No te has equivocado, has leído bien: Espinosa de los Monteros y los valles pasiegos burgaleses. Si pensabas que los valles pasiegos son patrimonio exclusivo de Cantabria tengo que decirte que, no sólo te equivocas, sino que has de saber que estamos ante una zona del norte de Burgos de gran extensión y belleza natural. Pero vayamos por partes, primero haremos un recorrido por los mejores lugares que ver en Espinosa de los Monteros para rematar la lectura con un montón de planes de turismo rural, senderismo y naturaleza por los alrededores.

El Portillo de la Sía, valles pasiegos burgaleses
El Portillo de la Sía.

Vamos a situarnos en el mapa. Nos encontramos en el extremo norte de la provincia de Burgos, en plena Cordillera Cantábrica y dentro de la Comarca de Las Merindades. El hielo, la nieve, el viento y el curso de varios ríos aquí han hecho de las suyas durante millones de años. ¿El resultado? Un paisaje marcado por valles profundos de origen glaciar, extensas praderas, bosques y afiladas cumbres rocosas.

En cuanto a fechas, cualquier momento del año es bueno para visitar la zona. Sin embargo, si tuviese que escoger, me quedo con la estación primaveral y las primeras semanas del verano. La nieve aún se resiste a abandonar las cumbres, los ríos fluyen cargados de agua y los colores brillan con mayor intensidad. Una estampa idílica.

Qué ver en Espinosa de los Monteros



Qué ver en Espinosa de los Monteros
Casas típicas de Espinosa.

Se trata de la localidad más importante de toda la zona, la que aglutina mayor población y todos los servicios que uno pueda necesitar (hoteles, restaurantes, supermercados etc…). En definitiva, estamos ante una inmejorable base de operaciones para organizar excursiones por los alrededores.

¿Dónde alojarse en Espinosa de los Monteros?

Dentro de la variedad de alojamiento que ofrece Espinosa puedo recomendarte uno de primerísima mano. La Casa Encanto dispone de habitaciones dobles e individuales con baño privado, una decoración rústica muy cuqui, a dos pasos del centro histórico y buena relación calidad/precio. Súper recomendable.

Espinosa de los Monteros en autocaravana o camper

Estamos de enhorabuena porque esta localidad burgalesa cuenta con un área pública de autocaravanas de 10 plazas, gratuita y a sólo 10 minutos caminando del centro histórico. Dispone de servicio de vaciado de aguas (grises y negras), llenado y una pequeña zona verde con mesas. Es perfecta para explorar la zona siempre respetando las normas y el máximo de 48 horas de estancia. En las cercanías también hay un par de lugares adecuados para la pernocta. Te recomiendo consultar ubicaciones y características en la app de Park4Night.

Basta ya de datos prácticos. Y es que Espinosa de los Monteros también destaca por un profuso patrimonio histórico que se reparte a lo largo de toda la localidad. El hecho de que los principales monumentos se encuentren algo desperdigados a lo largo del municipio y no formen un centro histórico más compacto y unificado, le resta un poquito de encanto. A pesar de ello, esta localidad burgalesa merece mucho la pena y te animo a recorrer sus principales puntos turísticos.

Empezamos en la pintoresca Plaza de Sancho García, presidida por el Ayuntamiento, la Iglesia de Santa Cecilia y un precioso conjunto arquitectónico en el que destaca el Palacio de los Marqueses de Chiloeches y esas casitas típicas tan características soportaladas y con galerías acristaladas.

Plaza de Sancho García en Espinosa de los Monteros
Plaza de Sancho García en Espinosa.

No nos tenemos que alejar demasiado para descubrir otros lugares que nos dan buena muestra de la importancia de esta villa en el pasado. Muy atentos porque la lista no es precisamente pequeña: Palacio de los Fernandez-Villa, Torre de los Azulejos, Palacio de los Cuevas Velasco, Torre de Cantimplor, Torre de los Monteros, la Iglesia de Nuestra Señora de Berrueza, y muchísimos más ejemplos de arquitectura tradicional montañesa.

Dejamos lo mejor para el final o, al menos, mi lugar favorito que ver en Espinosa de los Monteros. Un bonito paseo por la ribera del río Trueba nos conducirá hasta la joya de la corona, la Torre de los Velasco. Se trata de una imponente construcción defensiva del siglo XV perteneciente al poderoso linaje de los Velasco. Además, junto a la torre, podremos disfrutar de una magnífica piscina natural con salto de agua incluido. No te olvides el bañador durante el verano porque esta zona de baño es más que tentadora.

