¿Y si te digo que Euskadi es mucho más que sus afamados territorios costeros? Hoy me he propuesto hacer justicia y mostrarte los tesoros del interior de la comunidad con esta lista de maravillas que ver en la provincia de Álava. Un recorrido por parajes naturales de ensueño, tesoros patrimoniales, tradición, cultura y gastronomía en un entorno tranquilo y repleto de encanto.

1. La Rioja Alavesa, mucho más que vino

Entre el río Ebro y la Sierra de Cantabria, y allí hasta donde te alcance la vista, se extienden relieves infinitos de viñedos salpicados de pueblos monumentales y callejuelas talladas en piedra. En esta preciosa comarca conviven pequeñas bodegas de toda la vida con innovadoras obras de arquitectura al servicio de unos caldos con denominación de origen. Lo confieso. Es uno de mis rincones favoritos que visitar en Álava.

Chabola de la Hechicera, qué ver Álava provincia
Chabola de la Hechicera, un lugar precioso que ver en Álava.

En Rioja Alavesa las actividades de enoturismo son incontables pero aquí van mis recomendaciones. No te pierdas la visita de bodegas históricas como Valdelana y las instalaciones vanguardistas de Bodegas Ysio o Marqués de Riscal. También súper bonitos son los calados centenarios excavados bajo la roca de Laguardia.

Sin embargo, esta comarca es mucho más que vino y bodegas. Recorre con calma el corazón de pueblos tan espectaculares como Laguardia, Labastida, Elciego, Elvillar o Lanciego. A cada cual más bonito.

Y para rematar una escapada perfecta de 2 días, no olvides que estamos en tierra de dólmenes. El de la Chabola de la Hechicera o el Montecillo son los más espectaculares. Yo viví un amanecer junto a la Chabola de la Hechicera que no se me va a olvidar nunca.

MÁS SOBRE LA RIOJA ALAVESA

2. Ruta del agua de Berganzo, el paraíso turquesa que ver en Álava

¡Increíble! Visitar esta joya escondida en el interior de la Sierra del Toloño es casi como teletransportarse al jardín del Edén. Qué colores y qué intensidad. Quizás le encuentres cierto parecido a la ruta del Nacedero del Urederra. Sin embargo, este paraje boscoso repleto de cascadas, pozas turquesas y delicadas formaciones rocosas tiene carácter propio.

Ruta del agua de Berganzo
Uno de los rincones más bonitos que ver en Álava.

Estamos ante una ruta circular muy sencilla de unos 10 kilómetros sin apenas desnivel. Aun así, se puede acortar bastante si sólo hacemos el tramo que discurre junto a las aguas celeste del río Inglares, el trecho más espectacular.

Eso sí, debes tener en cuenta que el parking habilitado junto al pueblo de Berganzo, el único punto donde se puede estacionar, tiene aforo limitado, es de pago y requiere reserva previa con suficiente antelación si vas en fin de semana.

MÁS SOBRE LA RUTA DEL AGUA

3. Salinas de Añana y el Valle Salado

Esto sí que no te lo esperabas. ¿Unas salinas de interior en mitad de la provincia de Álava? Así es y no son unas salinas cualquiera, sino probablemente las más espectaculares del país por los siguientes motivos: un origen de hace 200 millones de años, un pasado de producción salinera de casi 7000 años de historia y un presente que conjuga a la perfección paisaje, cultura y tradición.

Salinas de Añana, qué ver y hacer en Vitoria
Imagen de las Salinas de Añana.

En las Salinas de Añana, además de admirar un paisaje único (y algo marciano), tenemos la oportunidad de conocer a fondo el proceso de producción de una de las mejores sales del mundo. Hay varias modalidades de visita tan interesantes como la visita guiada general con spa salino incluido, realidad virtual, cata de sal, visita a los manantiales y hasta talleres familiares. Merece muchísimo la pena.

Conviene reservar con antelación, pero si no has conseguido entrada o no te apetece entrar, también puedes disfrutar de este paisaje tan curioso dando un paseo por el propio pueblo de Añana o a través de rutas de senderismo por los alrededores.

4. Parque Natural de Valderejo y desfiladero del Purón

Seguramente, uno de los rincones más bellos y desconocidos que ver en la provincia de Álava. En este espacio natural protegido se respiran aires serenos. Un equilibrio perfecto entre bosques, patrimonio, cañones, caseríos y una biodiversidad brutal.

Desfiladero del río Purón: qué visitar en Álava.
Desfiladero del río Purón.

Aunque hay 9 senderos señalizados, la joya de la corona tiene nombre propio: el Desfiladero del río Purón. Una preciosa ruta de senderismo, compartida con la provincia de Burgos, que transcurre a lo largo de una garganta rocosa bañada por aguas límpidas y turquesas. Suena bien ¿verdad?

