Miradores en Garajonay, La Gomera

Hay lugares con los que sueñas, lugares que te imaginas, lugares que te motivan y lugares que te pillan por sorpresa. En esta última categoría debo incluir el Parque Nacional de Garajonay en La Gomera. Con apenas 4 nociones básicas de lo que iba a descubrir, me dejé llevar por la magia de un bosque fascinante, por las vistas de unos miradores de ensueño y por vestigios geológicos de un pasado volcánico ya lejano. Hoy nos vamos de ruta y nuestra ruta por Garajonay nos llevará a visitar en un día o dos los mejores rincones del parque.

No dejes de leer. Te advierto que si terminas con el artículo ladrillo al completo te van a entrar unas ganas irremediables de buscar vuelos y más información por internet. Si hoy tuviese que recrear el hogar donde viven los duendes, gnomos y hadas ya no tendría que recurrir a mi imaginación ¡es Garajonay!

Laurisilva en Garajonay, La Gomera

A continuación voy a descubrirte los imprescindibles del parque, las mejores rutas de senderismo, miradores y numerosas opciones para adentrarte en las entrañas de Garajonay, el corazón de La Gomera.

Ruta guiada por Garajonay

Tanto si tienes poco tiempo como si dispones de varios días en La Gomera, una visita guiada por este extenso Parque Nacional es una opción ideal para tomarle el pulso y descubrir los ecosistemas más importantes que lo componen. En un día te llevarás una imagen global de él y preciosas fotografías para el recuerdo. Y con más tiempo a tu favor podrás plantearte jornadas de senderismo más extensas sin temor a dejarte nada por el camino.

bosque del Cedro, ruta por Garajonay

Ese fue mi caso. Con casi 5 días de visita a la Gomera quería dedicar al menos 2 exclusivos para una ruta por Garajonay. Por ello, decidí acertadamente contactar con una empresa local que me guiara en mi primer día. La elegida fue Ymaguara porque me la recomendaron previamente y porque me encantó su filosofía de trabajo.

Nuestro guía, Enekoiz, es un joven canario emprendedor que rebosa amor por su tierra y lo sabe transmitir en cada una de sus rutas. Da gusto cruzarse en el camino de personas realmente preocupadas por un futuro sostenible del modelo turístico de La Gomera. Algo importantísimo en una isla que aún rebosa paz y tranquilidad.

Enekoiz de Ymaguara. Visita guiada por Garajonay.

La jornada comienza temprano en el vehículo de nuestro guía. Desde Hermigua, donde teníamos ubicado nuestro alojamiento accedemos, entre miradores y fantásticas vistas, por la vertiente norte del Parque. Nuestro objetivo es adentrarnos en los bosques más espectaculares que he visto en mi vida. Conozcamos algunos datos de interés primero.

Laurisilva canaria

La Laurisilva es un tipo de bosque subtropical que llegó a cubrir gran parte del norte de África y sur de Europa. Hoy ya desaparecido de estas zonas, la región macaronésica, es decir las Islas Canarias, Madeira, Islas Salvajes, Azores y Cabo Verde, se ha convertido en su refugio perfecto. En este sentido, Garajonay conserva uno de los mejores exponentes de estos bosques milenarios.

¿Por qué? Este ecosistema se nutre de un clima con una elevada y constante humedad, y una variación de la temperatura moderada. Pero si apenas llueve ¿de dónde proviene el agua y la humedad? Aquí es donde se introduce un concepto que me hace mucha gracia: la lluvia horizontal. La acción de los vientos aliseos generan una acumulación de nubes bajas que al entrar en contacto con la isla ascienden para instalarse alrededor de las cumbres. En su recorrido chocan con la vegetación y se condensan en forma de pequeñas gotas. Es sencillo observar las consecuencias. Entre tinieblas los árboles sudan, gotean y son capaces de recoger en un solo día varios litros de agua.

lluvia horizontal, ruta por Garajonay

La nube. La maldita nube (con perdón) que se instala en las zonas más altas del parque e impide disfrutar de algunos de los miradores más espectaculares, es también la causante de esta exuberante vegetación. Una flora compuesta mayoritariamente y dependiendo de la zona por fayal-brezal, tiles, viñátigos, aceviños, laureles y enormes helechos, entre otros. En La Gomera todo crece a lo grande. Nunca había visto tantos tonos diferentes de verde en un mismo paisaje.

