castillo de Fougeres, ruta por la Bretaña francesa

No sabía nada de esta región francesa cuando un impulso viajero repentino me obligó a comprar unos billetes de avión con destino a Rennes. Eran sólo 4 días, 3 si restamos el viaje de vuelta. Fue entonces cuando descubrí el mundo de posibilidades que tenía por delante y no sabía por donde empezar. ¿Este es tu caso? Perfecto, estás en el artículo adecuado. Os voy a llevar de ruta por la Bretaña francesa y el Mont Saint-Michel.

Mis anteriores incursiones por Francia me dejaron con mal sabor de boca. Franceses maleducados, malos modos e, incluso, conatos de timos. No entraré en más detalles. Tenía cierta reticencia a volver al país vecino.

Sin embargo, una ruta por la Bretaña francesa en 4 días me ha reconciliado con este país. Pequeños pueblos de cuento de hadas, paisajes maravillosos y anfitriones simpáticos y serviciales. No se le puede pedir más a una escapada. Bueno sí, que hubiese sido más larga.

Rebeca Serna de Viajeros 3.0 de ruta por la Bretaña francesa

Ruta por la Bretaña francesa en 4 días



Tenía poco tiempo y quería aprovecharlo al máximo. Por eso, me decanté por visitar pueblos pequeños con mucho encanto y hacer traslados cortos, de pocos kilómetros. De esta forma, los días dieron de sí una barbaridad. Comencemos, pero primero un consejo muy importante.

Itinerarios auto-guiados

Lo primero que debes hacer al llegar a cualquier pueblo de la zona, independientemente de que lleves una guía contigo, es dirigirte a la oficina de turismo. ¿Por qué? Porque lo tienen muy bien montado. Te van a dar un mapa donde te señalizan a la perfección itinerarios a pie que te van a llevar por todos los imprescindibles del pueblo correspondiente. Es una forma genial de aprovechar el tiempo y ahorrarte quebraderos de cabeza con mapas liosos e indescifrables.

1 Rennes – Fougeres (72 kilómetros)


Pincha aquí para ampliar el mapa.

La primera decisión estaba tomada. Aterrizaba un jueves muy temprano en Rennes e iba a comenzar el roadtrip pasando de largo por esta ciudad. No es que Rennes no merezca una parada. Ni mucho menos. Tenía que desechar lugares y decidí optar por dos pueblos más pequeños y muy cercanos.

VITRE

Tras recoger el coche de alquiler puse rumbo al primer destino del día. Había leído maravillas de Vitre y ahí que me fui. Se trata de un buen aperitivo de lo que nos vamos a encontrar durante todo el viaje: callejuelas empedradas, preciosas casas medievales con entramado de madera y un imponente castillo visible desde casi toda la ciudad.

Vitre, ruta por la Bretaña en 4 días visitar Vitre en una ruta por la Bretaña monumentos de Vitre en una ruta por la Bretaña

El día estaba gris y no dejaba lucir a Vitre en todo su esplendor. Pero lo que es indudable es que se trata de una visita muy recomendable. Además, el centro peatonal está repleto de restaurantes donde degustar la gastronomía local y pegarte algún que otro caprichito en alguna tienda de artesanía.

De nuevo en el coche decidimos improvisar y hacer una parada intermedia en la pequeña localidad de Châtillon-en-Vendelais. En la oficina de turismo de Vitre nos habían hablado muy bien de este pueblo. Pero, tras un paseo por el pueblo y por el lago, os puedo decir que es una parada que no merece mucho la pena.

FOUGERES

jardines de Fougeres, ruta por la Bretaña en 4 días

Ahora sí, llegamos al último destino del día. Se trata del pueblo de Fougeres. Y menuda forma de finalizar la jornada. Es, sin duda, uno de las visitas imprescindibles si estás organizando una ruta por La Bretaña. El casco medieval de Fougeres parece salido de un cuento de princesas. Pequeñas casas de madera de todos los colores, callejuelas desiertas y con mucho encanto, miradores, paseos y parques de pura fantasía, y un castillo simplemente impresionante. Lo tiene todo.

Te recomiendo reservar unas cuantas horas para descubrir Fougeres con tranquilidad. En el mapa que te proporcionan en la oficina de turismo hay un par de itinerarios bien marcados. Uno recorrerá el centro medieval y otro alguno de los parques y zonas verdes del casco viejo. Ambos son muy interesantes y están señalizados por pequeños carteles.

