Cuando planeas un viaje al Pirineo catalán (os lo juro) te vuelves loco eligiendo entre innumerables rutas de senderismo y jornadas entre lagos y naturaleza. Pero, bajo estas majestuosas montañas, hay pueblos con encanto y un patrimonio por el que no debemos pasar de largo. Este es el caso de la ruta de las iglesias románicas de la Vall de Boí,  Valle de Bohí en castellano. 7 pueblos con encanto y 9 iglesias que son Patrimonio Mundial de la Unesco en un valle simplemente espectacular.

iglesias románicas en el valle de Bohí

El Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio es un imprescindible para cualquier amante de la montaña en España. Cientos de lagos, picos de más de 3000 metros de altura y senderos que te quitarán el hipo. Dentro de este derroche de belleza natural hay un impresionante valle que esconde unas auténticas joyas románicas, son las características iglesias románicas de la Vall de Boí. Construidas entre los siglos XI y XII todas tienen un estilo arquitectónico similar que se funde a la perfección con el paisaje que las rodea.

Ruta de las iglesias románicas de La Vall de Boí

Son 9 construcciones en total repartidas entre 7 pequeños pueblecitos con mucho encanto. Todos están muy cercanos entre sí y nos permite disfrutar de esta ruta en aproximadamente media jornada. Todo dependiendo del tiempo que le quieras dedicar a callejear y saborear una arquitectura tradicional bellísima.

románico en Valle de Bohi

Todas son bonitas, todas tienen algo especial. Se nota su antigüedad, sus siglos de historia y el valor patrimonial que tienen. Pero lo bueno de esta ruta (y que no se me enfade nadie que esto es una opinión muy personal) es que, gracias al orden de la ruta que os voy a detallar, vamos de menos a más. La siguiente te va a gustar aún más que la anterior.

Superado el cruce que nos dirige hacia el corazón del Parque Nacional de Aigüestortes y Lago de San Mauricio y La Vall de Boí, sólo nos queda conducir unos pocos kilómetros hasta la primera localidad. Hay indicaciones especiales de las iglesias Patrimonio Mundial. No tiene pérdida.

Tarifas de entrada

No podía dedicarle todo el tiempo que me hubiese gustado y decidí no entrar en ninguna iglesia, salvo en la de Santa María de Taüll cuyo acceso es libre y gratuito. Pero, si te apasiona la arquitectura, creo que debes aprovechar la oportunidad y, al menos, visitar un par de ellas.

Para facilitarnos esta tarea han creado tickets de visita conjuntos.

  • Entrada conjunta 3 iglesias: 7 euros
  • Entrada conjunta 3 iglesias + Centro del Románico: 8 euros
  • Entrada conjunta 5 iglesias + Centro del Románico: 10 euros

El Centro del Románico se encuentra situado en Erill la Vall y nos dará una perspectiva general de la visita.

Si te decides por alguna visita individual más aislada, la entrada a Sant Joan de Boí, Santa Eulàlia de Erill la Vall, Sant Feliu de Barruera, Nativitat de Durro y Centro del Románico cuestan 2 euros. Mientras que la tarifa de San Climent de Taüll asciende a 5 euros. Como veis, merece la pena comprar la entrada conjunta si se van a visitar más de 2 iglesias.

Debes consultar los horarios de cada templo. Tienen diferentes horas de apertura según la época del año.

L’Assumpció de Cöll

LAssumpcio de Coll(1)

Esta pequeña iglesia es quizás una de las más diferentes y sencillas de nuestra ruta. Data del siglo XII y perteneció a un antiguo monasterio benedictino. En el momento de la visita se encontraba en obras. Pero puedes pasear por todo su perímetro. Como casi todas, tiene un pequeño cementerio adosado. La antigüedad del templo se puede ver en todos los detalles de decorativos de la portada, especialmente en las esculturas de sus capiteles.

Santa Maria de Cardet

Santa Maria de Cardet, iglesias románicas de La Vall de Boí

Poco más de 6 kilómetros y ya tenemos que parar de nuevo. Lo haremos en la minúscula localidad de Cardet en busca de la iglesia de Santa Maria. Encajonada entre las calles del pueblo, esta iglesia está edificada sobre la pendiente de la montaña. Es la única que no tiene campanario de torre, lo que también la diferencia bastante del resto.