Los espectaculares valles pasiegos burgaleses



Salimos de la localidad de Espinosa de los Monteros al encuentro con la naturaleza. Me ha costado muchos años conocer en profundidad la zona de los valles pasiegos de Burgos. Quizás por desconocimiento o por lejanía desde la capital burgalesa. No lo sé. La realidad es que me estaba perdiendo una de la zonas más bonitas de mi provincia. Un espacio ocupado por inmensos y verdes prados de pastoreo salpicados aquí y allá de esas cabañas pasiegas tan características. Un paisaje a veces interrumpido por altas montañas rocosas y un verdadero paraíso para senderistas y montañeros.

Invierno en los valles pasiegos burgaleses.
Invierno en los valles pasiegos burgaleses.

Te aconsejo, como mínimo, subir todos los puertos de montaña, recorrer esas carreteras estrechas y serpeantes que finalizan en espectaculares miradores justo en la linea divisoria entre Burgos y Cantabria. Ya de paso, podrás comprobar la diferencia entre las carreteras de una comunidad y otra, y te costará muy poco entender por qué hay lugares que, con recursos turísticos similares, se han desarrolado más que otros. Pero ésta ya es otra historia. ¡Empezamos!

» Las Machorras


Empiezo por una diminuta localidad situada a sólo 6 kilómetros al norte de Espinosa de los Monteros. Diminuta pero con mucho encanto, con alojamientos rurales y un par de restaurantes. Las Machorras es en realidad el verdadero punto de confluencia de los cuatro ríos y cuatro valles pasiegos de Burgos de los que hablaré a continuación: La Sía, Lunada, Trueba y Rioseco. De hecho, más o menos a la altura de esta localidad, el curso de todos ellos se une para engrandecer un río Trueba que, como ya sabes, protagonizará el paisaje urbano de Espinosa.

Las Machorras en los Valles Pasiegos
Las Machorras en Burgos.

Si tienes tiempo y te cuadra en algún momento de la escapada, te recomiendo comer en el Restaurante Las Machorras. Es el típico mesón de comida casera y raciones generosas que te sabe a verdadera gloria después de una buena ruta de senderismo.

¿Qué es un valle pasiego y la cultura pasiega?

Lo sé. A veces cometo el error de dar las cosas por hecho. Pero, esta vez, me parece muy necesario explicar qué son los valles y la cultura pasiega. Un concepto que se va a repetir una y otra vez a lo largo del artículo. Los valles pasiegos comprenden no sólo una zona geográfica entre la provincia de Burgos y la comunidad de Cantabria, también un modo de vida ancestral.

La cultura pasiega tiene su origen en el medievo, en esos pastores contratados para cuidar del ganado en un territorio a priori demasiado aislado, imposible de cultivar y con una meteorología hostil para la supervivencia. La adaptación del ser humano al medio terminó por originar inmensos prados de pastoreo ganados al bosque durante siglos, las famosas cabañas pasiegas y unos cercados de terreno que podemos ver en la actualidad.

Ganado pastando en los valles pasiegos de Burgos.
Ganado pastando en los valles pasiegos de Burgos.

Precisamente, de ese ingenio y adaptación a lo que les ofrecía la naturaleza procede el concepto de la muda, un sistema propio de transhumancia estacional. Estas familias ganaderas cambiaban de vivienda en varias ocasiones a lo largo del año según la meteorología y el estado de los pastos. Y, cuando digo vivienda, hablo de cabañas pequeñas y muy rudimentarias construídas a base de piedra y lastras de pizarra, las cabañas pasiegas.

Este tipo de vida trashumante ya es agua pasada. Y es que muchos pasiegos emigraron y los que quedan han evolucionado con la modernidad y abandonado una forma de vida y trabajo extremadamente duras. Hoy nos quedan los vestigios de un pasado reciente y una cultura apasionante.

» Valle de la Sía


Carretera del Portillo de la Sía.
Carretera del Valle de la Sía.

Un auténtico bellezón. La carretera BU-571 que nos lleva hasta lo alto del Puerto de la Sía (1.230 metros de altura) desde el pueblo de Las Machorras es una verdadera delicia. 7 kilómetros repletos de curvas, de vistas panorámicas y rincones donde fundir la memoria de nuestra cámara de fotos. Prados de un verde eléctrico que estoy segura que no te esperas encontrar en la provincia de Burgos y un montón de cabañas pasiegas de piedra rematando el paisaje.

