Lago Capra en las Montañas FagarasSabía que el país me iba a encantar y no me defraudó en absoluto. Entre ciudades y pueblos con mucho encanto, parques nacionales de alta montaña y carreteras de vértigo, pude conocer lo mejor de Transilvania. Es la región rumana más famosa y pronto entenderás el porqué. Te propongo descubrirla a través de una ruta de una semana en Rumanía con coche alquiler. ¿Te vienes?

En plena temporada alta no sufrí aglomeraciones turísticas en ningún punto de la ruta. Es un destino que aún tiene mucho trabajo por delante para potenciar el turismo y eso juega a nuestro favor. Una semana en Rumanía da para mucho. Además, ¿te he dicho que es uno de los países más baratos de Europa? Lo notarás en los alojamientos, en las entradas a monumentos, en los restaurantes y en todos los gastos del viaje.

Vamos al grano. ¿Estás organizando una ruta por Transilvania o aún no tienes claro que este país sea tu destino elegido? Este artículo es para ti. Ya te he contado en el blog muchísimos datos prácticos para viajar a Rumania. Veamos entonces la ruta de viaje detallada, las visitas imprescindibles, cómo elegir tu coche de alquiler y los alojamientos en cada destino. ¿Comenzamos?

Vuelos y coche de alquiler en Rumanía

Antes de elegir transporte, debes saber que Bucarest tiene buena conexión aérea con España. Incluso en temporada alta, puedes conseguir con facilidad un vuelo directo muy económico. Especialmente, si viajas desde Madrid o desde Barcelona. Entra en Skyscanner y busca las fechas más baratas. Así lo hice yo y pude viajar en pleno agosto con poca antelación y por poco más de 200 euros.

Suelo alquilar los coches con compañías internacionales. En este caso, me dejé guiar por las buenas opiniones y opté por una compañía local: Autonom. Los precios para 9 días a través de una oferta de Rentalcars eran realmente buenos y no puedo ponerles ningún pero.

La conducción de los rumanos es muy agresiva y algunas carreteras se encuentran en mal estado. Todo esto hace que los desplazamientos se alarguen más de lo esperado. Ármate de paciencia y pon todos los sentidos en la carretera.

Conducir en la Transfagarasan en Rumanía

Ruta de una semana en Rumanía

1. Bucarest 

El día estaba completamente perdido porque mi vuelo desde Barcelona a Bucarest aterrizaba bien entrada la noche. Para no perder demasiado tiempo, decidí coger el coche de alquiler en ese mismo momento y hacer noche en un hotel muy cercano al aeropuerto.

2. Bucarest – Brasov (205 kilómetros)

Ruta de Bucarest a Brasov
Pincha aquí para abrir el mapa de la ruta detallado

Bien temprano puse rumbo a Sinaia. A los pies de las montañas Bucegi, esta pequeña ciudad se ha convertido en un gran centro turístico para amantes de la nieve y el senderismo. Pero mi objetivo se centraba en tres fantásticas visitas culturales: el Castillo de Peles, el Castillo de Pelisor y el Monasterio de Sinaia. De todos, es el Castillo de Peles uno de los monumentos que más me impresionó del viaje. Enclavado entre montañas y un paisaje boscoso, esta construcción de estilo romántico e interiores ostentosos fue construido como residencia de verano del rey Carol I.

Debido a la poca información que encontré sobre rutas de senderismo por la zona decidí seguir adelante con el viaje. Después de ver los paisajes que rodean Sinaia y recibir mucha información en la oficina de turismo, debo reconocer que hoy quizás lo hubiese hecho de otra forma. Hay muchísimos senderos bien indicados, teleféricos que te suben hasta las alturas del macizo y un montón de atractivos naturales. Otra vez será.

