Un nombre evocador, un territorio testigo del paso de diferentes culturas, un imperturbable faro vigía de los majestuosos Montes Aquilianos. Estamos en el Valle del Silencio, dentro de la Comarca de El Bierzo más desconocida. Un rincón de la provincia de León que invita a detenerse, a pausar el ritmo y disfrutar de un entorno natural envidiable, tal y como ya lo hicieron nuestros antepasados. ¿Te vienes conmigo a conocer los mejores lugares que ver en el Valle del Silencio y el maravilloso pueblo de Peñalba de Santiago?. 

Arquitectura tradicional en el Peñalba de Santiago y el Valle del Silencio.
Arquitectura tradicional que ver en el Peñalba de Santiago.

Cuenta la leyenda que San Genadio (del que hablaremos largo y tendido más adelante), distraído por el murmullo de los arroyos de esta zona leonesa, golpeó su callado y dijo una sola palabra «cállate». Desde entonces, cesaron los ruidos y se instaló el silencio. De ahí procede el nombre que ha llegado hasta la actualidad: el Valle del Silencio. Una versión romántica de la que hay diferentes versiones. La realidad es que los sonidos de la naturaleza inundan cada rincón del valle y eso es mucho mejor que el propio silencio ¿no te parece?.

Los mejores lugares que ver en el Valle del Silencio (León)


Vamos con las actividades y lugares imprescindibles que visitar en el Valle del Silencio. Una pequeña lista que te llevará al menos un fin de semana completar con la tranquilidad que, sin duda, se merece. Recuerda que nos encontramos en la comarca de El Bierzo. En concreto, a unos 20 kilómetros al sur de Ponferrada y poco más de media hora en coche.

» Peñalba de Santiago


Iniciamos el recorrido en la localidad más famosa del valle. Sólo llegar hasta aquí por una estrecha carretera panorámica cuajada de curvas y vistas infinitas ya es un buen aperitivo de lo que nos espera. Dicen que Peñalba de Santiago es uno de los pueblos más bonitos de España y no seré yo quien diga lo contrario.

Qué ver en Peñalba de Santiago en el Valle del Silencio.
Casas de piedra y teja en Peñalba de Santiago.

Y es que sus estrechas callejuelas forradas en piedra, su mar de tejados de pizarra y ese encanto que ha perdurado intacto con el paso de los años y el aumento del turismo, es un atractivo turístico de primer orden. Un conjunto urbanístico que encaja a la perfección con su entorno y sus desniveles. Nada desentona, todo parece guardar un orden preestablecido. Mucho más teniendo en cuenta que los vehículos estacionan en la entrada y el propio pueblo queda libre de circulación y sonidos ajenos a la vida tranquila de sus habitantes. Un iniciativa que, bajo mi punto de vista, debería ser norma y no excepción. ¡Bravo por ello!

No, no me he confundido. Como si de un trabalenguas o de un curioso juego de palabras se tratase, el templo de Peñalba de Santiago toma el nombre de iglesia de Santiago de Peñalba. Una construcción de origen mozárabe y datada en el siglo X, cuyo máximo exponente lo encontramos en el doble arco en forma de herradura que nos da la bienvenida. Una imagen inconfundible de un monumento único que ver en Peñalba de Santiago.

Iglesia de Santiago de Peñalba en el Valle del Silencio (León)
Arcos mozárabes en Peñalba de Santiago (León).

» Ruta de la Cueva de San Genadio


Estamos ante otra de esas visitas imprescindibles que, además, nos hace entender el origen y la historia de Peñalba de Santiago y el propio Valle del Silencio. Se trata de la sencilla ruta de senderismo que nos conduce hasta la Cueva de San Genadio. ¿Te acuerdas de la leyenda que explica el origen del nombre de este valle? Pues es momento de hablar de su protagonista, San Genadio.

Peñalba de Santiago y Valle del Silencio, qué ver,
Cogiendo altura desde Peñalba.