Bosques de Laurisilva en Garajonay

No te voy a desvelar más detalles porque es una experiencia que hay que vivirla. Sólo te diré que hay que calzarse las botas de montaña, Enekoiz nos introducirá en los bosques por pequeñas y variadas rutas de corta duración. Entre conversaciones de naturaleza, de la vida gomera en el pasado y presente, del desgraciado incendio del 2012, de leyendas, de historias de brujas y mil curiosidades más, se pasa la jornada volando. Tú sólo tienes que despreocuparte de mapas y horarios para dejarte llevar por guías expertos. ¡Ah! También hay tiempo para chuparse los dedos con la estupenda gastronomía local vegetariana de un restaurante emblemático en la isla como es Casa Efigenia.

Ruta guiada con Ymaguara por el Parque Nacional de Garajonay

En definitiva, es un completo recorrido con pequeñas caminatas accesibles a todo tipo de personas para descubrir en un día un aperitivo de todo lo que Garajonay tiene para ofrecer al visitante. Lo mejor de todo es que es un recorrido súper flexible, dependiendo de la climatología y de tus propias preferencias personales se puede adaptar la jornada a las necesidades de cada grupo. Como ya has visto, 100% recomendable.

Datos prácticos ruta por Garajonay

  • Empresa: Ymaguara Turismo Sostenible, Desarrollo Rural
  • Actividad: Tour Parque Nacional de Garajonay
  • Duración: 6 horas (aproximadamente)
  • Precio: 40 euros por persona
  • Reservas: info@ymaguara.com o +34 922 800 329 +34 659 992 205

Además de esta ruta por Garajonay, Ymaguara ofrece una variada selección de actividades interesantes por la isla de La Gomera. Rutas en bicicleta, kayaks y todo tipo de excursiones centradas en el patrimonio cultural y etnográfico de la isla.

Senderismo en Garajonay

Ya hemos tenido un aperitivo pero hay mucho más. El Parque Nacional cuenta con senderos propios, los cuáles están integrados dentro de la red de senderos de la isla. Las hay circulares y lineales de diferentes dificultades y duración, un total de 18 rutas perfectamente señalizadas.

senderismo en Garajonay

¿Cuál escoger? Es el momento de desechar opciones y debo reconocerlo, se me da realmente mal. Siempre quiero verlo todo y aprovechar las horas de luz hasta el último segundo. Gracias a la visita guiada que te he recomendado y las buenas indicaciones que recibí puedo enumerarte algunas de las rutas más interesantes. Todas son cortas, sencillas y preciosas.

Las Creces (sendero nº 5)

Jardín de las Creces, ruta por Garajonay

  • 4,5 kilómetros
  • 1 hora 50 minutos

Es como entrar en un gran jardín tropical. En este pequeño recorrido circular de escasa dificultad y bien indicado caminarás entre un tupido bosque de fayal-brezal. Pero debes mirar al suelo porque está repleto de helechos y geranio canario. Una auténtica maravilla que durante la primavera florece y se convierte en un precioso tapiz de color violeta. ¡Habrá que volver en primavera!

Raso de la Bruma y Risquillos de Corgo (sendero nº 12)

Ruta por Garajonay, laurisilva en el Raso de La Bruma

  • 1,3 kilómetros
  • 40 minutos

Es probablemente el paseo que más me fascinó. El bosque aumenta su densidad, los troncos de los árboles se retuercen en busca de luz y la humedad es tan alta que están recubiertos en su totalidad por musgo y líquenes. Observa, toca y siente todo lo que te rodea. La bruma y los colores de la vegetación crean imágenes que difícilmente podrás olvidar. Eso sí, abrígate bien porque en este tramo de la vertiente norte el viento arrecia con fuerza.

Las Mimbreras y Ermita de Lourdes (senderos nº 9 y nº 2)

Las Mimbreras, ruta por Garajonay

Desconozco el dato exacto de distancia kilométrica puesto que vamos a mezclar pequeños recorridos de dos senderos en el entorno del bosque de El Cedro. Comenzamos en el nº 9 para disfrutar de un camino circular que se adentra en el paraje boscoso conocido como las Mimbreras (accesible desde la pista de los Aceviños). Acompañados por el curso del riachuelo del Cedro, vamos a recrearnos con algunas de las imágenes más emblemáticas del Parque Nacional de Garajonay. Obviamos las indicaciones que nos dirigen hacia Contadero y regresamos a la pista donde dejamos el coche. Desde allí cogeremos el sendero nº 2 que nos lleva directos hasta la Ermita de Lourdes, edificada gracias al tesón de una mujer británica. Realizamos la vuelta por el mismo sendero y en total no te debe llevar más de 1 hora y media.