Además, te recomiendo que pasees por Cardet, puesto que su situación lo convierte en un mirador perfecto sobre el valle de Bohí.

valle-de-bohi(1)

Sant Feliu de Barruera

Sant Feliu de Barruera, iglesias románicas de La Vall de Boí

Está situada en la carretera principal del Valle y lo suficientemente alejada del resto de construcciones para admirarla en todo su esplendor. Es una auténtica belleza. Aunque el campanario no sea tan espectacular como el de otras iglesias, es el primer ejemplo de las famosas torres románicas de la zona que vemos en la ruta y personalmente me encantó. El conjunto se completa con un cementerio adyacente.

Barruera dispone de todos los servicios que necesites: gasolinera, supermercado, restaurantes, etc. En la calle principal hay una oficina turística donde te pueden informar a fondo de la zona.

Nativitat de Durro

iglesias románicas de La Vall de Boí

Desde Barruera sale el desvío a nuestro siguiente destino. Ya a lo lejos podemos admirar el perfil de la siguiente iglesia, la Nativitat de Durro. Bajo mi punto de vista, es una de las más bonitas. Tiene mayores proporciones que las anteriores y un campanario de cinco niveles impresionante. Y si a esto le sumas unas vistas maravillosas y un paseo por sus calles repletas de arquitectura popular, se convertirá en una visita perfecta.

Sant Quirc de Durro

Sant Quirc de Durro, iglesias románicas de La Vall de Boí

Quizás no sea la iglesia más espectacular, pero el emplazamiento privilegiado de Sant Quirc de Durro la convierte en una parada obligada en nuestra ruta. Hay que coger una pequeña pista asfaltada que sale desde el propio Durro para llegar en apenas dos kilómetros hasta los pies de la Ermita. Se puede llegar en coche o a pie, eso ya lo dejo a tu elección.

Tiene dimensiones muy reducidas, pero la Ermita de Sant Quirc nos deja una de las mejores panorámicas del valle a 1500 metros de altura. El lugar me gustó tanto que decidí hacer un alto del camino, para comer y disfrutar de las vistas.

Santa Eulàlia d’Erill la Vall

Santa Eulalia de Erill La Vall, iglesias románicas de La Vall de Boí

Ya os lo dije. Cada iglesia os va a gustar más que la anterior y nuestra siguiente parada en Erill la Vall os va a encantar. La iglesia de Santa Eulàlia tiene uno de los campanarios más bonitos, de seis niveles, que se puede ver casi desde todos los puntos del pueblo. Está rodeada de edificios con una cuidadísima arquitectura. Es otro de estos lugares que se merece un buen paseo y donde también os encontraréis con el Centro del Románico.

Muy cerquita de la iglesia sólo tendréis que pasear para llegar hasta otro mirador natural. Hay un banco estratégicamente situado para admirar las vistas que nos dejan los pueblos de Boí y Taüll lejos en el horizonte.

mirador en Erill La Vall

Sant Joan de Boí

Sant Joan de Boí, iglesias románicas de La Vall de Boí

Otra belleza nos espera en Boí, el pueblo que da nombre al valle. Tiene una gran torre campanario de tres alturas construidas en diferentes épocas que le da un toque especial. No hay mucho más que pueda decir, sus proporciones armoniosas la hacen una de las más bellas del conjunto. Pero eso lo tenéis que ver en vivo y en directo. Como ya os he comentado, no visité su interior. Si tú lo haces, te encontrarás con unas fantásticas pinturas murales en el interior del templo.

Sant Climent de Taüll

Sant Climent de Boí, iglesias románicas de La Vall de Boí

Esta iglesia es, sin duda, la más popular del Valle de Boí. Y no me extraña. La iglesia de Sant Climent de Taüll, la mires por donde la mires, es la más espectacular de la ruta. Separada del núcleo urbano, podemos admirar la talla de esta construcción sin distracciones, desde todos los ángulos. Con una torre esbelta y bonita a rabiar, no te vas a cansar de fotografiarla hasta encontrar una imagen que atrape su belleza.

Merece la pena parar a visitar su interior y subir a la torre. Yo me arrepentí de no entrar, así que, si dispones de tiempo suficiente, ni te lo pienses. Tampoco es un mal plan sentarte en la apetecible terraza del bar que se encuentra justo a su lado para ver el atardecer y el encendido de las luces del templo.