Lo primero de todo, conviene situarse en el terreno y la época. Estamos en el sureste de la comarca de El Bierzo y dentro de la llamada Tebaida berciana. Una zona históricamente aislada en la que se establecieron desde el siglo IV ermitaños cristianos en busca de un lugar adecuado para el retiro y la oración. 

El santo que nos ocupa, San Genadio o Genadio de Astorga, ocupó el cargo de obispo de la diócesis de Astorga entre los años 899 y 920, fundó varios monasterios dentro de la Comarca de El Bierzo y fue un conocido eremita. Entre su legado más importante se encuentra la restauración del Monasterio de San Pedro de Montes, el desaparecido Monasterio de Santa Leocadia de Castañeda y la fundación de Santiago de Peñalba, entre otros. Una figura de gran importancia, santificada tras su muerte y venerada por los fieles de la zona. 

La llamada Cueva de San Genadio no es más que una de las oquedades que utilizaba el santo para sus largos periodos de retiro y meditación, especialmente durante sus últimos años. Se encuentra muy cerca de Peñalba y, actualmente, llegar hasta ella se ha convertido una de las rutas más populares que puedes hacer dentro del Valle del Silencio.

Lo mejor del camino hasta el lugar son las propias vistas, las más espectaculares sobre el propio pueblo de Peñalba de Santiago y todo el Valle del Silencio. Sin duda, un plan imprescindible para toda la familia. Y es que estamos hablando de un sendero circular muy sencillo de 4,5 kilómetros de longitud que puedes completar en apenas hora y media.

» Montes de Valdueza


Monasterio de Montes, qué ver en el Valle del Silencio
El precioso Monasterio de Montes.

Continuamos por estrechas y vertiginosas carreteras hasta alcanzar en poco más de 5 kilómetros el pueblo de Montes de Valdueza. Otro lugar de visita imprescindible. Esta pequeña localidad leonesa despliega apenas un puñado de casas de piedra junto a la ribera del río Oza. Más allá de su arquitectura popular y la antigua Herrería de Montes, el gran objetivo de esta nueva parada es descubrir el Monasterio de San Pedro de Montes.

Estamos ante un templo visigótico cuyo origen lo podemos situar en el año 635. ¡Ahí es nada! Un bellezón fundado por San Fructuoso y reconstruido, como ya he señalado, por San Genadio tras la invasión musulmana. A día de hoy y con muchas décadas de abandono a sus espaldas, sólo queda en pie la iglesia y vestigios en ruinas de lo que en un tiempo pasado llegó a ser un gran complejo monástico. Durante la visita podrás observar una fantástica mezcla de estilos constructivos: prerrománico, románico e, incluso, barroco. Uno de estos lugares que, a pesar de su estado, desprende pura magia.

Y si esto de los pueblos remotos y con encanto es lo tuyo, también te aconsejo visitar en los alrededores las pequeñas localidades de Manzanedo de Valdueza, San Cristóbal de Valdueza, San Clemente de Valdueza o Valdefrancos.

Manzanedo de Valdueza, qué ver en el Valle del Silencio
Panorámica de Manzanedo.

» Senderismo en los Montes Aquilianos


La ruta de la Cueva de San Genadio no es más que la punta del iceberg. Todo paraíso natural tiene secretos que sólo permite descubrir al visitante que se calza las botas de montaña. En el Valle de Silencio, el Valle de Oza y los Montes Aquilianos no podía ser de otra manera. ¿Te animas a patear la zona?

Paisajes que ver en el Valle del Silencio, Montes Aquilanos.
Paisajes que ver en el Valle del Silencio.

Estamos a los pies de una bella formación montañosa con picos que superan los 2.000 metros, surcada por numerosos arroyos y alfombrada de espesos bosques a medida que pierde altura. Los Montes Aquilianos albergan no sólo gran diversidad vegetal, también animal. Desde el gran águila real, hasta nutrias, lobos y el desmán ibérico. Si no sabes lo que es un desmán, te aconsejo buscar una imagen en este mismo instante. Te va a sorprender y mucho. 