Fougeres, ruta por la Bretaña francesa en 4 días castillo de Fougeres, ruta por la Bretaña francesa en 4 días

Alojamiento en Fougeres

Tuve dudas hasta el final con estos dos alojamientos. Por un lado tenía una apartamento con encanto de Airbnb. Una preciosidad tipo love situado en pleno centro Fougeres (recuerda que te puedes llevar 35 euros de regalo en tu primera reserva de Airbnb). Fue por el que me decanté finalmente. También recomendable es el Hotel de Bretagne, muy económico y perfecto para descansar una noche.

2Fougeres – Dinan (118 kilómetros)


Pincha aquí para ampliar el mapa.

Hoy llegaba el plato fuerte del viaje y había nervios. Amenazaba lluvia. Afortunadamente el día aguantó sin caer ni gota. Era el momento de conocer el Mont Saint-Michel. Aunque la abadía pertenece a la región de Normandía y no a La Bretaña, era impensable pasar tan cerca sin hacer esta visita. Desde pequeña tenía grabada a fuego la imagen de este lugar gracias a un anuncio televisivo de una marca de coches. Y por fin, muchos años después, iba a estar allí. Un sueño hecho realidad.

MONT SAINT-MICHEL

ruta por la Bretaña francesa, Mont Saint-MichelLlegar hasta el Mont Saint-Michel es muy fácil. Hay carteles anunciándolo por la carretera y, una vez allí, todas las señales te conducirán hasta el aparcamiento de pago habilitado en las cercanías. Desde el parking tienes dos opciones. O coger los autobuses gratuitos o caminar durante una media hora la distancia (2,5 kilómetros) que te separa del monumento. Opté por esta última opción para la ida y el autobús para el regreso.

Mont Saint Michel, ruta por la Bretaña Mont Saint Michel, ruta por la Bretaña en Francia

¿Qué me ha parecido el Mont Saint-Michel? Pues qué puedo decir. Es una preciosidad tanto en su conjunto como en detalle. Miradores y empinadas callejuelas repletas de restaurantes, tiendas y hoteles cuyo destino no es otro que el de la gran Abadía Benedictina. Pero todo quedó un poco empañado por la gran aglomeración de gente que decidió cumplir su sueño el mismo día que yo. A mi no me quedaba otra opción que hacer la visita por la mañana pero te recomiendo, si puedes, recorrerlo bien entrada la tarde. Las hordas de turistas y excursiones organizadas desaparecen dejando un lugar apacible e ideal para disfrutar del atardecer.

DOL-DE-BRETAGNE

Tras pagar una abultada tarifa de aparcamiento, ponemos rumbo al siguiente destino, no sin antes disfrutar de los paisajes maravillosos que nos regala La Bretaña. Dol-de-Bretagne no entraba en mis planes. Pero una recomendación de última hora y a media mañana estaba aparcando en el centro.

paisajes en ruta por la Bretaña francesa

¿Que se puede ver? Una vez más y ya se que me repito, nos encontramos ante un pueblo medieval súper bonito que se distribuye en torno a la Catedral de Saint-Samson. Los ejemplos de arquitectura popular que encontramos en el casco histórico son una pasada, casas porticadas con entramado de madera de mil colores que parecen puestas ahí para la foto.

catedral de Dol-de-Bretagne, ruta por la Bretaña francesa en 4 díasDol de Bretagne, ruta por la Bretaña en Francia

La visita a Dol-de-Bretagne no requiere mucho tiempo y es todo tan ‘cuqui‘ que no te vas a arrepentir de incluirlo en el itinerario.

SAINT SULIAC

La penúltima parada del día fue en Saint Suliac y con sorpresa incluida porque tampoco estaba prevista en el itinerario inicial. Toma nota porque es probablemente uno de los pueblos que más me gustó y está considerado como uno de los pueblos más bonitos de Francia. ¿Por qué? Hay muchas razones.

Se trata de una pequeña localidad medieval situada en el estuario del río Rance. Eso ya es una buena razón porque las vistas son maravillosas. Caminarás por estrechas callejuelas alejadas del turismo masivo que van a morir sin remedio a un pequeño puerto de pescadores y una playa preciosa.

Saint Suliac, ruta por la Bretaña francesa en 4 días Playa de Saint Suliac, ruta por la Bretaña francesa en 4 díaspuerto de Saint Suliac en la Bretaña francesa

No te puedes ir de aquí sin caminar hasta el Monte Gareau y su pequeño oratorio. Un mirador natural con vistas privilegiadas sobre el estuario y el pueblo en su conjunto.

DINAN

Ya había ganas de llegar a la que sería nuestra morada las dos próximas noches. Haríamos base en Dinan, otro de los pueblos más bonitos de la zona (quizás el más famoso) y bien situado para salir de excursión al día siguiente. Pero el día nos dio mucho de sí y aún tuvimos tiempo para recorrer hasta la última callejuela de este precioso pueblo.

