Visitar Calahorra, imagen de Calahorra

Prepara las maletas porque hoy nos vamos directos al corazón de La Rioja Baja. En concreto, a una de las ciudades más bonitas y con más historia de la comunidad, Calahorra. Una tierra que presume de tener raíces bimilenarias y la mejor huerta de toda España. Razones para volver me sobran, pero te lo voy a resumir en los 9 imprescindibles para visitar Calahorra.

A veces está bien dejarse llevar. Y eso fue lo que me pasó con Calahorra. Llevaba un itinerario bien marcado. Sabía lo que quería ver y lo que no. Pero todo se fue al traste y en cierto modo lo agradezco. Cuando visitas Calahorra de mano de calagurritanos convencidos y que aman su tierra, no hay itinerarios que valgan. Ellos se van a encargar de que te enamores de sus monumentos, de sus museos, de sus paisajes y, por supuesto, de su riquísima gastronomía. ¡Muchas gracias chicos! (vosotros ya sabéis quienes sois 😉 )

Como ves, llevo ventaja. Así que hoy puedo escribir convencida sobre los principales atractivos de una próspera ciudad asentada en la vegas del río Cidacos y el río Ebro, y la segunda en población de La Rioja,  sólo por detrás de Logroño.

9 imprescindibles que hacer y que ver en Calahorra



visitar CalahorraLa pregunta de siempre, la pregunta del millón ¿cuánto tiempo necesito para visitar Calahorra? Si quieres descubrir la ciudad y los alrededores con tranquilidad, necesitarás el fin de semana completo. Tiempo suficiente para cubrir todas las visitas que voy a detallar a continuación. Si no dispones de dos días, olvídate de las excursiones fuera de la ciudad y céntrate sólo en Calahorra. Te aseguro que no te vas a aburrir.

Dónde dormir en Calahorra

El alojamiento elegido para la escapada fue el Hotel Ciudad de Calahorra. Sin contar con grandes lujos, es una opción excelente. El hotel se encuentra en pleno centro de la ciudad y a un paso del casco histórico, dispone de tarifas muy asequibles, habitaciones dobles o individuales con todo lo necesario, y baño privado.

Además, el hotel cuenta con aparcamiento privado (aunque es fácil estacionar por los alrededores), cafetería y restaurante. Y te puedo decir, con conocimiento de causa, que tienen una cocina muy trabajada. ¡Hacen platos riquísimos y con productos de la tierra!

restaurante del Hotel Ciudad de Calahorra

La Catedral de Calahorra


La niña bonita, la que luce más alta y con más brillo de toda la ciudad. Son muchos y muy bellos los templos que pueblan las calles del casco viejo de Calahorra, pero la Catedral de Santa María… ¡Es inconfundible!

Catedral de Santa María, visitar Calahorra

En la fachada principal, con ese característico tono rojizo de las iglesias de esta zona riojana, llama la atención la mezcla de estilos arquitectónicos. Y, si por fuera te ha parecido bonita, por dentro no lo es menos. En concreto, me quedo con la Capilla de los Santos Mártires. Era muy temprano, estaba disfrutando del templo en soledad y esa capilla me impresionó. Es muy especial y la tienes que descubrir en persona. No hay excusas porque la entrada es libre y gratuita.

Capilla de los Santos Mártires, visitar Calahorra

Unos pocos metros separan la Catedral de otro de los monumentos más importantes de la ciudad, el Palacio Episcopal. Una gran mole de estilo barroco hecho de piedra y ladrillo.

Palacio Episcopal, que visitar en Calahorra

La Judería


Estamos en mi parte favorita de la ciudad. Un intrincado de calles estrechas y laberínticas que albergaba, antes de su expulsión en el siglo XV, la comunidad judía más importante de La Rioja.

La Judería de Calahorra queda dibujada por un círculo irregular en torno al Rasillo de San Francisco. Una de las zonas más altas de la ciudad e ideal para callejear sin mirar al mapa. El principal monumento que encontramos en su interior es la bonita Iglesia de San Francisco, hoy convertida en museo con exposición permanente de los pasos de Semana Santa.judería de Calahorra

Iglesia de San Francisco, visitar Calahorra

Después de patear, nos podremos tomar un merecido descanso en el restaurante del Albergue de Peregrinos, a pocos metros de la iglesia de San Francisco. Tiene una espectacular terraza con vistas y una cocina de autor realmente sorprendente. 100% recomendado.

Pero no es quedéis sólo en la judería, seguid caminando y disfrutad al máximo de cada callejón y recoveco del casco viejo. Es realmente grande y dispone de miradores naturales y otros monumentos interesantes como la iglesia de Santiago, la iglesia de San Andrés o el Monasterio de San José, entre otros.

