¡Bienvenidos a Altea! Un mar de casitas blancas y cúpulas brillantes te está esperando junto al Mediterráneo. Altea es magia, es fuente de inspiración artística, historia y belleza. Y por si no te lo crees, te invito a acompañarme en un recorrido por los mejores lugares que ver en Altea. ¡Las sorpresas quedan más que aseguradas!

Playa de cap Negret en Altea.
Playa de Cap Negret.

Considerado uno de los pueblos más bonitos de la Comunidad Valenciana por méritos propios, Altea se ha consolidado como un destino imprescindible dentro de la Costa Blanca. Entre dos gigantes de la urbanización turística alicantina como son Benidorm y Calpe, y también muy cerca de las preciosas playas de Jávea, la localidad de Altea ha sabido combinar a la perfección el turismo de sol y playa y el cultural con un encanto envidiable.

10 lugares alucinantes que ver en Altea


Vamos a visitar los imprescindibles dentro del casco histórico para después recorrer otros puntos espectaculares en los alrededores de Altea. Te recomiendo dedicarle como mínimo un día completo. No te vas a arrepentir ¡palabrita de burgalesa! 😉 Es más, seguramente se quede corto.

¿DÓNDE ALOJARSE EN ALTEA?

Como te podrás imaginar, Altea ofrece un mundo de posibilidades en cuanto a alojamientos turísticos, especialmente durante los meses de verano. Ni que decir tiene que estamos ante una localidad muy visitada y que, si no espabilas en épocas de temporada alta, puedes quedarte sin opciones o, al menos, sin las mejores opciones. Hay que reservar con antelación.

Siempre con la intención de encontrar alojamientos sencillos pero con la mejor relación calidad precio, aquí te dejo dos recomendaciones que quizás te puedan interesar para tu próxima escapada:

  • Hostal Fornet Altea. Buena ubicación justo a la entrada del centro histórico, instalaciones sencillas y funcionales, y precios contenidos. Buena opción para los que buscan un lugar sencillo en el que poder descansar después de jornadas intensas de turismo.
  • Casa Daci. Un alojamiento ideal si te apetece la independencia que aporta un apartamento y el encanto de dormir en pleno centro histórico de Altea. La estancia cuenta con dos dormitorios, una ocupación máxima de 4 personas y, aunque es más caro, tiene una decoración exquisita y muchísimo encanto. 

Mirador de Portal Vell


Mirador de Portal Vell en Altea
Vistas desde Portal Vell.

Empezamos callejeando por las calles blancas de Altea en busca de sus mejores perspectivas. No tardaremos en encontrar uno de los miradores más especiales, el de Portal Vell. Un balcón con vistas infinitas al Mar Mediterráneo y al omnipresente Peñón de Ifach. Una pequeña atalaya situada en el corazón del centro histórico. Mejor comienzo imposible ¿no?

Restos amurallados de Altea


Portal Vell, los mejores lugares que ver en Altea
Acceso desde Portal Vell.

Seguimos ascendiendo entre calles empedradas y casitas encaladas al encuentro con la historia. Vamos a cruzar por una de las puertas de acceso de las viejas murallas de Altea, el llamado Portal Vell o Puerta de Valencia. Esta maravillosa construcción nos permite acceder hasta una de las calles más bonitas del centro. El conjunto no puede ser más idílico.

En la actualidad, sólo quedan dos puertas de acceso, la que acabamos de ver y la del Portal Nou o Puerta del Mar. También se conservan algunos lienzos de la muralla renacentista bien integrados en el conjunto arquitectónico actual.

Iglesia de Nuestra Señora del Consuelo


Es el gran símbolo alteano. Un maravilloso templo visible casi desde cualquier parte de la localidad y rematado por dos maravillosas cúpulas de tejas azules que le dan el sobrenombre de Cúpula del Mediterráneo. Este magnífico templo fue construído en el siglo XIX sobre otro de menor tamaño y en un marcado estilo barroco.

Qué ver en Altea y Alrededores
La Cúpula del Mediterráneo.

Más allá de su incuestionable belleza, la iglesia es el centro de atención de una plaza también maravillosa, repleta de negocios y súper animada. ¡Una gozada para hacer un alto en el camino y disfrutar del panorama!

Además, en diversos puntos de la plaza podremos obtener impresionantes vistas panorámicas del casco histórico y un mar de un azul inmenso en el horizonte, como en el llamado Mirador de los Cronistas. De verdad, este pueblo es una belleza de principio a fin.

Las calles más bonitas de Altea


Ya te lo dije al comienzo, el casco viejo de Altea es para perderse y no encontrarse. Un ir y venir de cuestas, de calles empedradas y escaleras vertiginosas. Una maravillosa muestra de lo que fue el carácter Mediterráneo hace mucho tiempo y que, por fortuna, aquí ha llegado casi intacto hasta nuestros días.

Lo dicho, piérdete sin rumbo, callejea, haz miles de fotos y disfruta de esta maravilla. Pero, si me permites un consejo, no te puedes perder un paseo por algunas de las calles y plazoletas más bellas del municipio. Aquí van mis sugerencias: el carrer Major, la calle Salamanca, la calle de Santa Bárbara, la calle de San Miguel, la calle Bonavista y la plaça de L’Aigua.

Callejuelas del centro histórico de Altea.
Callejuelas que ver en Altea.
Miradores de Altea, Alicante
Vistazas desde cualquier rincón del centro histórico.

Y ojo porque, además de calles bonitas, podríamos decir que el centro histórico de Altea es un gran mirador natural. Allí donde menos te lo esperes, encontrarás un balcón con vistas. Ya hemos visto algunos de los más famosos pero no son los únicos.

