, qué ver en Aragón
El impresionante Castillo de Peracense.

No hay palabras. Tienes que ver con tus propios ojos cómo las rocas rojizas que caracterizan el entorno de la Sierra Menera se funden con las propias murallas de este castillo. Una comunión perfecta que ha llegado en óptimo estado de conservación hasta nuestros días gracias a la restauración llevada a cabo a finales de los 80.

Este castillo es ESPECTACULAR. Sí, con letras mayúsculas y redoble de tambores. Uno de esos secretos que esconde la provincia de Teruel y que, probablemente, no tarde mucho en llegar a oídos del gran público. Su cercanía con la localidad de Albarracín atraerá a miles de turistas curiosos muy pronto. Y no es de extrañar. Esta fortaleza impresiona a propios y extraños.

Parque Geológico de Aliaga


Bajo mi punto de vista, estamos ante otro de los lugares imprescindibles que ver en Aragón. Un espacio natural excepcional y de alto valor geológico en el que me hubiese encantado quedarme varios días para disfrutarlo al máximo. Aliaga atrae a geólogos de todo el mundo. Y es que en pocos lugares del planeta se puede observar entre capas y formaciones rocosas la evolución de la Tierra de los últimos 200 millones de años. Casi como un libro abierto en el que descifrar la historia de nuestro planeta.

Parque Geológico de Aliaga en Teruel
Vista panorámica de Aliaga.

Esta singular característica se traduce en curiosos relieves, formaciones geológicas y estratos rocosos completamente retorcidos que se pierden en el horizonte. Las vistas panorámicas desde lo alto de las peñas son brutales. De hecho, el nombre de Aliaga proviene del árabe alhulga que significa valle torcido.

La visita se puede hacer a través de dos itinerarios. El primero dispone de 11 puntos de visita pero tiene un carácter más científico. El segundo es perfecto para cualquier tipo de turista. Consta de 9 paradas indicadas mediante señales metálicas y paneles informativos. Pero para entender la importancia de este lugar y descubrir los mejores miradores, lo ideal es realizar una visita guiada. Ojo porque hay que reservar con antelación a través de la web del Ayuntamiento de Aliaga. 100% recomendable.

Senda Fluvial de Aliaga.
Pasarelas en la Senda Fluvial.

Pero aquí no acaba todo. Aliaga también es un destacado destino starlight. El albergue de Aliaga cuenta con la certificación de la Fundación Starlight y ofrece actividades enfocadas a disfrutar de un magnífico cielo estrellado. Además, desde el propio pueblo podemos realizar una preciosa caminata: la senda fluvial de Aliaga. El camino discurre junto a las riberas de los ríos La Val y Guadalope, y está repleta de espectaculares pasarelas colgadas y pozas cristalinas. Lo dicho, actividades para todos los gustos.

Cuencas Mineras de Teruel

Tengo que confesarlo. No tenía ni idea de su existencia. Al norte de la provincia de Teruel nos encontramos con una extensa comarca llamada Cuencas Mineras, a la que pertenece la localidad de Aliaga. Un espacio rico en yacimientos de yeso, hierro, plomo y, por supuesto, de carbón.

Al igual que ha sucedido en Asturias o León, el cierre de las últimas minas ha forzado a toda la comarca a una complicada reconversión industrial y económica. En la actualidad, algunas de las antiguas instalaciones mineras se han transformado en un atractivo turístico como el Museo Minero de la Escucha o el Parque Temático de la Minería de Utrillas. Puedes ampliar información en el web de Turismo Comarca Cuencas Mineras.

Museo Minero de la Escucha, qué ver en Aragón
Museo Minero de la Escucha.

ALOJAMIENTO. Una buena opción para explorar la zona es alojarse en Aliaga. Como os decía, es un lugar estupendo para disfrutar de varios días de relax y conexión con la naturaleza. Aliaga cuenta con varios alojamientos y os puedo recomendar de primera mano el Hotel La Parra. Una preciosa casa decorada al detalle y con inmejorables vistas sobre el pueblo y gran parte del Parque Geológico.

Grutas de Cristal


El nombre de esta hermosa cueva lo dice todo. Nos adentramos en las entrañas de Teruel para descubrir una auténtica catedral subterránea. Todo cambia cuando atravesamos la pequeña puerta de acceso. Un conjunto de salas y galerías repletas estalactitas, estalagmitas, columnas, excéntricas y todo tipo de formaciones geológicas.

Grutas de Cristal en Teruel.
Interior de las Grutas de Cristal.

Esta maravilla nombrada Monumento Natural se encuentra junto al pueblo de Molinos y, aunque hay que subir un buen número de escaleras, el aparcamiento se encuentra muy cerca de la entrada. Hay visitas guiadas durante todo el día y todos los días del año. Puedes consultar los horarios y reservar tus entradas directamente aquí.

Teruel, tierra de dinosaurios


Seguramente no estoy descubriendo nada que no supieses ya. Es más, puede que ya hayas visitado el Parque Temático de Dinosaurios ‘Dinópolis’ de Teruel en alguna ocasión. Que la capital turolense albergue este importante centro divulgativo no es ninguna casualidad. La provincia de Teruel ha regalado al mundo importantes hallazgos paleontológicos como el Aragosaurus de Galve, el primer dinosaurio definido en España, o el Turiasaurus Riodevensis de Riodeva, el dinosaurio más grande de Europa y uno de los más grandes del mundo.