Y en lo alto del puerto de montaña, en el punto en el que finaliza la provincia de Burgos y comienza Cantabria, tenemos un mirador de infarto. Uno de estos lugares en los que podrías quedarte embobado durante horas. Las vistas sobre el conjunto del Valle de la Sía son espectaculares, pero no lo son menos la del sector cántabro. Y es que, desde aquí, disfrutamos de una panorámica completa sobre el Valle de Soba y el Valle del Asón. En días completamente despejados alcanzamos a divisar un pedacito del Mar Cantábrico.

Mirador Portillo de la Sía, Burgos
Vistas desde lo alto del mirador.

Además de recorrer esta preciosa carretera de montaña, también puedes ponerte las botas de montaña y disfrutar de este entorno con mayor tranquilidad. No te la puedo recomendar de primera mano, pero la Senda Barrios de Sía tiene una pinta excelente. Una ruta circular sencilla de 9 kilómetros y tres horas de duración que nos permite disfrutar un poquito más del entorno y la arquitectura tradicional. Aquí tienes el link con el track del sendero.

» Valle de Lunada


Valle de Lunada, valles pasiegos de Burgos
Panorámica del Valle de Lunada.

Seguimos con el Valle de Lunada. Un lugar famoso por albergar la única estación de esquí de la provincia de Burgos (actualmente cerrada por tiempo indefinido), por ser uno de los primeros puertos de montaña que cierra en España cuando caen las primeras nieves del año y por la existencia de una curiosa base militar del Ejército del Aire que, por la forma de su radar, parece más bien un gigantesco observatorio astronómico. ¡Menuda carta de presentación!

La carretera que lo recorre de principio a fin, la BU-572, finaliza en lo alto del Puerto de Portillo de Lunada (1.316 metros de altura) con una visión panorámica de todo el valle. Por cierto, como dato curioso te puedo contar que estamos ante uno de los puertos de montaña que más días del año permanece cerrado. Esto se produce, no tanto por su altura, sino por una fisonomía muy particular que genera un fortísimo riesgo de aludes. Se suele dejar cerrado para evitar los peligros que entraña.

Senderismo en los valles pasiegos burgaleses.
Senderismo en los valles pasiegos burgaleses.

Además de recorrer la carretera, te recomiendo realizar la ruta de senderismo circular del Valle de Lunada de primerísima mano. Una alternativa sencilla y con mucha recompensa paisajística: 11 kilómetros de extensión, y 3 horas y media de duración aproximada. Puedes descargarte el track de wikiloc en este link. Garantizado ¡te va a encantar!.

» Cabañas del Bernacho y ascenso a Castro Valnera


En realidad, continuamos dentro de la influencia territorial del Valle de Lunada. De hecho, las llamadas Cabañas del Bernacho se encuentran situadas muy cerca del inicio de la ruta circular Valle de Lunada, por lo que puedes combinar ambas visitas en la misma jornada. A pesar de no haber cambiado de valle, esta zona se merecía un apartado diferenciado por méritos propios.

Cabañas del Bernacho, qué ver en Espinosa de los Monteros
Cabañas del Bernacho.

Las Cabañas del Bernacho son un conjunto bien conservado de cabañas pasiegas de pastoreo ubicadas en un maravilloso paraje natural a los pies del pico Castro Valnera. El acceso hasta la zona se puede hacer en vehículo propio a través de una pista sin asfaltar en buen estado y bien indicada. Como siempre, si te apetece profundizar, tenemos el sendero marcado como PR-BU 87. Una ruta lineal de 11,5 kilómetros ida y vuelta y una duración aproximada de 3 horas que nos acerca hasta las Cabañas del Bernacho por el fondo del valle.

Sin embargo, lo que yo te recomiendo es disfrutar de este precioso entorno en combinación con una de las rutas de senderismo más emblemática de la provincia de Burgos, el ascenso a Castro Valnera. Un pico súper accesible, con unas vistas simplemente impresionantes y cuyo acceso más popular comienza en las Cabañas del Bernacho. A pesar de su sencillez, ya que carece de dificultades técnicas, estamos hablando de un sendero de unos 10 kilómetros con un desnivel acumulado de más de 1.000 metros. Es muy facilita para personas habituadas a caminar en montaña pero ni mucho menos un paseo, aún menos en invierno y con nieve. Como siempre, te dejo aquí el track de wikiloc de la variante circular que hice.

Ascenso a Castro Valnera en Burgos
Ascenso a Castro Valnera.

» Valle Estacas de Trueba


Otro valle pasiego burgalés y otro puerto de montaña espectacular haciendo frontera con Cantabria. La carretera de ascenso, de unos 9 kilómetros de longitud, es maravillosa y, además de ofrecernos otro mirador extraordinario en su punto más alto a 1.166 metros de altura, nos tiene reservada una grandísima sopresa. Y es que junto a la propia carretera nos encontramos con un precioso salto del río Trueba, la llamada cascada de Guarguero.

