Las rocas afiladas y el sonido del mar nos dan la bienvenida desde la lejanía. Aún no he llegado y casi se puede sentir que voy a descubrir a una de las playas más especiales y bonitas del Mar Cantábrico. Y así es. Nos encontramos en la costa occidental de Asturias y acudimos al encuentro de la increíble playa del Silencio.

Playa del Silencio, qué ver en Cudillero
¿No te parece la playa más bonita del mundo?

Una playa tan especial debía tener un nombre igual de de especial. ¿Por qué se llama playa del Silencio? En realidad también se le conoce como playa d’El Gavieiru, pero su nombre más habitual le viene que ni pintado. Las impresionantes moles rocosas hacen de parapeto natural, protegiéndola del oleaje y creando un remanso de aguas tranquilas y silenciosas. Un paraíso terrenal de los que quedan pocos y debemos proteger.

¿Cómo llegar a la playa del Silencio?



La accesibilidad a esta playa ha mejorado mucho en el transcurso de los últimos años. Aún así, requiere un pequeño esfuerzo. Muy pequeño pero suficiente para que, incluso en temporada alta, la playa del Silencio no llegue a los niveles de ocupación tan altos de la mayoría de playas de la zona. Sin embargo, es una tendencia que está cambiando en los últimos años. Os recomiendo evitar en la medida de los posible las épocas de temporada alta. Ayudaréis a no saturar la zona y disfrutar de este pequeño paraíso con mayor tranquilidad.

Camino peatonal de acceso a la playa del Silencio
Camino peatonal de acceso a la playa del Silencio.

Para llegar en coche, debemos dirigirnos hacia el pueblo de Castañeras. Desde allí sólo hay que seguir las indicaciones y desviarnos hacia una carretera circular bastante estrecha. Antes de acercarnos a las inmediaciones de la playa del Silencio, veréis un pequeño parking de pago a vuestra derecha.

La carretera es de sentido único y lo normal es que os encontréis una fila de coche aparcados en la cuneta. Si es temporada baja y no hay mucho turismo, seguro que encontrarás un huequito para el tuyo sin problemas. Si no lo encuentras, sólo hay seguir la misma carretera, volver a empezar el camino y aparcar en el estacionamiento de pago (es bastante económico). Algo más que recomendable durante los meses de julio y agosto para no provocar congestión de coches, problemas de tráfico y molestias a los transeúntes que bajan o suben a pie.

Una vez aparcado el coche, toca andar un poquito, aproximadamente 10 o 15 minutos. El camino de acceso peatonal, aunque con mucha pendiente, está perfectamente habilitado para ir en familia. El último tramo consta de barandillas y escaleras. Nada que no puedas conseguir.

¿Por qué la playa del Silencio es tan especial?



Las fotografías no dejan lugar a dudas. Es impresionante. 300 metros de largo por 30 de ancho completamente virgen y salvaje. No hay socorristas, ni duchas, ni chiringuitos, ni bandera azul ni nada de nada. Sólo tú, el paisaje y el mar. Lo sé. No es la única playa virgen de Asturias, por supuesto, pero continúa leyendo porque tiene algunas características que la hacen única.

Que ver en la playa del Silencio en Asturias
Cantos rodados y agua de color verde esmeralda.

Es como si la playa del Silencio estuviese pavimentada de piedra. Grandes bloques bajo el mar y pequeños cantos rodados en la orilla. Aquí la piedra sustituye a la arena, esa arena dorada tan característica de las playas cantábricas y que, en esta zona, parece haber desaparecido como por arte de magia.

No te preocupes, no la echarás de menos. Es precisamente la ausencia de arena la que nos regala ese color tan bonito y cristalino del agua del mar en toda la orilla. Un color verde esmeralda también impropio de las playas asturianas y que a mi me vuelve loca. Como te decía, esta playa es especial y perfecta para llevarte tu kit de snorkel en la mochila. En pocos lugares del norte de España vas a poder disfrutar de los fondos marinos como aquí.

Transparencia de la playa del Silencio en Asturias
Una playa ideal para hacer snorkel.

Mirador de la playa del Silencio

La mayoría de fotografías panorámicas de la Playa del Silencio están hechas desde un impresionante mirador situado en lo alto del acantilado. ¿Recuerdas el parking de pago del que te hablé al principio?. Pues muy cerca de él, justo donde la carretera hace una curva pronunciada hacia la derecha, se encuentra el primero. Sí es bonito, pero no es al que me refería.