Que Dinan es muy turístico es algo innegable. Está repleto de hoteles, restaurantes, tiendas de recuerdos y todo lo que conlleva. Pero esto no le resta ni una pizca de su encanto. Tiene un conjunto medieval muy amplio. Piensa que una visita en condiciones te llevará al menos 3 horas.

Dinan, ruta por la BretañaDinan, ruta por la Bretaña en 4 días lo mejor de la Bretaña francesa en 4 días

¿Lo mejor? Sus casi 3 kilómetros de muralla repletos de miradores, la calle Jerzual que parece perdida en el tiempo con preciosas casas de cuento, el puerto situado a orillas del río Rance junto al puente medieval, la basílica de Saint-Sauveur y… No puedo resumir, aquí todo merece la pena. Cada rincón de este pueblo está cuidado al detalle. Olvídate del reloj y déjate llevar por sus elegantes avenidas y estrechas callejuelas.

Alojamiento en Dinan

Un viaje improvisado y lowcost requería un alojamiento lowcost. Sin ser una gran maravilla el Hotel Duchesse Anne cumplió con su función. Muy barato, céntrico y con todo lo necesario para pasar un par de noches. En las inmediaciones puedes encontrar aparcamiento gratuito o parkings de pago con un coste muy bajo.

3Ruta por la costa (92 kilómetros)


Pincha aquí para ampliar el mapa.

Hoy tocaba una ruta por la costa. Había ganas. Y el tiempo, una vez más, fue benévolo con nosotros la mayor parte del día. Vámonos de ruta.

SAINT-LUNAIRE

Saint Lunaire, ruta por la Bretaña francesa en 4 días

La primera parada del día se la llevó la tranquila y menos turística localidad de Saint-Lunaire. Sin encontrarnos con nada espectacular, me pareció un pueblo costero encantador y alejado del bullicio. Caminar por una playa desierta era una forma perfecta de comenzar el día.

Antes de que arranques el coche de nuevo, te recomiendo caminar hasta la Punta du Décolle. Un encantador mirador para quedarte embobado con las vistas de las costa esmeralda.

vistas Saint-Lunaire, ruta por la Bretaña francesa en 4 días

DINARD

Dinard, que no Dinan. ¡No confundir por favor! Aquí se nota mucho la diferencia con respecto a Saint-Lunaire. Hemos pasado de un tranquilo pueblo costero a entrar en una ciudad vacacional. Pero con mucho encanto, esa elegancia que puedes encontrar, por buscar una similitud, con ciudades como Santander y San Sebastián. Salvando las distancias, por supuesto.

Lo mejor de Dinard en la Bretaña francesa Dinard en ruta por la Bretaña francesa en 4 días playa de Dinard, ruta por la Bretaña en Francia

Lo más conocido de Dinard son sus fantásticas villas de la Belle Epoque. Un recorrido al borde de la costa por suntuosas casas ajardinadas de finales del siglo XIX que le dan una imagen a la ciudad realmente bella. Playas, senderos, mucho ambiente y un casino completan la lista de actividades que podemos realizar en Dinard.

SAINT-MALO

El imprescindible por excelencia de toda la zona. Saint-Malo es bonito y mucho. Pero no le encontré ese encanto ni esa magia que me transmitieron otras de las visitas anteriores. Quizás fue la lluvia intermitente, que no me abandonó durante mi incursión por Saint-Malo, la que consiguió enturbiar mi impresión final. Pero esto ya es una opinión muy personal.

¿Recomiendo su visita? Por supuesto. Impresiona el tamaño descomunal de su casco histórico, y las imponentes y elegantes fachadas que nos reciben nada más poner un pie en el centro. Para mi lo mejor que ofrece la ciudad es el recorrido por las murallas entre torres y bastiones. Un paseo realmente bonito que nos va a regalar preciosas imágenes panorámicas de Saint Malo.

Saint-Malo en la Bretaña francesa ruta por la Bretaña francesa, Saint-Malo fortaleza en Saint-Malo, ruta por la Bretaña en 4 días

Los golosos podrán saciar en Saint Malo sus ansias de dulce. Hay muchas pastelerías en las calles de intramuros y no vas a poder resistirte a rascarte la cartera cuando veas los dulces tamaño XXL que venden.