El día va de castillos y el siguiente destino es el más famoso de Rumanía. El castillo de Bran, más conocido como el castillo de Drácula, es la visita imprescindible que todo viajero se impone al plantear un viaje a Rumanía. La realidad es que es un bonito castillo alrededor del cuál se ha montado todo un circo turístico. Su relación con la novela de Bram Stoker, ‘El Conde Drácula’, ha originado todo un mercadillo de recuerdos en torno a la figura del príncipe Vlad Tepes ‘El Empalador’, personaje real en el cuál se inspiró el autor.

castillo de Bran, una semana en Rumanía

Circos aparte, el castillo lejos de tener un aspecto aterrador es realmente bonito, tanto por fuera como por dentro. Merece la pena pagar la entrada de 35 Lei y disfrutar de una hermosa construcción rodeada de jardines.

Vlad Tepes y la leyenda de Drácula

Vlad Tepes fue príncipe de la región de Valaquia (sur de Rumanía) entre 1456 y 1462. Se le otorgó el apodo de ‘El Empalador’ por utilizar esta cruel técnica para castigar a sus enemigos los otomanos, que amenazaban con invadir el país y el resto de Europa. Incansable guerrero, hoy es considerado un héroe nacional en Rumanía.

El autor irlandés Bram Stocker se inspiró en Vlad para crear su personaje de ficción, El Conde Drácula. A pesar de no haber pisado nunca Rumanía, dicen que Stocker a través de libros y relatos situó la novela en el interior del Castillo de Bran. La realidad es que no existe ninguna evidencia de que este sanguinario personaje tuviera su hogar en el castillo pero la leyenda ya es imparable.

Toca finalizar la jornada y lo haremos en una de las ciudades más bonitas de Transilvania: Brasov. Hay que dejarse llevar por un coqueto casco histórico medieval en el que destaca la plaza Sfatului con sus elegantes edificios, la calle Republicii repleta de comercios y restaurantes, la iglesia Negra o Biserica Neagra y todas las calles adyacentes a este paseo. Perdeos por las callejuelas en busca de rincones encantadores.

plaza en Sibiu, una semana en Rumanía

Terminado el callejeo os recomiendo subir a las alturas de los miradores de la ciudad. Los más bonitos están en dos torres de su antigua muralla medieval. Se trata de la Torre Negra (Turnul Negru) y la Torre Blanca (Turnul Alb) que, al atardecer y con las luces de la ciudad encendidas, os regalarán una preciosa panorámica del centro de Brasov. Si aún disponéis de tiempo suficiente podéis subir a pie o en teleférico al monte Tampa. Se eleva casi 400 metros sobre la ciudad, la rodea, tiene unas vistas de infarto y un cartelito con el nombre de la ciudad al más puro estilo Hollywood.

vistal general de Brasov, una semana en Rumanía

Eso sí, cuidado por donde pisas y a qué hora porque muy cerca de la ciudad habitan osos. Por las noches suelen merodear en busca de comida entre la basura. Se han dado casos de ataques a turistas. Prohibido caminar por los bosques que rodean la ciudad de noche.

3. Brasov (75 kilómetros)

Ruta alrededores de Brasov en Rumanía
Pincha aquí para abrir el mapa de ruta detallado

Hoy toca hacer un recorrido por los alrededores de Brasov y no faltan lugares de interés que visitar. El primer destino del día fue la Ciudadela de Rasnov. Es impresionante verla desde la lejanía en lo alto de una colina, pero es aún más bonita de cerca. Hicimos el acceso por carretera (también se puede hacer en funicular desde el centro de Rasnov) y dejamos el coche en el parking habilitado.

“Nota mental: no se os ocurra coger el tractor que os acerca a la entrada de la fortaleza porque el paseo a pie desde el aparcamiento es muy corto. Un timo en toda regla”

Ciudadela de Rasnov en Transilvania

Cuando el enemigo acechaba, esta construcción se convertía en una mini ciudad que protegía a los habitantes del asedio. Y así lo vemos en su interior. Entre pequeñas construcciones y murallas, el conjunto arquitectónico es toda una belleza. Las vistas desde lo alto de la Ciudadela son un plus añadido a la visita.

