Estamos ante un titán de la naturaleza, el cuarto fiordo más largo del mundo y el segundo de Noruega. El fiordo de Hardanger es uno de los más famosos entre los turistas. Normal, te prometo que sus paisajes van a dejarte boquiabierto las 24 horas del día. Sí, me estoy refiriendo a esa cara de tonto que se te queda cuando tardas media hora en recorrer unos pocos kilómetros porque necesitas parar en cada curva a fundir tu cámara de fotos. ¡Es extraordinario! Os propongo un recorrido algo diferente. Una ruta por el fiordo de Hardanger en 4 días llenos de experiencias y aventuras invernales.

Ruta panorámica por el fiordo de Hardanger
Paisajes en el fiordo de Hardanger.

La región de los Fiordos Noruegos, al sur del país, es la zona más turística y visitada de Noruega. El clima durante la primavera y el verano, y sus paisajes imponentes atraen cada año a cientos de miles de visitantes ávidos de corroborar en primera persona su fama legendaria. No hay decepciones. Por muy altas que sean tus expectativas serán ampliamente superadas por la realidad.

Sin embargo, son pocos los que se atreven con el invierno en Noruega, especialmente en los fiordos. Una época más que buena para esquivar la masificación turística de los cruceros, alojarte en hoteles de ensueño a precios algo más económicos y disfrutar de unos paisajes blancos que se quedarán grabados para siempre en la memoria. Y cuando digo evitar masificación, me refiero a que en 4 días no llegué a cruzarme con una veintena de turistas. ¿Te imaginas los fiordos para ti sólo?. Pues no lo imagines y continúa leyendo.

Casitas en Eidfjord, fiordo de Hardanger

Cómo llegar al Fiordo de Hardanger por aire, tierra y mar



El fiordo de Hardanger es el más cercano a la ciudad Bergen, la llamada puerta de los fiordos noruegos y segunda población más grande del país. Esta cercanía nos facilita mucho las cosas en cuestión de transportes y distancias.

La mejor manera de llegar a Bergen es a través del aeropuerto internacional Bergen-Flesland. A día de hoy, no existe ninguna conexión directa desde España, pero la compañía aérea Norwegian ofrece opciones bastante económicas haciendo escala en Oslo (así lo hice yo) u otras capitales europeas como Copenhague, Londres o Estocolmo. Lo ideal es que rastrees las mejores combinaciones en el buscador de Skyscanner o en la propia página de Norwegian.

Disfrutando del fiordo de Hardanger en Noruega

Una vez aterrizados en Bergen y después de visitar esta interesante y bellísima ciudad, es momento de adentrarnos aguas adentro, de explorar el interior de un brazo de mar que se extiende desde el Atlántico hasta el Parque Nacional Hardangervidda.

» EN FERRY

Desde el puerto de Bergen y dentro del propio fiordo puedes moverte en ferry hacia alguna de las principales localidades de Hardangerfjord. Buenos horarios y puntualidad británica en un transporte que, además, te mostrará otra visión del fiordo muy diferente a la que vas a tener por carretera.

Ferrys, ruta por el fiordo de Hardanger
Ferry de pasajeros y vehículos en los fiordos.

Es una opción ideal para aquellos que vayan a estar pocos días y quieran hacer una pequeña escapada, o que no les importe perderse alguna de las mejores carreteras panorámicas de la zona.

Por ejemplo, desde el puerto de Bergen o desde el mismísimo aeropuerto internacional hay salidas diarias durante todo el año en un ferry (sólo de pasajeros) con destino Rosendal. Un pueblo precioso y una de las paradas imprescindibles de esta ruta por el fiordo de Hardanger. Allí tendréis un montón de actividades a vuestra disposición para disfrutar de la zona. Podéis consultar horarios del Hardangerfjord Express Boat aquí mismo.

Sin embargo y bajo mi punto de vista, lo ideal es combinar el ferry con el transporte terrestre. Tal y como vas a comprobar en la ruta detallada día a día, algunas lineas de ferries permiten embarcar vehículos.