CANCALE

Con el cansancio acumulado de un día repleto de pateadas tocaba volver a Dinan. Pero se me ocurrió una idea de última hora. ¿Y si nos vamos a cenar a Cancale? Y menudo acierto. Famoso por la pesca de ostras, este coqueto pueblo marinero está repleto de restaurantes donde degustar principalmente platos a base de pescado y marisco.

ostras en Cancale, ruta por la Bretaña francesa en 4 días Cancale, ruta por la Bretaña francesa

A pesar de encontrarnos en Francia, se pueden encontrar locales con buena relación calidad/precio. Eso sí, no hay viaje sin una buena gañanada. Y es que con lo rico que estaba todo nos vinimos arriba y decidimos pedir una botella de sidra francesa durante la cena. ¿Resultado? Que como no se nos ocurrió mirar el precio previamente, casi nos caemos de la silla al ver los 27 eurazos que costó el caprichito…

4 Dinan – Aeropuerto de Rennes (58 kilómetros)


Este día tocaba regresar y la idea era aprovechar al máximo el tiempo disponible, que era muy escaso. Pero una cosa son los planes que haces y otra lo que sucede realmente. Un último paseo por Dinan y de vuelta al coche. Pero este día el GPS decidió rebelarse contra nosotros. Estuvimos dando tantas vueltas por carreteras comarcales que de milagro llegamos a tiempo a dejar el coche en el aeropuerto con el depósito lleno. Cosas del directo…

Datos prácticos para organizar tu ruta por la Bretaña



Te lo digo y te lo repito. 4 días son muy pocos para explorar la Bretaña. Esto es sólo un pequeñísimo ejemplo de todas las posibilidades que te ofrece la zona. El mejor consejo que vas a leer en todo este artículo es que te reserves al menos una semana. Pero menos da una piedra. Y yo volví encantada de esta escapada improvisada.

ruta por la Bretaña francesa en 4 días

Lo primero ¿cómo llegar? Puede que estés de roadtrip por Francia y llegues por carretera. Lo tienes muy fácil, sólo dejarte llevar por el mapa. En mi caso, la elección fue llegar en avión hasta el aeropuerto de Rennes. Viajé en plena Semana Santa y escogí el destino gracias al buscador de vuelos Skyscanner. Era el destino con los vuelos más baratos para esas fechas. ¡Así de simple! Vuelo directo desde Madrid con Iberia por 90 euros.

Como siempre, utilicé el buscador de Rentalcars para escoger el coche de alquiler más barato. En este caso, me decidí por un alquiler de cuatro días con la compañía Álamo. Tienen las oficinas dentro del aeropuerto de Rennes y la experiencia fue muy positiva. Suelo alquilar coches muy a menudo y debo decir que esta compañía ha sido de las más profesionales que me he encontrado tanto para la recogida como para la recepción del coche. De 10.

Las carreteras de La Bretaña son muy buenas. En su mayoría se trata de carreteras nacionales bien asfaltadas y algunos tramos de autovías gratuitas. Eso sí, no hagáis mucho caso al GPS. A mi me la lió en más de una ocasión. Los principales destinos están perfectamente señalizados, así que es mejor seguir las señales.

Los alojamientos ya os los he indicado, 1 noche en un loft con encanto de Airbnb y las dos últimas en el Hotel Duchesse Anne. Toda esta zona esta repleta de hoteles y apartamentos, puedes consultar todas las opciones en Booking.


Esta ruta por la Bretaña francesa me ha sorprendido mucho y para bien. Me quedé con ganas de más, así que habrá que volver por allí para contaros todos los detalles.

El artículo contiene enlaces de afiliación. Si compras a través de ellos yo me llevaré una comisión. Nunca se incrementará el precio final que vas a pagar e, incluso, puedes acceder a descuentos.

2 Comentarios

  1. La verdad es que 4 días es muy poco para recorrer la Bretaña. En el 2003 me recorrí la Bretaña, Normandía y el Loira con furgoneta alquilada desde Barcelona. Es el viaje más bestia que he hecho en coche. Recorrí todos esos sitios que has mencionado, aunque a mi Mont Saint-Michel me decepcionó porque me pareció un parque temático (la misma sensación tuve en Carcasona un verano, pero en invierno me gustó mucho más). La próxima vez que vayas te recomiendo la parte sur de la Bretaña: Nantes, Vannes, Carnac, Concarneau, Quimper y puesta de sol en la Pointe du Raz.

    Los únicos franceses antipáticos que he encontrado ha sido en París. En el resto de Francia la gente es muy amable, sobre todo en Bretaña y también en Provenza y Aquitania (la gente del sur siempre es más abierta).

    Saludos.

    • Llevas toda la razón. 4 días son pocos y ya lo explico en el artículo. Pero a mi me supieron a gloria y me dio tiempo a disfrutar mucho de la zona. Tengo inmensas ganas de volver así que haré caso de tus recomendaciones.
      Respecto a los franceses…pues puede que fuese mala suerte o no, no lo se. Pero las experiencias que había tenido hasta ahora y no sólo en París habían sido muy desagradables.

      Un saludo y gracias Santi.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here