Casco Histórico, qué visitar en Calahorra

Huellas romanas


El Imperio Romano también dejó una profunda huella en la ciudad. Son muchos los restos de la antigua Calagurris que han llegado hasta nuestros días. Algunos visitables como el Yacimiento de la Clínica o el arco del Planillo, y otros no como las cloacas y quien sabe lo que todavía puede quedar bajo tierra sin explorar.

Arco romano del Planillo, visitar Calahorra

Para entender plenamente la influencia que tuvo la cultura romana sobre Calahorra y La Rioja en general es de obligada visita el Museo de la Romanización. Se encuentra dentro del casco histórico en un bonito palacio modernista. Dentro de una de sus salas podemos disfrutar de una hermosa pieza encontrada en el Yacimiento de la Clínica y ya convertida en símbolo de la ciudad: la Dama de Calahorra.

La Dama de Calahorra, visitar Calahorra

Huerta calagurritana


La huerta calagurritana se expande en el horizonte hasta donde te alcanza la vista. Una tierra fértil en la que se han extendido cultivos de regadío de hortaliza. Con razón se le llama la Ciudad de la Verdura y gran cantidad de actividades culturales y gastronómicas giran en torno a ella.

Huerta de Calahorra

A finales del mes de abril Calahorra se tiñe de verde. Es una de las mejores épocas para visitar la ciudad gracias a las Jornadas Gastronómicas de la Verdura. Durante estos días, los mejores cocineros locales y de todo el país se dan cita en una fiesta gastronómica en la que la verdura es protagonista de platos exquisitos y pintxos de vanguardia.

La creatividad desborda los fogones y el mundo de la moda. ¿La moda? Sí, no me he vuelto loca. Ya son seis las ediciones celebradas con éxito de la Pasarela ‘Cuidad de la Verdura’ con diseños confeccionados a base de hortalizas. Las creaciones son simplemente maravillosas y desde aquí quiero dar mi enhorabuena a los artistas, los alumnos del Grado de Moda de la Escuela Superior de Diseño de La Rioja. Vestidos que, por cierto, puedes ver expuestos en el Museo de la Verdura durante todo el año junto a una exposición permanente muy interesante.

Museo de la Verdura de Calahorra

Pero la verdura sigue estando presente en Calahorra más allá de sus jornadas gastronómicas. Y si no me creéis, sólo tenéis que echar un vistazo al Mercado de Abastos o al mercado del jueves con puestos callejeros en la plaza del Raso y calles anexas.

Para los más andarines hay 5 rutas de senderismo en las cercanías de la ciudad señalizadas con el nombre de Senderos de la Verdura. Diferente dificultad, duración y paisajes para que elijas la que más te guste.

La Yasa de la Degollada


Lo acabamos de comprobar. En Calahorra también tiene cabida el senderismo y el disfrute de espacios naturales. En este sentido, para mi hay un lugar que se lleva la palma y que no te puedes perder bajo ningún concepto, la Degollada. Este espacio natural ya entraba en mis planes desde el principio y, lejos de decepcionar, me ha parecido mucho más bonito de lo que esperaba.Senda Natural de la Degollada, visitar Calahorra

La manera más cómoda de explorar el paraje es a través del camino señalizado como Senda Natural de la Degollada. Es un paseo de apenas 3,5 kilómetros sin desnivel en el que nos adentraremos en bosques de pinos, balsas artificiales repletas de aves como garzas o azulones, y barrancos de suelos arcillosos y arenisca denominados yasas. Mucho premio para tan poquito esfuerzo. La ruta finaliza con inmejorables vistas sobre la yasa en una antigua presa romana.

Si te has quedado con más ganas de explorar la Yasa de la Degollada, como fue mi caso, te recomiendo que te adentres en el interior del barranco a través de un acceso que existe en el Camino la Estanca (el mismo que nos lleva al inicio de la senda). Siempre con mucho cuidado porque el terreno es frágil. Los paisajes desérticos y arcillosos del lugar son impresionantes y, en cierto modo, me recordó a las formaciones que se pueden ver en el desierto de las Bardenas Reales en Navarra. Eso sí, nunca os adentréis aquí con el terreno embarrado o en época de lluvias porque estamos hablando de cauces naturales. Puede ser muy peligroso.

Yasa de la Degollada, visitar Calahorra

Yasa de la Degollada, qué ver en Calahorra

Se puede hacer una ruta de senderismo más larga por la zona a través de uno de los senderos de la Verdura, el que nos conduce hasta el Pico la Mesa, que podemos alargar hasta el Pico del Agudo. Hay opciones para todos los gustos.

