¡Bienvenido a una de las industrias más antiguas del mundo! Una fábrica de sal con casi 7000 años de antigüedad en el interior de la provincia alavesa que armoniza valores históricos, arquitectónicos y medio ambientales de manera magistral. Hoy te muestro qué hacer y cómo visitar las Salinas de Añana, uno de los lugares más bonitos del País Vasco y de toda España.

Y me quedo corta, ya que su importancia supera las barreras nacionales. No en vano, está declarado Patrimonio Agrícola Mundial. Resumiendo, tienes una oportunidad única de sumergirte en un oficio milenario que a día de hoy continúa produciendo una de las mejores sales del mundo. ¡El oro blanco de Añana!

cómo visitar las Salinas de Añana
Te lo cuento todo sobre cómo visitar las Salinas de Añana.

Consulta los mejores lugares que ver Vitoria a sólo media hora de Añana

Qué son las Salinas de Añana y dónde se encuentran

¿No te llama la atención que haya un salar tan alejado del mar? Añana está situado a 30 kilómetros de Vitoria en dirección suroeste, en la villa más antigua de Álava que toma el nombre de la propia explotación salinera: Salinas de Añana.

¿Y porque un Valle Salado en mitad de la provincia alavesa? Tenemos que remontarnos 200 millones de años, cuando este territorio estaba cubierto por las aguas de un antiguo mar. A lo largo del tiempo y por la acción de complejos procesos geológicos, los materiales salinos depositados en capas inferiores emergen dando lugar a lo que se denomina un diapiro.

Salinas de Añana en Álava
Disfrutando de las pozas de agua salada.

En este caso, es el agua de lluvia el que provoca el afloramiento natural de manantiales salinos que son aprovechados para la obtención de esta sal tan pura y preciada. Además de este poco común fenómeno diapírico, la configuración del terreno, el ingenio humano y, por supuesto, el efecto evaporativo, hacen el resto.

En definitiva, hoy podemos disfrutar de un espectacular sistema de canalización con su entramado de eras, plataformas, almacenes y herramientas al servicio del hombre. O, mejor dicho, de quienes han mantenido activa hasta nuestros días esta factoría salinera única en el mundo.

Canalización en las Salinas de Añana.
Canalización en las Salinas de Añana.

Un pequeño milagro que hoy no se entendería sin el trabajo de la Fundación Valle Salado de Añana y sus embajadores, entre los que se encuentran algunos de los mejores cocineros del país. ¡Todo un privilegio!

Cómo visitar las Salinas de Añana

Impresiona por su tamaño, su arquitectura y por las formas caprichosas de la sal. Pero es que, además, es una visita ideal para toda la familia. Eso sí, requiere reserva previa y elegir la modalidad de visita que más se adapte a tus gustos. No te despegues que te lo explico todo.

Por cierto, aunque cualquier momento es bueno para visitar las Salinas de Añana, hacerlo entre junio y septiembre tiene un plus de belleza. Y es que, durante estos meses se produce la recolección de la sal y es todo un espectáculo.

Visitas guiadas a las Salinas de Añana

Ni lo dudes, es la mejor forma de descubrir este asombroso lugar. Yo solo te he dado unas pequeñas pinceladas, allí mismo un guía profesional te acompañará por cada recoveco de la salina explicándote todos los detalles ¡Vas a flipar! El paisaje parece de otro mundo. Madera, agua, piedra, sal, texturas, colores e incluso sabores. Prepara tus cinco sentidos para una buena ración de estímulos. Recomendado al 200%.

Por si esto fuera poco, también tendrás la oportunidad de probar un peculiar spa salino. Sí sí, no estoy de broma. Resulta que han habilitado un par de pozas de poca profundidad para que pruebes en primera persona los beneficios de la sal de Añana en tu propio cuerpo. Como fui en otoño y hacía fresquete, yo sólo metí los piececitos pero me pareció una gozada.

Spa salino, visitas salinas de Añana
Spa salino en Añana.

Aún hay más. Y es que, puedes elegir entre un montón de experiencias extra. Catas, rutas por los manantiales, un tour virtual e incluso talleres en los que ponerte en la piel de un auténtico salinero y aprender los secretos de este oficio milenario. ¿Suena divertido verdad? ¡Lo es!

Aquí te dejo un pequeño resumen con todas las opciones:

  • Visita guiada por el Valle Salado. Es la visita básica con una duración de una hora. Es la que yo hice y me gustó mucho. Justo al final te dejan tiempo libre para disfrutar del spa salino al aire libre.
  • Visita guiada por el Valle Salado + Realidad Virtual. Recorrido corto por las salinas y visita de realidad virtual.
  • Visita guiada por el Valle Salado + Cata de sal. Si nunca has hecho una cata de sal, me parece un planazo.
  • Visita a los manantiales. Recorrido guiado para conocer el manantial salino de Santa Engracia.
  • Talleres familiares. Talleres temáticos que se programan durante los fines de semana. Consultar calendario.