La Meseta de Hermigua – Chorro del Cedro (sendero nº 11)

ruta por el bosque del Cedro, en ruta por Garajonay

  • 6,5 kilómetros
  • 4 horas y 30 minutos

Hicimos una versión un poquito más corta que la oficial. En su inicio, saliendo desde Hermigua, la ruta se interna en dos ocasiones por la carretera CV-14. Es en este segundo tramo de carretera en el que aparcamos el coche, justo cuando el camino se acerca a una pequeña caída de agua. En fuerte subida, el sendero nos conduce desde el Barranco de El Rejo hasta el Barranco de El Cedro donde finalizaremos la ruta lineal asomándonos al Chorro de El Cedro. Una cascada de 200 metros de altura que, en esta ocasión, no gozaba de mucho caudal. La vuelta por el mismo camino nos regala maravillosas vistas panorámicas y -¡como no!- un profundo bosque para disfrutar de la esencia de Garajonay.

La madre de todas las rutas

Si has echado un vistazo a todas las rutas dentro del parque verás que hay muchísimas más y algunas de mayor duración. Para los más motivados y con tiempo suficiente en la isla, yo recomendaría hacer la circular de Garajonay, la nº 18. Es perfecta para descubrir en un sólo día los mejores paisajes del parque. Eso sí, es dura porque tendrás que cubrir 16 kilómetros caminando entre 7 y 9 horas (dependiendo de tu ritmo) con un gran desnivel de subida y de bajada. Yo no la pude hacer por falta de tiempo pero, si algún día vuelvo a La Gomera, será uno de mis planes imprescindibles. Hay algunos tramos que coinciden con las pequeñas rutas que os acabo de detallar.

Miradores en Garajonay

Es frecuente encontrarse con grandes autobuses aparcados en alguno de los numerosos miradores diseminados por el parque. Y no me extraña porque cada panorámica te va a parecer mejor que la anterior. Algunos a pie de carretera y otros accesibles tras una corta caminata, es posible que la niebla no os deje disfrutar de todos los que teníais previstos. Aquí van 3 recomendaciones (+1) que no te puedes perder en tu ruta por Garajonay. 3 miradores espectaculares y muy cercanos entre sí.

Mirador Morro de Agando

Mirador Morro de Agando, en ruta por Garajonay

Para mí es el más espectacular. Quizás fue el momento, ese momento en el que parece que la naturaleza ha decidido despertar todos tus sentidos. En un día en el que la niebla hizo de las suyas, disfrutar de unos minutos de claridad sobre este mirador, con el Teide de fondo, el roque de Agando, las nubes moviéndose a nuestro alrededor y un bonito efecto visual en forma de pequeño arcoiris circular… Sería el momento, pero fue un momento perfecto.

Mirador de Los Roques

Mirador de los Roques, en ruta por Garajonay

Es quizás uno de los más conocidos y transitados de la isla. Entre decenas de extranjeros recién bajados de sus autobuses pude flipar con estas vistas tan espectaculares. En este mirador tuve la sensación de haberme teletransportado a otro lugar lejano. ¿Sigo en Las Canarias? La visión de los roques de Agando, Carmona, La Zarcita y Ojia frente a una vegetación tupida parece sacada de otro mundo.

Mirador el Bailadero

Mirador el Bailadero en ruta por Garajonay

Dos veces tuvimos que acercarnos hasta aquí para poder ver, a la segunda oportunidad y sólo parcialmente, la panorámica que nos regala el mirador el Bailadero. Las vistas son las del monumento natural de Los Roques que hemos disfrutado en el anterior mirador, pero visto desde otro punto de vista igual de bonito. Está mucho menos frecuentado que éste y, además, en una cortísima senda de unos 15 minutos de duración nos lleva a otro mirador, un balcón orientado hacia el valle de Hermigua.