Continuamos la ruta para adentrarnos en los impresionantes Cárpatos rumanos y lo hacemos hacia el interior del Parque Nacional Piatra Craiului. Desde la localidad de Zărnești hay que coger una pista bien acondicionada para vehículos que nos introduce por paisajes montañosos de postal. Atravesamos el pequeño pueblo de Magura para recorrer la zona. Es simplemente precioso y, de nuevo, me quedé con muchas ganas de disfrutar del parque con más tiempo. Hay multitud de rutas de senderismo y actividades de turismo activo. Definitivamente, tengo que volver a Rumanía.

Parque Nacional Piatra Craiului, en Transilvania

Consejo. Hay un pequeño hotelito rural a pocos kilómetros de Magura llamado Villa Hermani. Es un lugar ideal para pernoctar si vas a quedarte por la zona puesto que organizan rutas y un montón de actividades interesantes. Pero, en cualquier caso, tiene una terracita con vistas espectaculares para, birra en mano, recrearse con el paisaje.

Parque Nacional Piatra Craiului, una semana en Rumanía

Cuesta salir de este lugar, pero el día está llegando a su fin y tenemos que volver a Brasov. Las carreteras que seguimos cruzan localidades de la Rumanía profunda por lo que te llevarás imágenes de lo más pintorescas.

carromatos en Rumanía

4. Brasov – Sighișoara (150 kilómetros)

Ruta de Brasov a Sighisoara
Pincha aquí para abrir el mapa detallado de la ruta

Antes de poner rumbo a nuestro siguiente destino, decidí hacer un pequeño desvío para disfrutar de uno de los imprescindibles de Rumanía, las iglesias fortificadas. La primera del día es una de las más impresionantes y turísticas, la iglesia fortificada de Prejmer. Es el mejor ejemplo de este tipo de construcciones para hacernos una idea de la importante función defensiva que cumplían A sólo 18 kilómetros de Brasov, la iglesia de Prejmer más que un templo amurallado es un fuerte con capacidad para albergar en su interior a más de 1000 personas. Está excelentemente conservada y permite pasear sin restricciones entre las murallas, las viviendas, la escuela, las cocinas y diversas estancias. Una auténtica maravilla.

Iglesia fortificada de Prejmer en Transilvania

Iglesias fortificadas

Nunca había visto construcciones religiosas con este marcado carácter defensivo y me parecieron muy interesantes y diferentes a lo que me esperaba. Como os podréis imaginar, las murallas en torno a los templos fueron construidas para defender al pueblo sajón de los sucesivos ataques de tártaros y otomanos entre los siglos XIII y XVII. Pero, más que murallas con una iglesia en su interior, son auténticas ciudades en miniatura cuya función era la de resguardar a sus ciudadanos durante los asedios.

Cada una tiene su propia particularidad y estilo. Las hay románicas, góticas e, incluso, barrocas. Algunas tienen un tamaño descomunal y otras son más pequeñitas y coquetas. Hay más de un centenar repartidas por territorio rumano, la mayoría en Transilvania. La importancia de estas iglesias se ha visto recompensada al ser declaradas 7 de ellas Patrimonio de la Humanidad de la Unesco: Biertan, Calnic, Darjiu, Prejmer, Saschiz, Valea Viilor y Viscri.

Iglesia fortificada de Viscri
Iglesia fortificada de Viscri

Muy cerquita de Prejmer tenemos la posibilidad de acercarnos a otra bonita iglesia forticada en Harman. Pero la ruta que me esperaba está repleta de estas construcciones así que decidí pasar de largo. Y por lo que he podido ver después fue un gran error. Debéis incluirla en la ruta.