Eso sí, el aforo es limitado y los fines de semana el cupo suele agotarse rápido. Sé previsor y reserva tu visita en la web oficial con suficiente antelación.

Talleres familiares en las Salinas de Añana.
Talleres familiares en las Salinas de Añana.

¿Necesitas más motivos? Además de que el modelo de gestión turística, cultural y económica basado en la sostenibilidad me parece todo un acierto, está abierto durante todo el año en diferentes horarios a muy buen precio y el personal que realiza las visitas es un encanto.

El Valle Salado de Añana por libre

También puedes disfrutar del entorno de manera gratuita desde el exterior. La mismísima carretera principal del pueblo nos ofrece una vista maravillosa de las pozas salineras pero también tienes la opción de completar un recorrido circular de apenas 3 kilómetros por el perímetro de la explotación.

Visitar Salinas de Añana en Álava
Así se ven las salinas desde la carretera.

El camino, señalizado como Ruta Verde del Valle Salado, parte desde la Iglesia de Santa María de Villacones, es decir, la iglesia del pueblo. Se interna por un extremo del conjunto salinero, cruza un pequeño arroyo y rodea el conjunto de eras de sal por las alturas del valle para regresar pasando junto al Convento de San Juan de Acre. Yo no lo hice pero me consta que las vistas son espectaculares.

Qué ver cerca de las Salinas de Añana

Si quieres otras opciones de pateo sin moverte del propio pueblo existen más rutas por el Valle Salado de Añana con distancias que van desde 4 hasta 16 kilómetros. Podrás conocer lugares tan chulos como el Lago de Caicedo Yuso, las cimas de La Atalaya, Somo y La Uña, o la cresta de La Peña y sus bellas panorámicas. Tienes más información en la web de Turismo de Euskadi.

El imprescindible por excelencia que ver cerca de las Salinas de Añana es, ni más ni menos que la capital del País Vasco, Vitoria-Gasteiz. A mí me parece una de las ciudades más bonitas e interesantes del norte de España por sus callejuelas medievales, sus museos, sus zonas verdes y sus riquísimos pintxos.

Consulta los mejores lugares que ver en Álava ¡una provincia de cuento!

En un radio de menos de 30 kilómetros y enmarcado en el Parque Natural de Valderejo, se encuentra el Valle de Valdegovía. Un pequeño tesoro donde no te puedes perder la Torre-Palacio de los Varona, la Iglesia de Tuesta, el Menhir El Gustal y la joya de la corona, el desfiladero del río Purón. Se trata de un desfiladero compartido con la provincia de Burgos y del que te hablo en este post sobre el Valle de Tobalina.

Desfiladero del río Purón en Álava.
Desfiladero del río Purón.

Como el disfrute no conoce de fronteras, continuamos en la provincia de Burgos para descubrir la Metrópoli Verde en San Zadornil. Un espacio natural muy chulo que aglutina diferentes tipos de bosque y hace las maravillas de cualquier amante de la naturaleza. Además, muy cerquita del mismo tienes el encantador pueblo de Valpuesta considerado la cuna del castellano. ¡Acierto seguro!


¿Ya te he convencido para visitar las Salinas de Añana en la provincia de Álava? Te lo juro, te va a encantar. Si aún te ha quedado alguna duda, escríbeme en comentarios y estaré encantada de ayudarte.

Antes de terminar y, como buena burgalesa, tengo que aprovechar la oportunidad para recomendarte la visita de otras salinas super interesantes que comparten muchas características con Añana, las de Poza de la Sal.

Ahora sí, finalizo con un pequeño listado de preguntas frecuentes que suelen surgir sobre la visita a las Salinas de Añana para tenerlo todo bien clarito.

✔️ ¿Dónde se encuentran las Salinas de Añana?
En el mismo pueblo de Salinas de Añana, dentro del paraje conocido como Valle Salado de Añana y a media hora de distancia por carretera de Vitoria-Gasteiz.

✔️ ¿Es necesario reservar para visitar las Salinas de Añana?
Para realizar una visita guiada es imprescindible reservar con antelación desde la web oficial del Valle Salado de Añana y realizar el pago que oscila entre los 8,5 y los 11,5 euros dependiendo del tipo de visita. También existen diferentes miradores gratuitos y accesibles sin necesidad de pagar.

✔️ ¿Qué tipos de visitas puedo realizar a las Salinas de Añana?
Hay diferentes modalidades de visitas guiadas como visita+spa salino, visita+cata, visita a los manantiales o talleres familiares. También dispones de miradores y una ruta circular por el exterior del complejo salinero de forma libre y gratuita.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario

Acepto la política de privacidad * Los datos serán tratados por Rebeca Serna como responsable del blog. La finalidad de la recogida de datos es para responder a tu consulta. Los datos quedarán almacenados en los servidores de Webempresa en la UE. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo a rebeca@viajeros30.com

Escribe aquí tu nombre