Precisamente por ello, te recomiendo ir más allá de este estupendo museo. Teruel cuenta con un montón de yacimientos impresionantes que merece la pena visitar. ¿Sabías que la provincia tiene 7 centros más adscritos a la Fundación Dinópolis diseminados por todo el territorio?.

Icnitas en Teruel, qué ver en Aragón
Icnitas en la localidad de Galve.

Una buena opción la tenemos en Galve. Una pequeña localidad situada a sólo media hora de Aliaga en la que, además de visitar el Centro Legendark y sus Aragosaurus a tamaño real, podrás disfrutar de impresionantes yacimientos de icnitas como Las Cerradicas.

Sima de San Pedro


Ninguna imagen le hace justicia a este lugar. Fue lo primero que pensé tras asomarme al vacío. O hablando con propiedad, tras asomarme ante una sima de más de 100 metros de profundidad y 80 metros de diámetro. ¡Es simplemente brutal! Una hendidura de origen kárstico considerada única en Europa por su estructura y dimensiones.

Sima de San Pedro en Aragón
Un lugar que merece la pena visitar en Aragón.

Además de asomarte a este mirador suspendido en el vacío, se puede recorrer casi al completo su circunferencia y observar su curioso ecosistema. Estamos hablando de una sima cuyo fondo está ocupado por un lago más profundo de lo que parece y aquí, en medio de la nada, se ha generado un microclima capaz de atraer a más de 25 especies de vertebrados entre reptiles, aves, anfibios y mamíferos.

Otros rincones (no tan secretos) que ver en Aragón



Aún me quedan muchos kilómetros por recorrer en esta comunidad. Muchísimos. Pero he tenido la gran suerte de visitar Aragón en numerosas ocasiones. Por ello y a pesar de que el objetivo de este artículo era poner en valor algunos lugares que pasan completamente desapercibidos para el turismo, no quería finalizarlo sin recomendar la visita de 3 puntos más. Aunque mucho más conocidos, no dejan de ser un imprescindible para cualquier amante de la naturaleza que se precie.

Geoparque de Sobrarbe


Ibón de Plan, en el Geoparque Sobrarbe
El espectacular Ibón de Plan.

Hablar de Aragón y naturaleza sin detenerse en Los Pirineos debería ser pecado. El norte de la provincia de Huesca atesora una de las mayores joyas que existe en España para los amantes de la montaña: la cadena montañosa de Los Pirineos. Y ya que estamos hablando de lugares de un alto valor geológico, resulta imprescindible detenerse en el Geoparque de Sobrarbe.

Con más de 2.000 kilómetros cuadrados de extensión, el Geoparque coincide con los límites de la propia Comarca del Sobrarbe e incluye 19 municipios. Un territorio al que volvería una y mil veces por sus pueblos, sus paisajes, sus rutas de senderismo. En esta última visita pude descubrir el impresionante Ibón de Plan. Un lago de origen glaciar a casi 2.000 metros de altura al que se puede acceder tras 14 kilómetros de pista apta para turismos y unos 20 minutos de caminata.

Mallos de Riglos


Mallos de Riglos, qué ver en Aragón
Un rincón no tan secreto que ver en Aragón.

A través de una ruta con un nombre tan sugerente como acertado, el Camino del Cielo, descubrí hace años el que para mí es uno de los paisajes más singulares de la comunidad: los Mallos de Riglos. Unas gigantescas formaciones geológicas cuyas paredes verticales llegan a alcanzar los 275 metros de altura. A su lado, el propio pueblo de Riglos parece una miniatura.

Estamos ante uno de los mejores lugares del país para escaladores. Encontrarás vías abiertas para todos los niveles y rutas de senderismo sencillas para los que preferimos estar con los pies en la tierra.

Cañones del Guara


Sierra de Guara, rincones secretos que ver en Aragón
Piscinas naturales en Guara.

No es de extrañar que el turismo haya aterrizado en este paraje natural para quedarse. Hace no tantos años la Sierra de Guara era un paraíso natural bastante desconocido. Un territorio surcado por ríos de un color azul turquesa súper intenso y el refugio perfecto para amantes del barranquismo y de la escalada.

Hoy en día no ha perdido ni pizca de encanto, pero es más que recomendable visitarlo fuera de los meses de temporada alta. Sobre todo, debes evitar julio, agosto y los fines de semana de mucho calor. Disfrutarás a tope de rincones que parecen sacados del lienzo de un pintor y contribuirás a no masificar un destino que, en ocasiones, soporta mayor carga turística de la que debería. Todo ventajas.

Por supuesto, es un lugar estupendo para los amantes del senderismo y hasta del senderismo acuático. Aquí tienes un par de ejemplos: ruta a la Fuente de Tamara, Alquézar y las pasarelas del Vero.


¿Te he dado mucha tarea verdad?. Para poder recorrer todos los lugares de esta completa lista sobre qué ver en Aragón debes disponer de un par de semanas como mínimo. Aunque te aconsejo que lo hagas con calma y lo dividas en varias escapadas. Y, como siempre, te dejo el mapa de localización con todos los puntos visitables y los alojamientos recomendados.

Más sobre la comunidad de Aragón

Esta visita ha sido posible gracias a la invitación por parte de Qeteo, empresa zaragozana que oferta actividades de geoturismo en la comunidad aragonesa, y de Turismo de Aragón. 4 días conociendo los accidentes geológicos más relevantes y espectaculares de la Comunidad de Aragón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.