Vamos al grano. Una de las rutas de senderismo más completas en la vertiente más cercana al Valle del Silencio de los Montes Aquilianos es el sendero de la Tebaida Berciana. Tomando Peñalba de Santiago como punto de partida vamos a afrontar un sendero circular de 14,5 kilómetros de longitud y una duración aproximada de 6 horas. A priori, un reto de media montaña sencillo para cualquier amante del senderismo. La única complicación a valorar es su longitud y un constante sube y baja a lo largo de todo el camino (hay que superar un desnivel de más de 700 metros). 

Lo mejor es que en una sola ruta puedes contemplar todo tipo de paisajes: vistas panorámicas impresionantes desde el Chano Collado a 1.305 metros de altura, profundos bosques de castaños, álamos, nogales y fresnos, y paisajes con mucho encanto en la ribera del río Oza. Además, el sendero nos lleva hasta alguno de los puntos imprescindibles que ver en el Valle del Silencio como la Cueva de San Genadio y el Monasterio de San Pedro de Montes. Una excursión de día completo súper intensa y con mucha recompensa.

Rutas en el Valle del Silencio, León
Rutas en el Valle del Silencio en León.

¿Quieres un poco más de altura?. Sólo hay que coronar en coche el Puerto de Los Portillinos, a 1.957 metros de altitud, desde el que tenemos acceso sin grandes dificultades a grandes cumbres como la del Morredero (2.031) y Cabeza de Yegua (2.142). ¿Hace falta que diga que las vistas panorámicas son de quitar el hipo?. En días despejados se puede llegar a divisar el macizo de Picos de Europa.

¿Te has quedado con ganas de explorar un poquito más la zona?. Pues aquí tienes otra opción, la llamada Senda de los Monjes. Un sendero lineal de casi 20 kilómetros de longitud que discurre paralelo al cauce del río Oza y nos lleva a descubrir un hermoso camino plagado de puntos desde interés. La ruta comienza en Ponferrada y finaliza en Montes de Valdueza (podemos iniciarla desde cualquiera de estas dos localidades). Aunque carece de dificultad técnica, al tratarse de un sendero lineal conviene dividirlo en tramos más pequeños, disponer de dos vehículos en cada extremo o realizarla en bicicleta (es ciclable al 100%).

Para ampliar información, te aconsejo consultar la sección de rutas de senderismo de la web de la Asociación Valle del Silencio o en la del Ayuntamiento de Ponferrada. Tienen desde las opciones más sencillas hasta las más completas y extensas. 

Datos prácticos: dónde dormir y dónde comer



No sólo de monumentos y naturaleza vive el hombre 😉 . Entramos en el capítulo de datos prácticos para preparar la visita por el Valle de Silencio. Pronto te darás cuenta que algunas de la hermosas casitas de piedra que pueblan las calles de Peñalba de Santiago y otros pueblos de los alrededores se han reconvertido en hoteles y casas rurales. A pesar de ello, estamos hablando de pueblos muy pequeños y la oferta es más bien escasa. Una buena manera de encontrar el alojamiento que se ajuste a tus necesidades es utilizando el buscador de Asociación Provincial de Turismo Rural de León

En cuanto a la gastronomía de la zona, hay que recordar que nos encontramos en El Bierzo, tierra de vinos y buen comer. Si te quieres pegar un homenaje a buen precio, no dudes en probar las especialidades y comida casera de La Cantina de Peñalba. No tiene pérdida. Este restaurante se encuentra en el interior de una preciosa casita de piedra justo en frente de la iglesia de Peñalba de Santiago.


Después de este maravilloso recorrido por los mejores lugares que ver en el Valle del Silencio y el espectacular pueblo de Peñalba de Santiago ¿te apetece conocer más rincones de la geografía leonesa?. Pues no te pierdas los mejores artículos publicados en el blog sobre León.

Más sobre la provincia de León

Este artículo forma parte de una campaña promovida por Turismo de León. Una manera magnífica de acercar al lector algunos de los territorios más interesantes y desconocidos de la bella provincia leonesa.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.