Los Roques de La Gomera

Como habéis podido comprobar, el común denominador de estos miradores son unas formaciones geológicas muy características llamadas roques. Son precisamente estas grandes rocas cónicas las que nos recuerdan que La Gomera también tiene un pasado volcánico. Y es que se trata de secciones de lava que se solidifican antes de salir a la superficie. La acción de miles de años de erosión hace que el cono volcánico acabe despareciendo y saque a la luz estos grandes bloques de lava. Los roques serán en gran medida los protagonistas de tu ruta por Garajonay.

BONUS: Alto de Garajonay

Poco puedo decir de este mirador. Será otra de las muchas razones por las que tengo que volver a La Gomera. Sabía que era difícil pero había que intentarlo. Tras varias jornadas con las nubes instaladas en las cumbres de la isla, decidí intentar el ascenso al Alto de Garajonay en mi último día.  Sí, había que intentarlo, pero desgraciadamente no hubo suerte. Desde el aparcamiento de Contadero, las nubes me acompañaron hasta el final del recorrido impidiendo ver más allá de unos metros al frente. Pero debe estar en esta lista porque es el punto más alto de la isla y en un día despejado estoy segura que debe ser una maravilla.

No quiero acabar el artículo sin señalar que es una auténtica pena que miles de turistas pasen por La Gomera montados en un autobús para hacer un rápido recorrido de un día. Hoy te he hablado de Garajonay pero la isla al completo es increíble. A mí cinco días se me quedaron cortos. ¡Imagínate un sólo día!

Más sobre Canarias

10 Comentarios

  1. Que preciosidad de paisajes que nos has enseñado en esas estupendas fotos, de verdad que te envidio, parece como tu dices que te encuentras en cualquier selva tropical, yo tomo nota de todo lo que nos cuentas, ya veremos si voy alguna vez, pero si no con esta maravillas de post ( que por cierto nada de ladrillos) me conformo hasta que lo pueda hacer, gracias de verdad.

    • ¡Toma nota Elena! Porque este destino merece la pena y mucho. A mí me sorprendió muchísimo y para bien, y no descarto volver a disfrutar de todo lo que no me dio tiempo. Si te ha gustado Tenerife esto es completamente diferente pero te encantaría.
      Muchísimas gracias por estar ahí siempre al pie del cañón leyendo los post.

      Un besico gordo 🙂

  2. ¡Hola!
    Al habla una gomera. Me ha encantado el artículo que has escrito sobre el tesoro más preciado de nuestra isla, has sido capaz de resumir en un par de párrafos (casi) todas las maravillas que el Garajonay esconde.
    Te animo a ti a que nos vuelvas a visitar y a todos los que lleguen a leer esto, a que vengan a La Gomera; os prometo que no os arrepentiréis.

    • ¡Bienvenida al blog Ari!

      Como me alegra de que te haya gustado. Viniendo de una gomera es todo un honor. No hace falta que me animes, me quedaron muchas cosas pendientes por ver y eso es sinónimo de que regresaré algún día a quitarme la espinita.

      ¡Un saludo y muchas gracias por tu comentario!

  3. Siendo gomera, todavía quedó encantada de redescubrir todos los paisajes y maravillas que tenemos. Muy bueno tu artículo, cuando vuelvas quizás puedas recorrer otros lugares que impresionan como Los Chorros de Epina, te encantará. Saludos

    • ¡Qué bien que te haya gustado!
      Sí que estuve en Los Chorros de Epina. Un sitio muy chulo pero tenía que hacer un poquito de selección y se quedó fuera. Garajonay tiene tantos lugares especiales…☺️.
      ¡Un saludo Cris!

  4. Muy buen artículo. Me quedo con tu última frase “es una auténtica pena que miles de turistas pasen por La Gomera montados en un autobús para hacer un rápido recorrido de un día”. Yo llevo muchos años pensando lo mismo. Enhorabuena por tu trabajo

    • Es que es una verdadera pena pasar tan poquito tiempo en la isla y, más aún, montado en un autobús. Pero estando tan cerca de Tenerife…¡Es lo que hay! Esperemos que cambie…

      ¡Muchas gracias Pedro!

    • ¡Hola Paulina!

      Muchas gracias. Me alegro de que te gusten. La verdad es que es una pena que la mayoría de turistas, como fue tu caso, os hayáis tenido que conformar con un sólo día en La Gomera. Es una isla increíble e imprescindible disfrutarla con tranquilidad. Yo estuve 4 días y aún se me quedaron cortos…jejeje

      Un saludo y bienvenida al blog.

Dejar respuesta