Bufones de Pría, las mejores playas y pueblos de AsturiasHoy os traigo el lado más salvaje de la costa asturiana. Los Bufones de Pría te van a transportar a un paisaje costero repleto de acantilados donde la fuerza del mar se hace más patente que nunca. Un milagro de la naturaleza a pocos kilómetros de Llanes que sólo se muestra en ocasiones especiales. Hoy te lo cuento todo sobre este enclave natural, la ruta por los Bufones de Pría al completo y algunos consejos para elegir el día y el momento oportuno para visitarlo.

Seguro que ya has visto alguna foto o video de los Bufones de Pría en plena acción. Y has pensado: eso tengo que verlo yo. Bien. Antes de organizar tu escapada por Asturias a lo loco necesitas conocer algunos datos prácticos.

¿Qué es un bufón?



Empecemos por el principio. ¿Qué es exactamente un bufón? Se trata de grietas en la roca caliza de un acantilado por las que se cuela el agua del mar, provocando auténticos surtidores de agua a presión. La visión es muy similar a la de un géiser.

Como ves, es un fenómeno geológico bien curioso. La erosión puede llegar a crear grandes cuevas subterráneas donde se acumula agua y aire que, bajo ciertas circunstancias, se comprimen y acaban saliendo al exterior con una fuerza descomunal. Hay algunos bufones que llegan a alcanzar los 20 metros de altura.

Cuándo ir a los Bufones de Pría



He aquí el quid de la cuestión. No es fácil ver los bufones de Pría en acción. Durante mi primera visita no iba prevenida de esta circunstancia, por lo que sólo les escuché bramar y expulsar aire. Me faltaba algo. Había que volver para disfrutar de la visión de esos grandes surtidores naturales de agua salada.

Casi sin pretenderlo, durante una escapada veraniega de fin de semana por la costa oriental de Asturias se me brindó la ocasión ideal. Con casi todas las playas ondeando la bandera roja y un oleaje espectacular era el momento de volver. Y acerté de pleno.

3 consejos que debes seguir

  • Para poder verlos en su máximo esplendor debes acudir durante la pleamar
  • Tus posibilidades aumentarán en un día de mucho oleaje
  • Aún mejor si acudes a la zona durante el otoño o el invierno 

— 

La fama se paga. Y este rinconcito del litoral asturiano lo sabe muy bien. El boca a boca, las redes sociales e, incluso, los medios de comunicación le han dado mucha popularidad. Durante mi segunda visita, en pleno verano, eran cientos de personas las que se encontraban disfrutando del espectáculo, abarrotando los espacios de parking cercanos y restando algo de encanto a la ocasión. Recomiendo por ello ir en otra época del año.

Ruta de senderismo por los Bufones de Pría



Ya sabemos qué es un bufón y cuando es el mejor momento para visitarlo. Es momento de acudir a la zona y disfrutar al máximo del paraje. Si acudes en temporada baja no vas a tener problema para aparcar tu coche en las inmediaciones de la playa de Guadamía, el punto exacto donde se encuentran los bufones y comienza la ruta. Durante el verano tendrás que dejar tu coche, con toda probabilidad, en la localidad de Llames y salvar a pie la distancia que te separa de este paraje natural.

Datos prácticos

  • Acceso: desde la playa de Guadamía
  • Recorrido: circular
  • Dificultad: fácil
  • Longitud: 13 kilómetros 
  • Señalización escasa (conveniente seguir un track)
  • Tiempo estimado: 4 horas 
  • Desnivel: 85 metros de desnivel de subida y bajada

Nos encontramos a sólo 23 kilómetros al oeste de Llanes y apenas 10 kilómetros de Ribadesella. Y como ya he indicado, la localidad más cercana es Llames de Pría. Si puedes, lo mejor es aparcar junto a la playa de Guadamía, en caso contrario, no hay problema por dejar el coche en Llames puesto que la ruta pasa por esta localidad.