» EN TREN O AUTOBÚS

Está claro que Noruega es otro mundo en todos los sentidos y su transporte público no hace más que demostrarlo. Desde Bergen puedes alcanzar algunas de las localidades más importantes del fiordo de Hardanger (como Odda, Ulvik o Eidfjord) en lineas regulares de autobús que operan todo el año. Puedes consultar horarios y precios en la web de varias compañías como NOR-WAY Bussekspress o Skyss. Especialmente útil la sección travel planner de esta última página.

Respecto al tren, en este caso no hay lineas directas, pero sí una posible combinación que te va a permitir alcanzar el fiordo en pocas horas y también visitar otros puntos súper bonitos de la zona. La linea de la que os hablo es la que sale desde Bergen en dirección a Voss, una localidad situada entre el fiordo de Hardanger y el de Sogne. Desde ahí, puedes hacer múltiples excursiones y alcanzar Hardangerfjord en autobús. Tienes toda la información en la web de Ferrocarriles Nacionales de Noruega.

» EN COCHE DE ALQUILER

Sin duda, alquilar un coche en Bergen es la mejor opción para moverte a tu aire y poder hacer todas las paradas que te pida el cuerpo. Si te preocupa conducir con nieve, debes saber que todos los coches de alquiler van equipados con ruedas de invierno o neumáticos con clavos en esa época.

Carreteras en el fiordo de Hardanger, Noruega.
Carretera del fiordo de Hardanger en invierno.

Sólo debes circular con precaución y consultar el estado de las carreteras. Hay algunas que cierran desde finales de octubre hasta el mes de mayo o junio. Sin embargo, durante la ruta que os muestro a continuación, realizada a mediados del mes de febrero, las carreteras estaban limpias y perfectamente transitables para un turismo normal.

Ruta de 4 días por el Fiordo de Hardanger en Noruega



En realidad, esta ruta de 4 días por el Hardangerfjord se enmarca dentro de una escapada de 6 días a Noruega. Los 2 primeros los dediqué a disfrutar de una ciudad que me enamoró desde el primer instante: Bergen. Tanto el inicio como el final se realizarán desde esta localidad.

Y sin más preámbulos, que ya has tenido bastantes, vamos a introducirnos en el corazón del fiordo de Hardanger, un espacio que acoge dos parques nacionales, glaciares, cascadas y dos de las rutas panorámicas más bonitas de Noruega. ¡Casi nada!

1 Esquí y actividades invernales en Myrkdalen (129 kms)


Empezamos la ruta por el fiordo de Hardanger alejándonos un poco del propio brazo de mar. No te asustes, es por una buena causa. El destino es la estación de esquí de Myrkdalen, un auténtico paraíso para amantes de la nieve y las actividades invernales a sólo dos horas de Bergen. El propio trayecto desde Bergen es un regalo para la vista: lagos helados, ríos salvajes y casitas perdidas en unos paisajes de un blanco tan puro que casi hace daño a los ojos. Bienvenidos a un mundo mágico de hielo y nieve.

Paisajes nevados en los fiordos noruegos
Paisajes helados de camino a Myrkdalen.

Una vez allí las posibilidades son infinitas. Podrás practicar esquí alpino, esquí de fondo, rutas en raquetas de nieve, bajar las pistas en trineo a toda velocidad y disfrutar de un panorama que parece más propio de la Noruega Ártica que de los fiordos. Pero así es. No te preocupes por el material, porque lo puedes alquilar en la propia estación, así como solicitar los servicios de un instructor o de un guía.

Tengo que confesar que este plan me daba cierto reparo. A mis 35 primaveras jamás me había atrevido con el esquí. Pero oye, esto de estrenarse en Noruega y con semejantes vistas es un lujazo que no podía desaprovechar. ¿El resultado?. Os lo contaré en profundidad en otro artículo, pero os adelanto que no me hubiese importado quedarme un día más en Myrkdalen. Me lo pasé como una enana.

Ojo, porque Myrkdalen también es un buen destino para el verano. Los esquís y el blanco desaparecen para dejar paso a las botas de trekking y a unos paisajes de un verde eléctrico maravilloso. Además, es un punto ideal desde el que hacer la famosa excursión del tren de Flam. Se encuentra a sólo 50 kilómetros del inicio de este idílico ferrocarril noruego y desde el propio hotel os pueden proporcionar transporte para que os olvidéis de cualquier preocupación.