Gastronomía


Lo confieso. En Calahorra me puse fina, hablando mal y pronto. Pero es que la ciudad tiene una oferta gastronómica muy atractiva y variada. Tanto si tenéis pensado una comida de plato y cuchara, como un festín a base de pintxos. Aquí os dejo unas cuantas recomendaciones.

Gastronomía de Calahorra

  • Restaurante Hotel Ciudad de Calahorra. Excelentes carnes, productos de la tierra y platos clásicos riojanos con toques de una cocina moderna.
  • Comedia Cafe. El paraíso de los pintxos o, mejor dicho, alta cocina en miniatura. Cuando veas toda la variedad de tapas disponible, lo único difícil va a ser elegir.
  • Restaurante el Albergue de Calahorra. Miguel Espinosa a los fogones, un chef reconocido que ofrece cocina de autor en un precioso rincón del casco histórico.
  • El Restaural. Últimas tendencias en cocina, tienda gourmet y comida para llevar. Sólo con ver los platos expuestos no vas a querer marcharte de alli.
  • Heladería Sirvent. No se me ocurre mejor postre que un riquísimo helado artesano en esta popular heladería de Calahorra.

Tierra Rapaz


Tierra Rapaz, visitar CalahorraReconozco que, a priori, esta era una visita que no entraba en mis planes. Pero me convencieron. Me dijeron que me despojase de prejuicios y opinase al salir por la puerta de Tierra Rapaz. Y eso hice. Ahora no puedo decir más que cosas positivas.

Es un lugar donde acogen todo tipo de aves rapaces que, por diferentes circunstancias, ya no podrían sobrevivir en libertad. Aquí encuentran un hogar y verdadero amor y devoción por parte de cuidadores y trabajadores. En sus instalaciones también se realizan tareas de investigación en colaboración con la Universidad de Navarra. Os podría explicar mil cosas, pero lo mejor es que lo veáis con vuestros propios ojos y podáis opinar libremente. La sorpresa es mayúscula y las exhibiciones son simplemente espectaculares.

Visitar Tierra Rapaz en Calahorra

Tierra Rapaz se encuentra a sólo cuatro kilómetros del centro de Calahorra. Es una actividad estupenda para hacer en familia puesto que uno de sus mayores objetivos es la educación medioambiental. Está abierto al público sábados, domingos y festivos.

Una excursión a Alfaro y sus cigüeñas


Tenemos muy cerquita otra joya riojana y no debemos desaprovechar la oportunidad y la cercanía entre ambas ciudades. La imagen de Alfaro está ya irremediablemente ligada a la Colegiata de San Miguel y su impresionante colonia de cigüeña blanca. No en vano, estamos hablando de la colonia urbana de cigüeñas más importante de todo el mundo y han elegido los tejados de Alfaro como residencia habitual cada año.

Colegiata de Alfaro, visitar Calahorra

La mejor época para disfrutar de las aves en la localidad riojana es desde el mes de diciembre hasta mediados de agosto. Por fechas yo no pude ver más que una cigüeña rezagada. Un motivo más que añadir a la lista para volver a La Rioja Baja. Si tienes más suerte que yo, no te pierdas el Mirador de las Cigüeñas, justo detrás de la Colegiata, puesto que desde ahí tendrás la mejor panorámica de las decenas de nidos repartidos en su mayoría por el templo y otros tejados de la ciudad.

Colonia de cigüeñas de Alfaro, visitar Calahorra

Sotos del Ebro


En este sentido, Alfaro también es un destino ideal para disfrutar de un paisaje tan característico como éste. A unos cuatro kilómetros de la localidad se encuentra la Reserva Natural de los Sotos del Ebro. Un fantástico espacio protegido donde podemos disfrutar de las mejores panorámicas que nos ofrece este ecosistema.

Sotos del Ebro, visitar Calahorra

Hay varios aparcamientos donde dejar el coche y realizar a pie algunos de los senderos habilitados. Es muy recomendable la senda del Soto del Estajao que se inicia desde el mirador con el mismo nombre. En apenas cuatro kilómetros de recorrido perfectamente señalizado podrás disfrutar de imágenes y vistas verdaderamente bonitas de la reserva.


Calahorra es una ciudad que no defrauda. ¿Qué os parece? Hay razones más que de sobra para reservar alojamiento, coger el coche y disfrutar de una estupenda escapada por la Rioja Baja. El conjunto es muy hermoso y tiene un belleza indiscutible que os animo a descubrir.

que ver y visitar en Calahorra

Desde estas líneas, me gustaría también reflejar todas mis sensaciones, las buenas y las malas. Desafortunadamente, algunas zonas del Casco Viejo peatonal de Calahorra se encuentran en un estado de abandono evidente. Hay muchas casas con aspecto ruinoso y un alto riesgo de desplome.

