La vida me lo ha enseñado. Los que viajamos a menudo tenemos que ser doblemente precavidos. Aún más cuando estamos lejos de casa. ¿Crees que con la Tarjeta Sanitaria Europea estás completamente protegido? Hoy te voy a demostrar que sólo a medias. Vamos a conocer juntos cuál es la cobertura de la Tarjeta Sanitaria Europea, dónde solicitarla, falsos mitos sobre su uso y mis razones por las que debes viajar también con un seguro de viaje. Sí, también por Europa.

cobertura tarjeta sanitaria europea

Hace muy poco te contaba en un artículo muy extenso cuál es mi seguro de viaje recomendado. Ahí te detallaba mi experiencia personal, algunos problemas médicos en el extranjero y la horrible situación que viví en Rumanía con la Tarjeta Sanitaria Europea. Fue ese momento en el que me puse a investigar sobre la realidad de esta tarjeta. Y llegué a varias conclusiones. Cosas que nadie te cuenta y que, hasta que no tengas un problema, jamás hubieses pensado.

Pero antes de entrar en materia, voy a contaros lo más básico. ¿Qué es realmente la Tarjeta Sanitaria Europea?. Se trata de un documento personal e intransferible que te da derecho a recibir prestaciones sanitarias durante una estancia temporal en el territorio del Espacio Económico Europeo o Suiza. Parece sencillo ¿verdad?. Pues no lo es tanto.

Falsos mitos sobre la Tarjeta Sanitaria Europea



Esto es lo que nadie te cuenta o, al menos, lo que nadie se molesta en leer. Ni más ni menos que la letra pequeña de la Tarjeta Sanitaria Europea, las coberturas reales. Seguro que os vais a llevar más de una sorpresa con estos falsos mitos. Afirmaciones que nunca nos hemos molestado en comprobar

👎 Nos cubre en todos los países de Europa


Rotundamente no. Esta tarjeta sólo nos cubre en los países pertenecientes al Espacio Económico Europeo y Suiza. Para que no haya lugar a malentendidos, voy a poner la lista completa por orden alfabético.

  • Alemania, Austria, Bélgica, Bulgaria, Chipre, Croacia, Dinamarca, Eslovaquia, Eslovenia, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Islandia, Italia, Letonia, Liechtenstein, Lituania, Luxemburgo, Malta, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumania, Suecia y Suiza.

👎 No tenemos que pagar nada


También es completamente falso. En España la sanidad es gratuita y universal. Pero la gran máxima de la Tarjeta Sanitaria Europea es que nos concede acceso a la sanidad de otro país en las mismas condiciones que sus propios habitantes. Es decir, si ellos tienen que pagar por ciertas consultas, pruebas etc… tú también tendrás que hacerlo.

¿Conocías este detalle? Yo creo que es uno de los grandes malentendidos con respecto a esta tarjeta. Todo el mundo piensa que, si te toca pagar, a la vuelta te lo van a devolver. ¡Es mentira!.

Lo países europeos en los que actualmente funciona el copago por ciertos servicios sanitarios son: Austria, Bélgica, Croacia, Francia, Finlandia, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Portugal y Suecia. Puede que haya alguno más. Lo mejor es consultar la web de la Comisión Europea o la web del Consulado Español del país al que vayas a viajar para conocer todos los detalles.

Y cuando hablo de copago me refiero a tener que abonar una consulta en urgencias, un ingreso, una prueba médica o, incluso, por tener que acudir a atención primaria.

También existe el caso de países donde se solicita un anticipo monetario por la asistencia prestada. Después tendrás que solicitar el reembolso según las normas que haya previstas en dicho país. Eso sí, los reembolsos se pueden alargar hasta un año.

👎 Tenemos las mismas coberturas que en España


dónde solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea

Más de lo mismo. La cobertura de la Tarjeta Sanitaria Europea nos da derecho a recibir asistencia en las mismas condiciones que estén previstas en el país del destino. Ni más ni menos. Y aquí no sólo me refiero a posibles copagos por urgencias o consultas. Me refiero a que hay países cuya sanidad pública no alcanza los estándares mínimos a los que estamos acostumbrados y los mejores medios se encuentran en las clínicas privadas. Sí, fuera de España existe otra realidad.

Como también os decía en el punto anterior, la web de los consulados es muy reveladora y súper útil. Por ejemplo, en países como Rumanía, Bulgaria, Grecia o Chipre, entre otros, nos recomienda claramente que conviene contratar un seguro privado a mayores. Y yo, por mi experiencia, lo corroboro.

¿Estás buscando un seguro de viaje?

Mi pretensión no es la de asustarte con este artículo. Sólo que tomes consciencia de la realidad para poder tomar precauciones y viajar con la máxima tranquilidad.

Siempre que salgo de España lo hago con un seguro de viaje privado. Hay muchísimas compañías con buenas coberturas, pero yo sólo os puedo recomendar la que he probado y con la que estoy contenta desde hace bastantes años. Es Iati Seguros. Y, sólo por ser lector del blog, os ofrece un 5% de descuento directo si lo contratas de este enlace.