La siguiente parada es muy especial. Se trata del pintoresco pueblo de Viscri. Antes de tomar el desvío vais a disfrutar de las vistas de la impresionante fortaleza de Rupea. El perfil de esta construcción recuerda un poco a la Ciudadela de Rasnov. La carretera de acceso a Viscri está llena de baches y socavones pero merece la pena. Esta pequeña localidad parece haberse perdido en el tiempo en el que los sajones forjaron su hogar en ella. Ya lo sabes. La iglesia fortificada es Patrimonio de la Humanidad, pero su mayor encanto reside en las calles de tierra con casas centenarias de colores. Es un lugar genial para hacer fotos, para caminar y hablar con los lugareños que intentarán venderte sus tradicionales calcetines de lana.

Viscri, Transilvania. Una semana e Rumanía.

Con tormenta incluida, seguimos nuestro roadtrip rumbo a SighișoaraPor el camino te vas a topar con más iglesias fortificadas. Sigue tu instinto y para en las que más te llamen la atención porque puedes llevarte más de una sorpresa.

Una vez instalada en Sighișoara es momento de patearla. Estamos ante un casco histórico Patrimonio de la Humanidad así que la visita promete. Cruza la muralla y sumérgete en su historia a través de calles adoquinadas, antiguas casas de colores, torreones, encantadoras cafeterías y leyendas. Y es que este fue el lugar de nacimiento de Vlad Tepes. ¡Cómo no! La figura del rumano más famoso de la historia nos perseguirá durante todo el viaje. Un consejo, paga la entrada y sube a lo alto de la Torre del Reloj, las vistas son muy buenas.

Casco Viejo de Sighisoara

5. Sighișoara – Sibiu (150 kilómetros)

Rita de Sighisoara a Sibiu, en Rumanía
Pincha aquí para abrir el mapa detallado de la ruta

De Patrimonio de la Humanidad en Patrimonio de la Humanidad y tiro porque me toca. ¿Por qué? Porque la ruta continúa y la siguiente parada nos lleva a Biertan, pueblo famoso por albergar una de las iglesias fortificadas más espectaculares. Su interior se encuentra algo descuidado pero debo reconocer que me encantó. De hecho, el pueblo en su conjunto fue uno de los que más me gustó de todo el viaje. Con una arquitectura típica sajona muy auténtica, sus calles me recuerdan un poco a Viscri. Pero las sensaciones fueron aún mejores. Para mí es una de las visitas imprescindibles en Transilvania.

iglesia fortificada de Biertan casa sajonas en Biertan

El siguiente destino fue motivado por la descripción que leí en la guía Lonely Planet. Sibiel es famoso por los frescos de su iglesia. Me esperaba otro pueblo con mucho encanto pero fue bastante decepcionante. El paseo por sus calles no me aportó nada interesante y, para más inri, la iglesia estaba ocupada por un equipo de rodaje. No me dejaron entrar.

Sin pena ni gloria decidí descansar un poco de las estresantes carreteras rumanas. El objetivo final del día era la ciudad de Sibiu y sabía que en este caso no había cabida para decepciones. El centro histórico se aglutina en callejuelas en torno a tres plazas, cada cuál más bonita que la anterior. Sin tener una carga monumental tan fuerte como Sighișoara, la ciudad tiene un encanto muy especial y merece la pena recorrerla palmo a palmo. Un poquito más alejado del centro no debes perderte el paseo por la zona amurallada a través de la calle Cetăţii. Pero la mayor sorpresa del día me la llevé al entrar al interior de la Catedral Orotodoxa de la Santísima Trinidad. Decorada con pinturas murales hasta el mínimo recoveco es simplemente despampanante.

Centro de Sibiu en Transilvania (Rumanía) catedral ortodoxa de Sibiu

Consejo. No hay mayor placer que ver como pasa el tiempo en una terraza con encanto y buenas vistas. No siempre es fácil encontrar un lugar así en las ciudades pero en Sibiu di en el clavo con la terraza de la cafetería Atrium. Frente al puente de Hierro, este local ofrece consumiciones baratas, música relajante de piano y una perspectiva de la ciudad inmejorable.