 Alojamiento en Myrkdalen

Esta estación de esquí no para de crecer. Nuevas pistas, nuevas actividades y mayor número de plazas hoteleras. El edificio principal es un hotelazo de 4 estrellas con acceso directo a las pistas de esquí. Las habitaciones son muy cómodas, espaciosas y tienen unas vistas chulísimas. Además, cuenta con 3 restaurantes adaptados a todos los gustos.

Dentro de este resort también tienes la posibilidad de alquilar cabañas o apartamentos de hasta 5 habitaciones.

2 Ruta panorámica y paisajazos en Eidfjord (95 kms)


Si tuviese que quedarme con un sólo lugar de esta ruta lo tendría muy difícil, pero Eidfjord tendría todas las papeletas para ganar. Esta pequeña localidad está situada en el extremo oriental del fiordo y, al igual que sucede con cualquier carretera de la zona, llegar hasta aquí ya es un premio en sí mismo. Las paradas fotográficas se suceden y los paisajes no dejan de impresionar.

Desde Myrkdalen tenemos una hora y cuarto de carretera, pero debes contar con todas las paradas que vas a hacer el camino. Ten mucho cuidado y dosifícalas o no llegarás a tiempo a tu destino 😉 . Y digo a tiempo porque Eidfjord, a pesar de su pequeño tamaño, tiene mucha miga.

Ruta por el fiordo de Hardanger en Noruega.
Paradas fotográficas en la carretera.
Fiordo de Hardanger en invierno, Noruega.
Espectacular imagen del fiordo nevado.

Por un lado, tenemos muy cerca una de las cascadas más famosas del país: Voringsfossen. Las fotografías no muestran ni una pizca de la belleza de este enorme salto de agua de 187 metros de altura, uno de los más altos del país. Así que es mejor que lo descubras por ti mismo. Las mejores vistas las podemos obtener desde un mirador junto a la carretera principal, también desde otro mirador junto al hotel Fossli o realizando una ruta de senderismo de una hora de duración hasta la base de la cascada.

Pero lo mejor de Eidfjord es simplemente dejarse llevar por su belleza. Recorrer los muelles en busca de diferentes perspectivas y realizar pequeñas caminatas con vistas panorámicas del fiordo alucinantes. Una de las mejores es la que nos lleva desde el centro de la localidad hacia un antiguo cementerio vikingo a través de un recorrido circular. Fácil y espectacular. Pocas rutas tan sencillas ofrecen esta variedad paisajística.

Eidfjord, ruta por el fiordo de Hardanger
Imágenes de postal en Eidfjord.
Ruta por el fiordo de Hardanger, Eidfjord.
Espectacular atardecer en Eidfjord.

Y, por si os parecía poco, a sólo 7 kilómetros de Eidfjord y en la misma dirección que la cascada Voringsfossen, podemos visitar el moderno centro de interpretación Norsk Natursenter. La exposición, completamente interactiva, está diseñada para que el visitante se vea inmerso en un viaje a través del tiempo, de la naturaleza y del medioambiente noruego.

 Alojamiento en Eidfjord

El Quality Hotel Voringfoss es un alojamiento de ensueño. Un edificio de lineas clásicas y elegantes que destaca entre el perfil de casitas bajas de esta localidad. Se encuentra a apenas unos pasos del propio fiordo, por lo que las vistas desde la terraza de la habitación son fantásticas. El interior está completamente renovado y ofrece unas instalaciones modernas y funcionales.

3 Tradición y aventura en el interior del fiordo (130 kms)


Cuesta salir del precioso pueblo de Eidfjord, pero hoy toca madrugar. El día que tenemos por delante es largo y está repleto de actividades. Y para comenzar nos dirigimos hacia la localidad de Kinsarvik. El plan es cruzar el fiordo en ferry hacia nuestro siguiente destino: Utne. La linea de ferry Kinsarvik-Utne dispone de numerosas salidas diarias y emplea apenas media hora en salvar una distancia que se triplicaría por carretera.