Y, aunque se trata del parque natural más pequeño de la provincia, tiene más miga de lo que parece. No te puedes perder los encantos del Valle de Valdegovía con el pueblo de Lalastra a la cabeza donde su ubica la Casa del Parque.

5. Vitoria-Gasteiz, un imperdible que visitar en Álava

Capital de la provincia, capital del País Vasco y una de mis ciudades favoritas del norte de España. Una localidad pequeña, sostenible, verde, cómoda, amable y bonita como ninguna. ¡Y qué bien se come!

Vitoria, qué ver en la provincia de Álava
Centro histórico de Vitoria.

¿Quieres patrimonio? El casco viejo medieval de Vitoria alberga maravillas de la talla de la Catedral de Santa María, la Plaza de la Virgen Blanca, la Catedral de María Inmaculada o el trazado de sus murallas.

¿Prefieres arte y cultura? Tienes una ruta de street art espectacular y un montón de museos gratuitos interesantes. ¿Que lo tuyo es el ambiente callejero? Pues Vitoria va sobrada con el mítico pintxo-pote. En la Oficina de Turismo te darán un mapa súper completo para montarte tu propia ruta de pintxos.

¿Un poco de naturaleza? Perfecto, porque la capital alavesa, además de parques y jardines del centro histórico como el de La Florida, está rodeada por un cinturón verde de más de 30 kilómetros. El Anillo Verde es un verdadero oasis natural en el que destacan los Humedales de Salburua, el mirador del Centro de Interpretación de Ataria, el bosque de Armentia y la ribera del río Zadorra. ¡Super recomendable!

MÁS SOBRE VITORIA-GASTEIZ

6. Embalse de Ullíbarri-Gamboa

Playa en el Embalse de Ullíbarri-Gamboa
Una playa de interior con bandera azul.

¿Aquí no hay playa? ¡Claro que la hay! Que la provincia de Álava no cuente con salida al mar no es impedimento. Así se las gastan los alaveses. El embalse de Ullíbarri-Gamboa, además de abastecer de agua a Vitoria y Bilbao, conforma un área natural preciosa de colinas verdes y dos playas de guijarros con bandera azul: Landa y Garaio. ¡Son súper apetecibles!

Además de pegarte un chapuzón en verano que sabe a gloria, la zona cuenta con varios senderos para hacer a pie o en bici. Eso sí, mucho ojo con el aparcamiento en días de calor. Se llena muy rápido y te lo digo por experiencia.

7. Salto del Nervión y Cañón del Delika

Seguimos descubriendo lo mejores planes que hacer en la provincia de Álava con la cascada más alta de España. En realidad, nos encontramos en un punto limítrofe entre las provincias de Álava y Burgos. Y más allá de polémicas territoriales (que nadie se me enfade), lo que está claro es que estás a punto de descubrir uno de los rincones más espectaculares de España. ¡Parece que nos hayamos trasladado a Islandia!

Salto del Nervión, qué ver en Álava
El salto de agua más alto de España.

Nada más y nada menos que un salto de agua de 200 metros de altura que se precipita a pocos metros de su nacimiento sobre un desfiladero de paredes altísimas y cortadas a cuchillo. La estampa no puede ser más sobrecogedora. Pero lo mejor de todo es que el acceso al mirador es sencillo, apenas un paseo de unos 20 minutos desde el aparcamiento, y para toda la familia.

¡Ojo! Esta cascada es bastante estacional, por lo que solo podrás verla en todo su esplendor durante el deshielo de nevadas copiosas o tras fuertes lluvias continuadas. No obstante, todo el entorno conocido como Monumento Natural del Monte Santiago es una gozada y ofrece un montón de posibilidades de disfrute cualquier época del año gracias a sus bosques de hayas y otras rutas panorámicas.

Espera, que aún hay más. Existe la opción de ver la base del imponente salto desde las profundidades del Cañón del Delika. Una perspectiva alucinante y no tan conocida que puedes conocer gracias a una ruta sencilla pero que implica vadear el curso del río en numerosas ocasiones. El punto de inicio lo tienes en la propia localidad de Delika.

MÁS SOBRE EL SALTO DEL NERVIÓN

8. Parque Natural del Gorbea y Cascada de Gujuli

¿Preparado para descubrir uno de los grandes emblemas del País Vasco? Compartido entre las provincias de Álava y Bizkaia, el Parque Natural del Gorbea (o Gorbeia) destila magia, tradición y leyendas. Un territorio precioso marcado por valles frondosos y cumbres míticas.

Gorbea, planes que hacer en Álava
Bosque mágico de Otzarreta.

Sumérgete en un cuento de hadas en los hayedos de Otzarreta y Altube, descubre un ecosistema único en el humedal de Saldropo o asciende hasta la cruz del Monte Gorbea, su cima más alta y todo un símbolo de Euskadi con vistas 360º. Es lo más significativo del parque natural, pero en la Casa del Parque de Sarria podrás conocer todas las posibilidades que ofrece.