No te olvides de que En Sibiu las casas te vigilan. El efecto visual que generan unos pequeños ventanucos en lo alto de los tejados es increíble. Parecen ojos que siguen tus pasos.

ojos en las casas de Sibiu, en Rumanía

6. Sibiu – Montañas Fagaras (80 kilómetros)

Ruta de Sibiu a las Montañas Fagaras en Rumanía
Pincha aquí para abrir el mapa detallado de la ruta

Ya lo he dicho. Una semana en Rumanía da para mucho y después de unos cuantos días entre castillos, iglesias y ciudades con encanto, ya tocaba disfrutar de los Cárpatos con más tranquilidad. El lugar elegido fueron las Montañas Fagaras. Nada mejor que adentrarnos en el corazón de este macizo montañoso a través de una de las carreteras más famosas del mundo: la carretera Transfăgărășan.

carretera Transfagarasan

Ya os he contado ampliamente qué ver en la carretera Transfagarasan. Pero os lo puedo resumir: sí o sí tenéis que cruzar esta carretera. Claro está, siempre que sea durante la época estival porque suele permanecer cerrada gran parte del año por fuertes nevadas. Desde Cârţişoara hasta Curtea de Argeş son 90 kilómetros con paisajes muy diferentes entre sí, todos bellísimos. Lagos cristalinos, bosques, cascadas, miradores, rutas de senderismo y un montón de cosas más. Los imprescindibles a visitar en este día son: las cascadas Bâlea y Capra, el lago Balea y el lago Capra (éste último a pie a través de una sencilla ruta de senderismo).

Montañas Fagaras en Transilvania

No dejes de conducir por la Transfăgărășan por miedo. No es nada peligrosa, de hecho me decepcionó un poco porque esperaba desniveles de vértigo para llegar a la cota máxima de 2034 metros de altitud. Pero repito: es una preciosidad. Y si puedes hacer noche por la zona, como fue mi caso, mucho mejor. Este día me quedé en un hotel de montaña muy cerca del lago Balea y dentro del territorio de las Montañas Fagaras. Así que al día siguiente aún me quedaba Transfăgărășan para rato.

7. Montañas Fagaras – Bucarest (230 kilómetros)

Ruta de la carretera Transfagarasan a Bucarest, en Rumanía
Pincha aquí para abrir el mapa detallado de la ruta

Quizás esta jornada sea una de las más pesadas en cuanto a kilómetros recorridos. Pero las carreteras no son malas así que no nos supuso ninguna dificultad. Como ya he dicho aún nos quedaba recorrer gran parte de la Transfăgărășan pero ya descendiendo a cotas más bajas.

Las paradas elegidas para este día fueron el lago Vidraru y algunos estupendos miradores sobre esta gigantesca presa, el castillo de Poienari y, justo en el final de la carretera, el precioso monasterio de Curtea de Argeş.

Lago Vidraru en la carretera Transfagarasan, una semana en RumaníaMonasterio de Curtea de Arges, en Rumanía

Las tres visitas son muy recomendables pero ¡mucho ojo! El castillo de Poienari (es el verdadero castillo de Vlad Tepes) está situado en un enclave natural inmejorable por lo que las tentaciones de subir hasta lo alto de la montaña a visitarlo son muy grandes. Para culminar dicho deseo debes salvar la friolera de 1500 escaleras que lo separan del aparcamiento. El castillo está prácticamente en ruinas así que hay que pensárselo muy bien antes de hacer semejante esfuerzo. Habla la voz de la experiencia. Llegué completamente derrotada a las puertas de la fortaleza.

castillo de Poienari

El resto del día discurre entre carreteras y autovías para llegar finalmente a la capital rumana, la amada y odiada a partes iguales Bucarest.