Utne es un hermoso pueblecito situado al pie del fiordo. Su hermosa arquitectura invita a largos paseos y al deleite con el panorama que nos rodea. Y en parte ese es el plan. Cuando hayas saciado tus ganas de fotografiarlo todo, te recomiendo acudir a uno de los museos al aire libre más originales que he visto en mi vida: el Hardanger Folk Museum. Reúne en lo alto de una colina una colección de edificios históricos que parecen sacados de un cuento. Ojo porque estas casitas son reales, han sido trasladadas hasta aquí para formar parte de la exposición. Una muestra que se completa con todo tipo de objetos que nos cuentan las tradiciones y costumbres del pueblo noruego.

Hardanger Folk Museum, ruta por el fiordo de Hardanger
Casitas históricas en el Hardanger Folk Museum.
Utne, ruta por el fiordo de Hardanger, Noruega.
Utne, imprescindibles que ver en el Hardangerfjord.

Con muchas ganas de seguir descubriendo todos los secretos del fiordo de Hardanger, volvemos a la carretera para alcanzar la ciudad de Odda. Muy famosa por encontrarse junto al comienzo de una de las rutas de senderismo más espectaculares de los fiordos noruegos: el ascenso al Trolltunga.

Odda, qué ver en el fiordo de Hardanger
Imagen panorámica de Odda.

 Ascenso al Trolltunga

Dicen que siempre hay que dejar algo pendiente y tener una buena excusa para volver a un destino. Pues yo tengo la mía en el fiordo de Hardanger y tiene nombre propio: Trolltunga. Es una de las rutas de senderismo más alucinantes de Noruega, es la roca con las mejores vistas de los fiordos, es pura belleza…

Seguro que has visto un montón de fotografías de esta roca suspendida en el vacío y con unas vistas panorámicas de película. Pues debes saber que para llegar hasta allí hay que realizar un trekking de aproximadamente 12 horas y 28 kilómetros (ida y vuelta). Es ideal para afrontarlo durante la primavera y el verano por su dureza y la gran cantidad de nieve que se acumula en invierno. Sin embargo, existen rutas guiadas que, durante los meses más fríos, también nos permiten el ascenso. El nombre ya lo dice todo: Trolltunga Winter. ¿Te atreves?

No pude hacer esta hermosa ruta de senderismo, pero sí tuve tiempo para ponerme a los mandos de un kayak y descubrir de la mano de Trolltunga Active la belleza del fiordo desde dentro. Es inexplicable la paz que se respira simplemente dejándose llevar por la corriente. Uno se siente realmente minúsculo ante la grandiosidad que te rodea. La actividad de kayak parte del muelle de la localidad de Odda y suele durar en torno a 5 horas. Yo hice una ruta mucho más corta por falta de tiempo, así que lo mejor es que contactes con ellos y valores opciones.

Fiordo de Hardanger, que ver cerca de Bergen
Disfrutando de una jornada de Kayak en Odda.

El día aún no ha acabado. Queda recorrer los últimos kilómetros del día y descubrir un pedacito del Parque Nacional de Folgefonna. El objetivo es alcanzar el lago Bondhus a los pies del glaciar Bondhusbreen en una sencilla y preciosa ruta de senderismo de dos horas de duración (ida y vuelta). La ruta comienza desde un aparcamiento muy cercano a al pueblecito de Bondhus y lo que me encontré al final del camino superó con creces mis expectativas. Un hermoso lago completamente congelado y flanqueado por altas montañas. La única pena es que las nubes impedían disfrutar de las vistas del glaciar.

Folgefonna, ruta por el fiordo de Hardanger
Lago helado en Folgefonna.

Como ves y a pesar de que en invierno disponemos de menos horas de luz, se pueden aprovechar los días al máximo. Ya toca descansar y lo haremos en la localidad de Rosendal, otra de las más bonitas del fiordo de Hardanger.

 Alojamiento en Rosendal

El Rosendal Fjordhotel es otro de estos alojamientos que parece salido de un cuento de princesas. Este gran edificio se encuentra en primera linea de fiordo. Nada nos tapa una perspectiva con la que da gusto despertarse. Sólo le falta modernizarse un poquito, pero las habitaciones son súper amplias y cuentan con todas las comodidades.