Pocos metros después y casi sin señalizar, hay otro caminito que sale a nuestra izquierda y nos conduce de nuevo al borde del acantilado. Desde aquí, las vistas quitan el hipo. Y, si no estás atento, puede que pases de largo sin enterarte de su existencia.

Mirador de la playa del Silencio en Asturias

La zona de baño cambiará considerablemente según las mareas. Durante la pleamar, tendrás bastante espacio para pegarte un chapuzón sin llegar a pisar la plataforma rocosa del fondo. Sin embargo, durante la bajamar no te quedará otro remedio. Te aconsejo llevar sandalias cerradas o escarpines para poder caminar sobre las rocas. Tus pies te lo agradecerán. Ah y otra cosita, quizás la transparencia del agua te engañe. Pero ya te lo digo yo: el agua está muy muy fría, es para valientes y yo sí que lo soy 😉 .

Cómo llegar a la playa de Silencio en Asturias

Para los más planificadores, podéis consultar la previsión de las mareas de esta zona en la web oficial del Gobierno del Principado de Asturias.

Como te comentaba al inicio, esta playa se ha hecho muy popular últimamente. Obviamente, no te encontrarás con una playa vacía pero tampoco abarrotada. Además, al ser tan grande es muy sencillo alejarte y encontrar un pedacito de playa prácticamente para ti solito.

BONUS: Playa Ribera del Molín



Playa Ribera del Molín, cerca de la playa del Silencio

Llegar hasta la playa del Silencio tiene premio. Exactamente un 2×1. Y es que a pocos minutos a pie desde ésta, vamos a alcanzar otro bellezón. Se trata de la playa Ribera del Molín. Tiene características similares a nuestra protagonista de hoy pero con un plus añadido, una pequeña cascada que muere directamente en la arena. Además, con la ventaja añadida de estar prácticamente desierta.

Para llegar hasta ella sólo hay que caminar en dirección oeste, justo hasta el final de la playa del Silencio. Continúa el camino saltando de piedra en piedra sin miedo. No tardarás más de 5 minutos en llegar hasta la playa Ribera del Molín. Eso sí, durante la pleamar puedes tener dificultades para sortear las olas. Mucho mejor con marea baja.

Qué ver en los alrededores de la playa del Silencio



Es una de mis zonas preferidas de Asturias. Allí donde encontrarás pueblos marineros con mucho encanto, acantilados altísimos y un buen número de playas que merece la pena conocer. Os voy a dejar tres sugerencias, tres lugares que he conocido en primera persona y de los que me he enamorado.

Cudillero, que ver cerca de la playa del Silencio
Una imagen del precioso pueblo de Cudillero.

CUDILLERO. Dicen que es uno de los pueblos más bonitos de Asturias. Es difícil refutar esta afirmación. Y es que Cudillero lo tiene todo. Esta pequeña localidad marinera se encuentra a sólo 15 minutos en coche de la Playa del silencio y recibe muchísimo turismo cada año. Sin embargo, ha sabido conservar su esencia. Casitas de colores, miradores inolvidables y un puerto de pescadores que, cada día, nutre a los restaurantes de producto fresco y riquísimo.

Cudillero es el mejor pueblo de la zona para buscar alojamiento. Mi hotel preferido aquí es La Casona de Pío. Y si quieres saber más, en el blog tienes toda la información sobre qué ver en Cudillero.

CABO DE VIDIO. Aún más cerca tenemos estos espectaculares acantilados. Te recomiendo aparcar cerca del Faro de Vidio y recorrer la senda costera. Es simplemente genial. Playas, miradores e increíbles vistas en apenas media hora de caminata.

PLAYA DE LA GUEIRÚA. Esta playa es muy desconocida. Está literalmente al lado de la Playa del Silencio pero tiene un acceso algo complicado. Hay que caminar alrededor de 20 minutos desde la localidad de Santa Marina por una pista que acaba convirtiéndose en una pasarela de escaleras empinadas. El premio es una playa salvaje muy rocosa y súper fotogénica. Ah y también con cascada incluida.

Sigue conociendo la costa Asturiana

13 Comentarios

    • ¡Hola!

      Hay tantos lugares increíbles por la zona… El lago de Sanabria lo conozco pero me apunto la recomendación de la Sierra de Culebra.

      ¡Un saludo y gracias por dejar tu comentario!

    • Es difícil no enamorarse de este padacito de costa asturiana. Yo ya estoy deseando volver porque un fin de semana me supo a poco.

      Un saludo y gracias por pasarte por el blog 😉

  1. Ya te contaré mi visita, será esta semana a pesar del covid, son 3 días que puedo aprovechar a tope. Gracias por tus datos los tendré en cuenta.