8. Bucarest

¿Bucarest merece la pena? La respuesta dependerá de la persona a la que se lo preguntes. Mis respuesta es: depende. A mí personalmente no me gustó demasiado. Las altas temperaturas de agosto junto a mosquitos con muchas ganas de acribillarme me dejaron bastante KO.

Aún asi, creo que debo ser justa con la ciudad y te voy a decir mis 7 razones por las que sí merece la pena una vista a Bucarest.

Palacio del Parlamento de Bucarest

  • Porque goza de un gran ambiente joven en los restaurantes y bares de las callejuelas del centro. De día y de noche es la mejor opción de la ciudad.
  • Porque tiene gran cantidad de parques y zonas verdes que parecen auténticos oasis rodeados de bloques de cemento. Entre ellos, destacan los parques de Herastrau o Cismigiu.
  • Porque hay que visitar el segundo edificio más grande del mundo: el Palacio del Parlamento. Un opulento y monstruoso edificio construido por el dictador Ceaușescu a costa de derribar una enorme parte del centro de la ciudad.
  • Porque puedes relajarte fumando una Shisha en el precioso pasaje Macca-Villacrosse. Parece que hemos cambiado de ciudad pero ¡no! Seguimos en Bucarest.
  • Porque en Bucarest tienen un Arco del Triunfo que es una monada. Es una copia de su hermano mayor de París.
  • Porque paseando por Calea Victoriei puedes disfrutar de los mejores palacios, museos y monumentos de la ciudad.
  • Porque vas a flipar con el kilométrico y engalanado Bulevardul Unirii. Se trata de una gigantesca calle de 3,5 kilómetros construida por los comunistas para competir con la Avenida de los Campos Elíseos de París. ¿Obsesión con París?

¿Cuanto tiempo necesito? Bajo mi punto de vista, en un día bien aprovechado podrás ver todo lo que te ofrece la ciudad. Yo contaba con algo más de una semana en Rumanía pero, si tienes los días contados, yo desecharía esta opción en favor de otros lugares de la ruta que te he detallado. Como siempre, para gustos los colores. Quizás algún día vuelva para reconciliarme con la capital rumana. Acepto propuestas 😉 .

9. Bucarest

Tocaba volver a España. Un regreso un pelín accidentado en el que visité brevemente el Hospital Universitario de Bucarest. Es una pena porque este día, antes de dejar el coche de alquiler en el aeropuerto, tenía pensado hacer una breve visita al lago Snagov, a 40 kilómetros de la capital. Dentro de éste hay una pequeña isla donde yacen los restos de Vlad Tepes dentro de un monasterio. ¡Sí sí, Vlad Tepes ataca de nuevo!

Alojamientos en Rumanía

Llevaba todas las reservas hechas desde España. Buscaba lo de siempre: barato, céntrico, con posibilidad de aparcar gratis en las cercanías y unas instalaciones decentes. En varios casos sólo encontré algo barato porque la calidad de algunos alojamientos dejaba mucho que desear. Veamos los detalles.

Brasov

A menos de 10 minutos a pie del centro de la ciudad, elegimos esta casa situada en una barrio residencial. Dolce Far Niente dispone de habitaciones individuales, dobles y triples, todas con cuarto de baño. Las instalaciones eran buenas, la situación inmejorable y sin problemas de aparcamiento. Aún así me fui con mal sabor de boca. Dos noches para dos personas nos costaban 43 euros. Sin embargo, al pagar nos hicieron un cambio muy abusivo a la moneda rumana. La cantidad cobrada de más era irrisoria pero me parece una práctica muy deshonesta.

Sighișoara

Este fue el alojamiento que más me gustó de todo el viaje. Casa Soare está situada literalmente junto al centro histórico. El hotel dispone de varias habitaciones repartidas entre las diferentes casitas que lo componen. Baño y parking privados, jardines, zonas de comedor comunes… no tiene ningún pero. Y si además le sumas una dueña encantadora siempre dispuesta a ayudarte, resulta perfecto. El precio por una noche en habitación doble fue de 27 euros.