4 Rosendal, entre fiordos y glaciares (119 kms)


El día amanece despejado y Rosendal está a la espera de que descubramos todos sus secretos. Las vistas desde la ventana del Rosendal Fjordhotel son un buen aperitivo de lo que me espera a lo largo del día. Rosendal es una pequeña población de apenas 700 habitantes que reposa junto a las aguas tranquilas del Fiordo Hardanger y a la sombra de escarpadas montañas, la antesala del Parque Nacional Folgefonna.

Este rincón de los fiordos noruegos rebosa paz. Ideal para recorrerlo a pie y adentrarnos en apacibles caminos que nos conducen hasta los puntos de visita imprescindible. El impresionante palacio Baronía de Rosendal, la iglesia de Kvinnherad, el mirador de Sjethaug o el Stone Park son sólo algunos de ellos.

Rosendal, que ver en el fiordo de Hardanger, Noruega.
Imágenes de postal en Rosendal.
Rosendal, un pueblo imprescindible en el fiordo de Hardanger
Iglesia de Kvinnherad en Rosendal.

Sin duda, el mayor reclamo turístico de Rosendal es su propia situación. Estamos ante la puerta de entrada perfecta para descubrir en profundidad el Folgefonna, uno de los parques nacionales más importantes de Noruega. Un buen punto de partida sería visitar el Centro de Interpretación Folgefonn Centre. No soy muy amante de este tipo de exposiciones pero la verdad es que ésta es de las mejores que he visto.

Y entre todas las actividades disponibles en el Parque Nacional, la más espectacular nos lleva a montarnos de nuevo a bordo de un kayak. Pero esta vez para remar entre icebergs y disfrutar de la grandiosidad del glaciar Bondhusbreen. No os lo puedo decir en primera persona porque esta actividad sólo es accesible en verano, pero me lo puedo imaginar. ¡Tiene que ser alucinante!. Y si no me crees, te invito a que consultes todos los detalles de ésta y otras actividades en la web de la empresa Rosendal Event.

Parque Nacional de Folgefonna, fiordo de Hardanger
Paisajes del parque nacional de Folgefonna.

Es imposible aprovechar mejor el tiempo. El día ha estado repleto de actividades pero toca abandonar este maravilloso lugar y regresar a Bergen. Y de nuevo utilizaremos los servicios de un ferry para acortar distancias. En concreto la linea Arsnes-Gjermundshamn. En menos de 3 horas habremos alcanzado la capital de los fiordos. Ni que decir tiene que la carretera nos continúa mostrando la belleza natural de la región. Tendrás que ir haciendo paradas sí o sí.

 Alojamiento en Bergen

Bien al principio o al final de la ruta, debes guardarte al menos un día para conocer los encantos de Bergen. Lo mejor es alojarse en el centro, cerca de todos los atractivos turísticos. Una buena opción es el Hotel Scandic Neptune. Se encuentra a un paso del Fish Market y muy cerca del precioso barrio de Bryygen.


¿Qué te ha parecido está ruta tan diferente y espectacular? Ni que decir tiene que el itinerario se puede replicar en cualquier época del año. Pero como ves, el invierno no es impedimento para descubrir una de las zonas más bonitas de Europa. Y, si aún te ha quedado alguna duda, te invito a dejarme todas tus preguntas en la sección de comentarios. Estaré encantada de ayudarte.

Si este itinerario se te queda corto y necesitas más información sobre qué ver en el fiordo de Hardanger te recomiendo consultar las webs de Hardangerfjord con textos en inglés y Visit Norway en su versión en castellano.

2 Comentarios

  1. Hola…he estado varias veces en ese fiordo y es precioso, en verano es muy agradable y hay un par de rutas senderistas que me encantan. El valle de Husedalen y sus cuatro cataratas una encima de la otra, esta cerca del pueblo de Kinsarvik y la escalera de los frailes que sube desde Lofthus hasta una de las paredes del fiordo.Desde arriba la vista es maravillosa.Noruega….mi destino soñado.Un saludo.

    • Hola Íñigo,

      Yo volví enamorada de este gran fiordo noruego y los paisajes de invierno me parecieron brutales.
      Muchísimas gracias por las recomendaciones porque tengo pensado volver y patear la zona. Ayyyy que ganas.

      Un besote y gracias por dejar tu comentario 😘

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.