  2. Gracias Rebeca, hay que agradecerte mucho, porque es gracias a la gente como tu, que hacéis esta desinteresada labor de divulgación por lo que la costa asturiana se ha convertido en un auténtico basurero. Un sitio antes atractivo y ahora lleno de unos turistas que no tienen el mínimo respeto ni por el lugar ni por el entorno. Me imagino que te encontrarás muy satisfecha con tu labor. En el segundo párrafo dices que la playa del Silencio es un sitio que debemos proteger. ¿Te parece que haces una gran labor de protección escribiendo esta útil guía? Reflexiona dos segundos y contéstate a ti misma.
    ¿O lo que de verdad importa es llenar el chiringuito y tener una página con muchas visitas?

    • Buenos días,

      La verdad es que acepto todo tipo de comentarios en el blog siempre que no haya faltas de respeto. Sinceramente, he dudado si aceptar o no el tuyo porque creo que podrías haber planteado la misma cuestión con otras palabras y de otra manera sin faltarme ni a mí ni a mi trabajo. Sin embargo, he decidido aceptarlo porque es un tema que personalmente me preocupa (las consecuencias y la influencia de los artículos que escribo). Pero reducir el problema a que desaparezca información sobre lugares como éste es no ver el problema con un poco de perspectiva.

      ¿Entonces quieres decir que los culpables de que haya gente que no respeta ni la playa del Silencio ni ningún otro lugar son los blogs de viajes, instagramers etc…? ¿Aquí no influyen los medios de comunicación, las guías de turismo, trabajadores de las oficina de turismo, las campañas turísticas promovidas desde las instituciones, la propia web de turismo de la comunidad o el boca a boca?. Y lo más importante ¿hay que quitar responsabilidad a las personas que pasan por espacios naturales sin respetar el entorno o que se lanzan a la montaña sin valorar su forma física y los riesgos que implica para ellos o su familia? ¿no crees que hay una preocupante falta de educación por el nuestro entorno natural desde que somos niños?. Quizás debiéramos cuestionarnos más cosas antes de acusar de manera gratuita y sencilla a alguien que no conocemos.

      Desde luego, es un tema complejo en el que influyen diferentes factores. Hablo de muchísimos lugares en el blog, y el hecho de algunos se pongan de moda y se masifiquen y otros no es algo que te aseguro que no depende de mi. Es más, cuando visité la playa del Silencio, lo hice un fin de semana de agosto de 2018 (plena temporada alta) y la encontré muy tranquila. Y esa sensación es la que plasmé en su momento.

      Se pueden tomar muchas medidas para controlar el aforo en lugares como éste, o en la ruta del Cares o en Bulnes o en muchos otros espacios naturales que, claramente, están recibiendo más visitas de las que pueden soportar. ¿Se están tomando esas medidas?

      En definitiva, la masificación de ciertos lugares es un problema real del que debemos tomar conciencia. Sí, yo también como comunicadora debo plasmarlo y es verdad que, en ocasiones, escribo sobre algo cuya situación cambia con el paso de los años e intento ser capaz de plasmar esos cambios y dar recomendaciones lo más actualizadas posible. A veces, no cuento con todo el tiempo que me gustaría o no conozco la situación actual de ciertos lugares. Y ahí sí que entono el mea culpa. Pero sólo hasta ahí porque soy sólo una persona, ésto es una bitácora personal no una guía oficial y es complicado mantenerlo actualizado al 100%.

      Pero lo que es más importante, nosotros como turistas, debemos viajar con responsabilidad. Porque en ocasiones nos quejamos de ciertas situaciones que se dan en nuestra tierra pero, cuando viajamos durante nuestras vacaciones, no nos importa formar parte de ese mismo problema en otros lugares. Siempre, la responsabilidad empieza en uno mismo.

      • Te felicito por tu respuesta, soy de Asturias y es realmente un paraíso natural que hay que respetar, no dejar de ir a conocer, son dos cosas diferentes. si no respetas el medio ambiente, entonces si, quedate en tu casa.

  3. Yo , de estos maravillosos lugares no suelo hacer propaganda , por lo mísmo que se a dicho , muchedumbre de gente , basura ……..
    Del pueblecito de mis padres, abuelos , bisabuelos…….no digo nada por lo mísmo.
    Es una tranquilidad y relajación absoluta , con unas vistas en lo alto del monte que quitan el hipo.
    Esa Playa del Silencio la he visto por foto gracias a un compañero que estuvo ahí hace unos días.
    Saludos a todos y gracias por los comentarios.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe aquí tu nombre

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.