Cascada del Guarguero, qué ver cerca de Espinosa de los Monteros.
Una cascada que ver cerca de Espinosa de los Monteros.

Ya sabéis que soy una verdadera apasionada de las cascadas y que en Burgos tenemos muchísimas, así que no me la podía perder. Y os tengo que decir que no os fieis mucho de las imágenes, impresiona más al natural. No tanto por su tamaño como por su entorno. Una belleza que conviene visitar durante el deshielo y en primavera para verla en su plenitud, y en verano para pegarnos un baño refrescante.

Además, carretera arriba y justo antes de alcanzar el punto más alto del puerto, habrá que hacer otra pequeña parada para visitar el nacimiento del río Trueba. Si te has quedado con ganas de más, te recomiendo consultar mi artículo con las mejores cascadas de Burgos.

Vistas desde lo alto de Estacas de Trueba.
Vistas desde lo alto de Estacas de Trueba.

Por supuesto y como no podía ser de otra manera, en Estacas de Trueba también tenemos una buena alternativa al coche, la senda Cascada del Guarguero. Una ruta lineal súper sencilla de unos 12 kilómetros ida y vuelta que nos permite saborear estos paisajes con mayor calma. Aquí tienes el track de wikiloc.

» Valle de Rioseco


Es el único que me queda por conocer en primera persona pero no por ello puedo dejar de mencionar el cuarto valle pasiego de Burgos. Se trata del Valle de Rioseco y su río homónimo. Es quizás el más desconocido y su acceso se realiza exclusivamente a pie desde el pueblo de Las Machoras. Ojo, no confundir con el Monasterio de Rioseco en el Valle de Manzanedo 😉

Como decía, este valle no cuenta con acceso por carretera. Para poder recorrerlo debemos iniciar caminata desde Las Machorras. En concreto, hay una ruta de senderismo circular de unos 14 kilómetros de extensión y una duración aproximada de 4 horas que tiene una pinta buenísima. Aquí te dejo el track de wikiloc.


¿Qué te ha parecido esta preciosa zona del norte de Burgos? ¿conocías esta lista tan extensa de lugares que ver en Espinosa de los Monteros? ¿sabías que los valles pasiegos también son burgaleses? ¿tienes dudas a la hora de organizar una escapada a esta zona? Escríbeme en comentarios y trataré de ayudarte en todo lo que pueda.

Más sobre la provincia de Burgos

Como siempre, si quieres ampliar información o acudir a fuentes oficiales, te aconsejo consultar la web de Turismo de Burgos y, sobre todo, la de CEDER Merindades. Esta última cuenta con muchísima información de valor de una comarca impresionante.

6 Comentarios

  1. Hola Rebeca.
    Lo primero, mi mas sincera enhorabuena por este maravilloso articulo. Llevo muchos años intentando dar a conocer este maravilloso lugar de la tierra.
    Tengo una pequeña empresa de turismo, visitas guiadas, y rutas de naturaleza por las Merindades y la pasiegueria, dos grandes desconocidas. Te dejo el enlace por si quisieras echarle un ojo (www.pasiegosymerindades.com). En ellas hago que la gente descubra lugares de ensueño que ni siquiera había llegado a imaginar.
    Ponte en contacto conmigo, si quieres, y nos tomamos algo la próxima vez que vengas, así te podre enseñar muchas mas cosas de esta tierra.
    Un saludo.
    Jose Antonio.

    • Hola José Antonio,

      Muchas gracias por tus palabras. Es una zona maravillosa y se merecía un reportaje en profundidad. espero que tengas mucha suerte con la empresa, de corazón.

      Un abrazo y gracias de nuevo por tus palabras.

  2. Me encantó leer este reportaje.Mi padre,tristemente fallecido,nació en Estacas de truena y como bien dices ,tenían su cabaña de verano en Rioseco y la de invierno en Truena.Nos contaba como siendo un niño tenia que ir al colegio con nevadas que le llegaban a la cintura y andar esos 6 kilómetros de ida y otros seis de vuelta.Eran tiempos difíciles.Después bajó a la montaña como en aquella zona llaman a cantábrica.Hace unos años antes de su muerte ,le volvimos a llevar a ver Rioseco,era increíble verle mirarlo todo con la ilusión de un niño pequeño.!Estas montañas no eran tan pequeñas antes!!decía embelesado. lo dicho,me encanto leer estas cosas tan bonitas que también tienen un poco de mi padre.Un saludo

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.