Sibiu

Tuvimos bastantes problemas para encontrar un alojamiento económico en Sibiu. Tras muchas búsquedas acabé reservando una habitación doble en el Hotel Pamira por 25 euros. Las instalaciones no eran malas pero tiene varias pegas que debes saber. Para empezar, está situado aún más lejos del centro de lo que nos esperábamos, a media hora larga caminando. Lo peor fue que en las características de la habitación incluía aire acondicionado pero lo que me encontré fue un pequeño ventilador colocado encima de una silla. Con las altísimas temperaturas que hay en verano no me hizo mucha gracia este detalle.

Montañas Fagaras

Es magnífico alojarse en medio de este espacio natural. El Complejo Turístico Capra, muy cercano al lago Balea y junto a la carretera Transfăgărășan, es un magnífico hotel de montaña rodeado de bosques y paisajes de ensueño. Tiene un estilo rústico y unos amplios jardines para disfrutar de un día perfecto. El desayuno está incluido y te aconsejo que cenes en el restaurante del hotel. Buenos precios y magníficos platos. La tarifa para una noche en habitación doble fue de 38 euros. Es el alojamiento más caro de toda la ruta pero aún así el precio es muy bueno y merece la pena.

Bucarest

La primera noche elegimos un hotel cercano al aeropuerto para llegar cuanto antes y descansar. El alojamiento elegido fue el Hotel Charter Otopeni. Por 28 euros con desayuno incluido dormimos en una habitación doble con baño privado, sencilla pero muy completa.

Para las otras dos noches que nos alojábamos en Bucarest justo al final del viaje elegimos una habitación en la casa Old Centrum Bucharest. Son habitaciones sencillas con baño y cocina compartidas. Ambiente joven, cercano al centro y con aparcamiento privado. El precio ascendió a 40 euros la habitación doble durante dos noches. Toda una ganga. Pero volvimos a tener una gran pega con el calor sofocante de Rumanía. El aparato del aire acondicionado estaba situado en la sala de estar, por lo que apenas llegaba a las habitaciones. Se hizo un poco duro la primera noche pero, en líneas generales, el alojamiento me gustó bastante.

Hasta aquí llega mi diario de viaje de una semana en Rumanía. El viaje fue fantástico, la población rumana encantadora, buena gastronomía y mejores precios. ¿Qué más se puede pedir? Aprovecha que aún no es un destino muy popular, dentro de unos años… ¡quién sabe!


Organiza tu viaje a Rumanía 

Más sobre Rumanía

12 Comentarios

  1. Guauuuuu… ruta completa llena de información y con fotos tan chulas que nos los pones en bandeja para viajar a esta zona de Rumanía. Me han gustado mucho sobre todo las ciudades, esas casas de colores, alguna foto incluso me ha recordado a poblaciones de otros países, como Telc, en la Rep. Checa.
    Un saludo y gracias por tantos datos.

    • ¡Gracias Cristina!

      Sí, las ciudades son una cucada pero molan mucho porque el entorno natural que las rodea es precioso. Me alegro que te haya gustado.

      ¡Un saludo!

  2. Enhorabuena por la guía que ya se ha convertido en nuestra referencia para nuestro road trip por Rumania!!! que información tan buena, y sobre todo me gustan las pequeñas cápsulas que habéis añadido con consejos y cosas a tenr en cuenta.

    Un post muy completo!

    saludos,
    Eva y Carmelo

    • ¡Me alegro de que te sea útil!
      La verdad es que es una ruta muy completa que aconsejo hacer a todo el mundo. Si tienes cualquier duda no dudes en escribir.
      ¡Un besito y a disfrutarlo!