Además, muy cerquita tenemos otro portento de la naturaleza, la cascada de Gujuli. Nada más y nada menos que 100 metros de caída libre que puedes observar desde el mirador habilitado cerca de la aldea de Goiuri-Ondona. Si no quieres llevarte un chasco y encontrártelo seco, reserva esta visita para época de lluvias o primavera.

MÁS SOBRE GORBEA

9. Embalse de Maroño y Sierra Salvada

Seguimos desgranando el valioso patrimonio natural que ver en la provincia de Álava con un rincón precioso y poco conocido. El embalse de Maroño, bajo un imponente perfil rocoso, es uno de esos lugares que cautiva por su sencillez y belleza. El lugar ideal para pasar un rato bien a gusto es su área recreativa.

Embalse de Maroño y Sierra Salvada
Un rincón idílico de Álava provincia.

El macizo montañoso que despunta soberbio frente el embalse, limítrofe con las provincias de Álava, Burgos y Bizkaia, es la Sierra Salvada. Un mirador infinito hacia el Valle de Ayala cuyos escarpados cortados de piedra cobijan bosques, geniales panorámicas y una enorme población de aves. Subir al Txarlazo desde Orduña es un clásico casi obligado, aunque mi sendero preferido es la ruta al pico Tologorri que regala unos paisajes brutales.

Y hablando de rinconcitos bonitos por la zona, a menos de 2 kilómetros de la presa, el cauce del arroyo Idas a su paso por un antiguo molino ofrece un rincón de postal. El lugar es conocido como Belandiako Errota y es una cucada, pero no se lo digas a nadie que es secreto.

10. Parque Natural de Urkiola

Terminamos con otro territorio protegido que también comparte propiedad con sus vecinos del norte. De hecho los mayores atractivos del Parque Natural de Urkiola pertenecen a la provincia de Bizkaia, pero dada la cercanía a esta emblemática zona cargada de valor paisajístico y tradición no podía dejar de nombrarlo.

Mirador de las Tres Cruces de Urkiola.
Mirador de las Tres Cruces de Urkiola.

¿Te suena la leyenda de la diosa Mari? Pues según este arraigado mito de la cultura vasca, Urkiola es donde habita la Dama de Amboto. Te reconozco que yo no la vi, pero flipé con el Santuario de Urkiola, con el hayedo junto al Mirador de las Tres Cruces y con la caminata al monte Saibi. Y siempre puedes lanzarte a conquistar la preciada cima del Amboto. Planes más mundanos pero que también elevan el espíritu.

Te has quedado alucinado con esta selección de joyitas que ver en Álava ¿verdad? Pues la lista no termina aquí. Toma nota, que aún queda mucho por descubrir de este territorio pequeño pero matón y a veces, injustamente subestimado.

  • Más pueblos con esencia alavesa como Salvatierra, Antoñana o Aramaio.
  • El rico patrimonio ecológico y cultural del Parque Natural de Izki.
  • Otro espacio natural compartido, esta vez con Guipúzcoa, como el Parque Natural Aizkorri-Aratz. Montañas, bosques y ríos para deleite de cualquier amante de la naturaleza.
  • A orillas del río Ebro y junto a la provincia de Burgos, el desfiladero del Sobrón es un planazo.
Hoces del Sobrón.
Hoces del Sobrón.

Ya solo queda preparar la ruta a tu medida y disfrutar. Por eso, te dejo el mapa de localización con la ubicación de todos los puntos tratados a lo largo del artículo. Puedes consultarlo desde la web o descargarlo en la aplicación de Google Maps de tu móvil.


Espero que este listado de lugares que ver en la provincia de Álava te sirva para enamorarte de esta tierra, ya sea en un gran viaje o en sucesivas escapadas. Como siempre, la sección de comentarios está a tu disposición para añadir algún sitio interesante que no haya nombrado o para consultarme cualquier duda. Te ayudaré encantada.

2 COMENTARIOS

  1. Buena ruta, es una propuesta que haré saber a mi grupo para realizarla en del 31 de octubre al 3 de noviembre.

    • Qué bien. Además, en otoño hay lugares como los hayedos de Gorbea, Urkiola o el Monte Santiago que están preciosos a más no poder. Cualquier duda adicional me puedes preguntar por aquí.

      ¡A disfrutar de Álava!

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario

Acepto la política de privacidad * Los datos serán tratados por Rebeca Serna como responsable del blog. La finalidad de la recogida de datos es para responder a tu consulta. Los datos quedarán almacenados en los servidores de Webempresa en la UE. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo a rebeca@viajeros30.com

Escribe aquí tu nombre