En todo momento seguiremos el sendero de pequeño recorrido PR AS-57, pero mucho ojo porque está mal señalizado y es bastante fácil perderse. Al lío. Nos encontramos junto a la preciosa playa de Guadamía y comenzamos a escuchar ruidos extraños. ¡Son los rugidos de la naturaleza! ¡Son los rugidos de los bufones! Si has seguidos mis recomendaciones al pie de la letra en este punto te encontrarás disfrutando del increíble espectáculo de los bufones de Pría en plena acción, también llamados bufones de Llames.

Tómate tu tiempo. Hay decenas de bufones desperdigados por estos acantilados. Querrás verlos todos una y otra vez. Normal. Eso sí, sé precavido y no te acerques más de lo debido. Los bufones tienen fuerza más que de sobra para llevarse por delante todo lo que pille. Además, con fuerte temporal las olas sobrepasan la altura de los acantilados y es peligroso. Yo me llevé un buen remojón por acercarme demasiado donde no debía.

Es momento de comenzar la ruta de verdad. Y, aunque en menor cantidad, aún tendrás la posibilidad de disfrutar de algún bufón más aislado. Hay que seguir un pequeño sendero que nos conducirá durante un buen rato a través de los acantilados. Las vistas son maravillosas. Estamos ante el mejor tramo de la ruta. Incluso caminaramos a través de un puente natural de roca.

Aquí llega el momento más confuso del sendero. Poco señalizado y a veces difuminado. No es difícil perderse. De ahí mi recomendación de que os descarguéis un track y vayáis con mayor tranquilidad. Superada esta zona el camino nos va a dirigir hacia dos bonitas playas, la de Villanueva y Cuevas del Mar. Esta última es bajo mi punto de vistas una de las playas más bonitas de Asturias.

Toca emprender el camino de regreso. Es menos interesante pero mucho más rápido de salvar. En ocasiones por tramos de carretera y en otros puntos por camino. Cuando nos queramos dar cuenta estamos de nuevo en el punto de partida. Y ya, si quieres reponer fuerzas, puedes hacerlo en alguno de los bares que hay en Llames.

La ruta es muy sencilla. La única precaución que debes tomar es no acercarte demasiado a los bufones, estén activos o inactivos. Hay muchos y es fácil tener un accidente si no estás atento.

Más bufones en Asturias



Por si no lo sabías, los Bufones de Pría no son un fenómeno geológico aislado. Lo bufones de Pría o de Llames son los más famosos, desde luego, pero en el entorno de Llanes hay muchos, sólo hay que saber buscarlos.

Lo mejor es que no estarán tan abarrotados como los Bufones de Pría y pueden ser tan increíbles o más que estos.

Bufones de Santiuste

He tenido la gran suerte de verlos en acción. No en su máximo esplendor pero sí lo suficiente como para saber que este lugar es muy especial. Para llegar hasta aquí debes aparcar en la pequeña localidad de Buelna. Desde ahí debes seguir las indicaciones que te dirigen hacia la playa de Cobijeru. Una playa de interior, bajo mi punto de vista, más bonita que la famosa playa de Gulpiyuri.

A partir de aquí sólo hay que seguir la linea de acantilados por un pequeño sendero y ya estás preparado para disfrutar de los bufones de Santiuste. Si tienes la suerte de verlos en el momento oportuno, podrás comprobar que son aún más espectaculares que los Bufones de Pría. Desde luego, tengo que volver.

Bufones de Arenillas

Estos son los únicos que me faltan de visitar. Y no tardaré mucho en hacerlo. Están situados cerca de la localidad de Puertas de Vidiago. Aquí se puede dejar el coche y caminar al encuentro de los bufones. Desde el tramo comprendido entre el Pozo Salmoria y la desembocadura del río Purón hay una docena de bufones.

TIPS para disfrutar de una experiencia completa

 Descubre las playas y pueblos más bonitos de Asturias

Alojamientos recomendados:

Más alojamientos baratos en booking con cancelación gratuita por la zona

Más sobre Asturias

El artículo contiene enlaces de afiliación. Si compras a través de ellos yo me llevaré una comisión. Nunca se incrementará el precio final que vas a pagar e, incluso, puedes acceder a descuentos.

Dejar respuesta