  3. Qué buenos recuerdos me ha traído leeros. Coincidimos en parte de la ruta, lo único que nosotros hicimos el viaje en trasporte público, casi siempre tren. Es un país que me sorprendió mucho y me quedé con ganas de seguir conociendo, de hecho nos saltamos Bucarest y lugares a los que sin coche es muy complicado llegar.
    Me ha encantado volver a Sibiu y Rasnov con vosotros 😉
    Saludos viajeros!!

    • ¡Hola Maruxaina!

      Me alegro de haberte llevado por unos minutos de nuevo a Rumanía. A mi también me sorprendió mucho. Sabía que me iba a encantar pero no me imaginaba esos impresionantes espacios naturales que te acompañan todo el viaje.

      Un saludo guapa.

    • ¡Si! Hay que ir antes de que lleguen las masas. Es bonito, barato y la gente encantadora.
      ¡Muchas gracias por comentar! ?

  4. Hola Rebeca!
    Me ha encantado tu reportaje.
    Nosotros vamos a hacer ese itinerario el próximo verano, solo que a la inversa y no sé si me podrías ayudar con algunas dudas que tenemos.
    Nuestro vuelo llega a las 00:00 de la noche. ¿A esa hora crees que se puede recoger un vehículo de alquiler? Parece que vosotros sí pudisteis, me gustaría que nos lo confirmaras.
    Por otro lado, viajamos con dos niñas de 8 y 12 años para las que unas vacaciones sin bañarse, no son vacaciones,… ¿Se te ocurre algún lago o termas que recomendarnos para pasar unas horas?
    Y por último, ¿alguna recomendación de ruta o cosas que hacer en Sinaia más allá de las visitas que mencionas? Nosotros tenemos intención de hacer noche, parece por lo que dices, que a ti te hubiera apetecido pasar más tiempo allí.
    Muchas gracias de antemano.
    Saludos!

    • Buenas noches Mar,

      Sí, te confirmo que yo cogí el coche de madrugada. Lo reservé como puedes ver en el artículo a través de Rentalcars con la compañía Autonom http://www.rentalcars.com/es/country/ro/?affiliateCode=publicideeseuro&preflang=es&adplat=espagne&adcamp=48124. En este caso no hubo problema pero, si reservas con otra compañía, léete bien todos los detalles no vaya a ser que tengan las oficinas cerradas a esas horas.
      Respecto a lo de bañarse en esta ruta en concreto…ahí me pillas. No se me ocurre nada a bote pronto. Al menos en los sitios que estuvimos nosotros. Pero Rumanía tiene salida al Mar Negro. Esa zona costera sería ideal si te diese tiempo a acercarte hasta allí.
      Y sí. Me hubiese encantado estar más tiempo en Sinaia. Allí hay teleféricos que te suben a las montañas y una red muy grande de senderos. ¿Recomendación concreta? Pues no te puedo dar ninguna, no tuve tiempo para hacer nada más. Pero si te puedo decir que no te preocupes. Cuando llegues allí vete directa a la oficina de turismo, os darán varios folletos y os pueden recomendar buenos planes para hacer con niños.

      Espero haberte ayudado un poquito. Disfruta de este viaje porque te va a encantar.

      Un saludo y bienvenida al blog.

  5. Las fotos y el relato que haces del viaje son muy bonitos, me ha encantado leerte y sin lugar a dudas seguiré tus relatos a partir de ahora. A mi también me gusta escribir sobre mis viajes y me alegro de encontrar gente que relate sus experiencias con la calidad que lo haces. Si quieres pasar por mis relatos de mis experiencias por Transilvania, puedes seguirlas en: http://www.viajarportransilvania.com , sin más, decirte que gracias por brindarme esta bonita lectura. Un saludo y nos vemos por el mundo.

    • ¡Hola!

      Gracias a ti y me alegra de que te haya gustado. Me pasaré por tu web para conocer un poquito más de este maravilloso país 😉.

Dejar respuesta