Santa Maria de Taüll

Santa Maria de Taüll, iglesias románicas de La Vall de Boí

Todo lo bueno se acaba. No hace falta moverse de Taüll para visitar la última iglesia de nuestra ruta. Está encajada en una pequeña plaza dentro del casco histórico. La belleza del conjunto arquitectónico que la rodea la hace especial. Además, como ya he comentado, la visita a su interior es libre y gratuita. Dentro podremos contemplar algunas muestras de pinturas murales.

Es un fantástico punto final a la ruta de las iglesias románicas de la Vall de Boí. Merece la pena complementar la visita a la iglesia con un paseo por las callejuelas del centro de Taüll, uno de los más bonitos de la ruta.

centro histórico de Taüll

Alojamiento en La Vall de Boí

Son muchos pueblos y, aunque pequeños, disponen de una gran variedad de establecimientos hoteleros. El Hotel L’Aüt en Erill la Vall, Ca de Marti en Boí o el Hotel Rantiner en Taüll son algunas de las mejores propuestas para disfrutar de unos días en este increíble paraje.

Para este viaje decidí dejarme llevar por el sentido práctico y fue todo un acierto. Iba a distribuir mi tiempo entre el Vall de Boí y el Valle de Arán, y decidí buscar un lugar intermedio. El alojamiento de estos días fue la Casa Agusti. Un precioso chalet situado en la localidad de Vilaller, a media hora de las iglesias románicas de Boí y del Valle de Arán respectivamente. Fueron 40 euros la noche en plena temporada alta por una habitación doble con terraza, baño compartido, jardines exteriores y posibilidad de utilizar la cocina de la casa. Un precio más que razonable en una zona donde las gangas no abundan.

Las Fallas de La Vall de Boí

A veces, cuando menos te lo esperas y sin prepararlo, te encuentras con auténticas sorpresas en tu viaje. Estábamos paseando por la zona en busca de las iglesias románicas de la Vall de Boí cuando vimos un programa de fiestas. La fiesta popular de las Fallas se iba a celebrar en Taüll y podíamos verlo en directo. Pero ¿qué son las fallas? Si estamos hablando de Valencia todos lo tenemos claro, pero ese nombre en un pequeño rincón de Cataluña nos puede sonar muy raro. Las Fallas de La Vall de Boí son fuego, son colores y puro espectáculo nocturno.

fallas en Taüll

¿Te imaginas ver una lengua de fuego serpenteando desde lo alto de la montaña en una noche de verano? Eso son las fallas. Centenares de personas bajan desde el llamado Faro (una pira situada en lo alto del monte) unas grandes antorchas encendidas hasta las calles del pueblo. El espectáculo visual de esta fiesta popular es impresionante. Y más cuando ves a los esforzados portadores de las antorchas correr por las estrechas calles después del descenso ante un emocionado público.

Las Fallas de la Vall de Boí se celebran en Durro, Boí, Barruera, Erill la Vall y Taüll en diferentes fechas durante el verano. Y, si tienes la suerte de coincidir con alguna de estas fiestas populares, no te lo puedes perder. Para mi fue un increíble colofón final a un viaje perfecto.

Más en los Pirineos 

2 Comentarios

  1. Rebeca!!! como me gusta solo he estado una vez por esa zona y es precioso, aunque no visite sus iglesias …tengo que volver, este verano estoy muy viajera crucero por el Mediterráneo. …lo recomiendo nunca había hecho uno, unos días en Cantabria en Noja, conoces sus playas, la de Ris?? que bonita, otros días por La Rioja y su capital Logroño mi ciudad ( que voy ha decir yo!!) y ahora por la Sierra de Gredos, excursiones a Guadalupe de….alucinar que Monasterio una obra de arte en si y por lo que contiene y Madrigal de la Vera que gargantas que aguas, y esto creo que continúa, te deseo feliz verano, besos guapa.

    • ¡Hola Elena!
      Qué alegría saber de nuevo de tus andanzas y ya veo que no has parado. Vaya viajes te estás haciendo más buenos. La ruta de las iglesias románicas como ves es preciosa así que no dejes de volver y visitarla.
      Noja y sus playas la conozco bien pero la Sierra de Gredos….¡La tengo pendiente!
      Disfruta del veranito que ya queda poco y me vas contado como te va ese espíritu viajero.

      ¡Un beso guapa!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here