👎 Me cubren la repatriación a España


¡Nunca!. En ningún país europeo tendrás esta cobertura con la Tarjeta Sanitaria Europea. Si por cualquiera que sea el motivo médico, quieres regresar a España, esa repatriación siempre correrá de tu bolsillo. Y, como ya te podrás imaginar, puede suponerte un buen pico.

Características y coberturas de la Tarjeta Sanitaria Europea



Ojo, porque no todo es negativo, ni muchísimo menos. Os voy a contar por qué, a pesar de que os recomiende viajar con un seguro de viaje, nunca debéis olvidar llevar la tarjeta en la cartera. ¡No son excluyentes, son complementarios! Estas son las características y coberturas de la Tarjeta Sanitaria Europea:

  • Tiene una validez de dos años (renovables)
  • Se puede pedir online y tenerla en casa en unos días
  • Da acceso a atención sanitaria urgente en más de 30 países europeos
  • Nos cubre ante el empeoramiento de una enfermedad crónica
  • También cubre la asistencia al parto en embarazos

La TSE no tiene validez cuando la finalidad del desplazamiento sea la de recibir tratamiento médico. Tampoco es válida cuando hemos trasladado nuestro domicilio habitual en el extranjero. En este último caso habrá que hacer papeleo adicional.

¿Cómo y dónde solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea?



Lo primero que debes saber es si cumples los requisitos necesarios para ser beneficiario de la misma. Ojo, porque no todos los ciudadanos tienen derecho a ella. Vamos a conocer cuáles son:

  • Ser afiliado activo en la Seguridad Social
  • o ser beneficiario registrado de un titular
  • o ser menor de 26 años y no haber trabajado nunca
  • o estar cobrando una prestación por desempleo

Si te encuentras en cualquiera de estos casos, solicitar la Tarjeta Sanitaria Europea es muy sencillo. Ojo, porque suele tardar aproximadamente 10 días en llegar a casa. ¡No lo dejes para el último momento!. Tienes dos opciones: solicitarla online en esta web o acudir a tu Centro de Atención e Información de la Seguridad Social (CAISS) más cercano.

Recuerda que tiene una validez de dos años. Debes renovarla cuando se acabe la cobertura. De lo contrario perderás este derecho.

Hay casos en los que tendrás que pedir el llamado Certificado Provisional Sustitutorio CPS (por falta de tiempo, por tener un contrato de trabajo temporal y otros supuestos). Se trata de un documento en el que se acredita tu derecho a recibir prestaciones sanitarias en las mismas condiciones que la TSE. Se puede solicitar en cualquiera de los centros CAISS y tiene una validez máxima de 90 días.

Bajo mi punto de vista, el problema de este documento es que está redactado en castellano y puede llegar a originar problemas y confusiones. A mi me sucedió en Rumanía. Estoy convencida que el personal del hospital al que acudí no tenían ni idea de qué les estaba mostrando. Si has tenido experiencias positivas o negativas con el CPS me encantaría que las contaras en comentarios.

Qué seguro de viaje recomiendo para viajar por Europa



Obviamente no es lo mismo viajar por Europa que por Japón o Estados Unidos. Por lo que tampoco debemos escoger el mismo tipo de seguro privado. Para una escapada europea debes fijarte sobre todo en las siguientes coberturas:

  • Asistencia médica en el extranjero
  • Cobertura de repatriación o regreso anticipado

Lo bueno de viajar con seguro de viaje privado es que también estarás cubierto ante otros supuestos muy importantes: pérdida de maletas, retraso en el medio de transporte, pérdida de conexiones, deportes de aventura etc…

Por ejemplo, si nos fijamos en las distintas pólizas que ofrece mi compañía de confianza, Iati Seguros, lo ideal para un viaje por Europa sería contratar una póliza básica o estándar. Y estamos hablando de seguros que salen realmente económicos. Entre 16 y 35 euros por una semana de viaje. Ojo, porque esta recomendación sólo aplica en el caso de países donde podamos utilizar la Tarjeta Sanitaria Europea. En el resto del territorio habría que valorar pólizas con coberturas sanitarias más altas.

Recuerda que, sólo por ser lector del blog, te puedes llevar un 5% de descuento directo en la contratación de tu seguro de viajesi lo haces a través de este enlace


¿Conclusión final? Mi opinión al respecto ha quedado muy clara. Lo ideal es viajar con ambas coberturas: Tarjeta Sanitaria Europea + Seguro de Viajes. ¿Qué opinas al respecto? ¿alguna experiencia personal que quieras compartir?

4 Comentarios

  1. Gracias por tu información, por desgracia a cinco minutos de recoger el coche y volver a España, en Oporto me cai por mal estado de la acera, en mitad de la calle y tuvo q socorrerme una ambulancia y darme varios puntos, ademas tengo algunas enfermedades crónicas y me atendieron gratamente en el hospital, no tuve ninguna incidencia entregando la TSE. Ojalá nadie tenga que utilizarlas pero mejor tener la información correcta.Sin duda recomiendo tenerla actualizada.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.