Motivos de haber llegado a esta situación hay muchos, pero este es un simple blog de viajes… Lo único que quiero decir es que Calahorra tiene un enorme potencial y hay que aprovecharlo. ¡Estamos ante uno de los cascos antiguos más grandes y completos de La Rioja! Espero que en el futuro no haya que lamentar la pérdida de un patrimonio histórico y cultural que enamora a todos los visitantes que pisan Calahorra. Ahí lo dejo 😉 .

Más sobre La Rioja

Este post se enmarca dentro del proyecto Descubridores de La Rioja. Durante 6 meses voy a viajar a la comunidad riojana para descubrir sus mejores rincones con la colaboración de Minube y Turismo de La Rioja. Los destinos, itinerarios y actividades las elijo yo de forma libre e independiente.

Puedes seguir mis pasos por rrss con el hashtag #DescubriendoLaRiojaen la página especial que Minube ha creado para mi y consultar más información en la web de La Rioja Turismo.

6 Comentarios

  1. Estupendo retrato de mi querida ciudad.
    Como bien dices, hay alguna zonas realmente descuidadas, y restos romanos mal conservados o no visitables, pero hay tanto por descubrir, que merece la pena.
    Te puedo dar otras dos razones como mínimo para visitar Calahorra:
    -pasear por el Parque del Cidacos, pulmón verde de la ciudad, que discurre al lado del cauce del río Cidacos. Puedes ver como el río “aparece” y “desaparece” en diferentes zonas, y pasar al lado de nustra Catedral, ya que esta se construyó al lado del río, donde nuestros Santos Patronos, San Emeterio y San Celedonio sufrieron martirio.
    -Disfrutar del único horno artesano LIBRE DE GLUTEN de toda La Rioja. Pastelería Sacher, en Avda. de Valvanera, elabora de manera artesana todos sus productos sin gluten, desde pan, hasta Roscón de Reyes, Roscos de San Blas, pasteles… y también trata otro tipo de alergias o intolerancias alimentarias (lactosa, huevo, caseína, postres veganos…)
    Ya tienes otras dos cosas para descubrir en tu próxima visita 😉
    Me alegro de que disfrutaras de esta.

    • Gracias tocaya por todas las recomendaciones 😉

      El río Cidacos estaba prácticamente seco por esta tremenda sequía que tenemos, por lo que el parque quedaba un pelín deslucido y la pastelería que recomiendas pinta fenomenal.

      Me alegro que te haya gustado.
      ¡Un saludo!

  2. Estupendo post, Rebeca! Me alegro que te haya gustado Calahorra 😀.
    Coincidimos: Una ciudad que sabe vender muy bien su espectacular huerta y gastronomía, pero que apenas explota su enorme potencial para atraer turismo cultural. Como bien dices su casco antiguo y sus valiosísimos restos arqueológicos merecen ser recuperados y puestos en valor.

    • Gracias a ti Marco. Por saberme mostrar los encantos de tu tierra adoptiva. Estoy segura que en el futuro Calahorra será un lugar imprescindible que visitar en La Rioja y muy apreciado por turistas y locales.

      Un besito grande 😉

  3. Pues casi coincidimos, yo también estuve por el 1 de noviembre. Creo que es una ciudad que merece la pena de visitar, solo por ver esa estupenda catedral extramuros que tiene, pero a mi personalmente el centro histórico me pareció un tanto descuidado, y sin monumentos, a parte de la catedral, que llamen mucho la atención. Te felicito por el blog, y te agradecería que me aconsejaras una ruta de senderismo por las Lagunas de Neila. Un saludo.

    • ¡Hola David!

      En realidad yo viajé en septiembre 😉 Y sí, es una ciudad que merece mucho la pena y, como digo en el post, hay zonas del casco viejo que están muy descuidadas. Una pena. Pero no estoy de acuerdo contigo en una cosa. A parte de la Catedral, que es maravillosa, tiene muchos monumentos interesantes. El Palacio Episcopal, la Iglesia de San Francisco, el Monasterio de San José…y unos cuantos más. A mi me encantó.

      En cuanto a las Lagunas de Neila que, me acabas de recordar que tengo pendiente hablar de ella en el blog, te recomiendo un par de rutas: la ruta de las Calderas y la ruta de las Lagunas de Neila por el sendero PRC-BU-203. ¡Te va a encantar!

      Un saludo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here