Y por supuesto, otro de los puntazos del casco viejo de Altea es la gran variedad de negocios locales que ofrece. Tiendas de artesanía, azoteas con vistas, bares, terrazas y restaurantes por doquier. ¡No será por posibilidades para disfrutarlo!

Qué ver en Altea y alrededores
Callejeando por Altea.

Casa Cervantes


Entre todo este meollo de miradores y arquitectura popular, cabe destacar la Casa Cervantes. Se encuentra en la Calle Santa Bárbara, una de las más bonitas de Altea, y te será inmensamente fácil reconocerla. Destaca sobre todas las demás por su curioso estilo neomudéjar de principios del siglo XX.

Por cierto, su nombre se debe a que este ecléctico edificio fue construido por Francisco Martínez, un gran estudioso y apasionado de la obra de Miguel de Cervantes.

Paseo marítimo de Altea


Paseo marítimo de Altea.
Paseo marítimo de Altea.

Seguimos en busca de los mejores lugares que ver en Altea. Ya tocaba salir del laberinto histórico para respirar el aroma y las sensaciones que nos trasmite un Mar Mediterráneo en calma. El Paseo Marítimo de Altea, bullicioso y repleto de comercios, nos permite disfrutar de una larga avenida junto a alguna de sus mejores playas urbanas y su puerto deportivo.

Ojo. No es cosa de poco precisamente. Estoy hablando de un paseo de casi 4 kilómetros de longitud que puedes comenzar en la vecina localidad de Albir y finalizar en la playa de la Roda junto al llamado Mirador del Paseo Marítimo. Una gozada que también dispone de carril bici.

Las mejores playas de Altea


8 kilómetros de costa, más de una decena de playas y una característica en común, ninguna de ellas es de arena. Todas las playas de Altea están formadas por cantos rodados blancos de diversos tamaños. Para mi es una gran ventaja frente al pringue de las playas de arena, para otros una clarísima desventaja, pero en todos los casos son playas de gran belleza y nada masificadas.

Playas que ver en Altea, Alicante.
La impresionante playa la Roda en Altea.

Estas son mis playas favoritas:

  • Playa de la Olla. Más de un kilómetro de extensión, agua muy transparente, mucha tranquilidad, vistas magníficas hacia el Peñón de Ifach y varios restaurantes a pie de mar. ¿Se le puede pedir más?
  • Playa del Cap Negret. Una playa de grava fina y cómoda, semiurbana, con dos kilómetros de extensión y también de muy baja ocupación.
  • Playa La Roda. Es la más cercana al centro histórico y al meollo de bares y restaurantes. Está galardonada con Bandera Azul y presume de aguas super cristalinas. A mi me pareció una gozada. Suele estar más concurrida que las anteriores.

Recuerda que son playas de piedras y es más que recomendable llevar una silla o una tumbona y, por supuesto, escarpines o sandalias cerradas para caminar y entrar y salir del agua.

Playa de la Olla en Altea
Playa de la Olla.

Otras playas que ver cerca de Altea


Algo más alejadas del centro urbano y en un entorno virgen y protegido encontramos las playas del Parque Natural Serra Gelada. Pequeñas, escondidas entre acantilados y de difícil acceso. Entre ellas cabe destacar la cala del Médico y la playa de La Mina (las más cercanas a Altea) y las calas de Almadraba y Tío Ximo (muy cercanas a Benidorm).

Lo mejor en estos casos es informarse en la oficina de turismo más cercana para conocer el estado de los senderos de acceso y las recomendaciones de los propios locales. Además, si lo tuyo no es el senderismo también podrás acceder a ellas por vía marítima.

La Iglesia Ortodoxa Rusa San Miguel Arcángel


Iglesia Ortodoxa Rusa San Miguel Arcángel en Altea
La primera iglesia ortodoxa en España.

Seguramente, uno de los puntos más curiosos que ver en Altea. Más allá de lo anecdótico de encontrar una preciosa iglesia ortodoxa de madera en mitad de la costa alicantina, hay una historia detrás de la construcción de este templo. Fue levantada casi en su totalidad con materiales traídos directamente de Rusia, está considerada como la primera iglesia ortodoxa de España y el inicio de su construcción se produjo en el año 2002.

Se pueden visitar los exteriores de manera libre y gratuita así como el interior dentro de sus horarios de apertura. Además, el templo se encuentra muy cerca de la playa del Mascarat que, por supuesto, también merece la pena conocer.

Callejea también por Altea la Vella


Hasta hace nada, desconocía por completo la existencia de esta pedanía de Altea situada a sólo 5 kilómetros de distancia. Sin embargo, tras investigar un poquito y para que no te pase lo mismo que a mí, he decidido incluirla en el itinerario.

Altea la Vella o Altea la Vieja nos ofrece también el encanto de un trazado medieval del mismo estilo que acabamos de conocer pero en pequeñito y, por supuesto, con un ambiente más tranquilo que el de su hermana mayor. ¡Para la próxima no me lo pierdo!

5 excursiones que hacer en los alrededores de Altea


¿Preparado para conocer esta lista de planes fascinantes que hacer muy cerca de Altea? Te lo advierto, esta zona ofrece mucho más de lo que parece. Yo me llevé más de una sorpresa.

El encanto interior del Castell de Guadalest


Para mí Guadalest es el lugar más bonito que visitar en los alrededores de Altea. Un pueblo maravilloso (el único de la provincia de Alicante dentro de la Asociación de Pueblos más bonitos de España), unas vistas de escándalo y ese encanto rural que no te esperas tan cerca de la costa alicantina. Como ves, me enamoré por completo de Guadalest y, si me haces caso, seguro que a ti te pasará lo mismo.

Guadalest, lo mejor que ver en los alrededores de Altea.
Panorámica de Guadalest.

Es chiquitito pero tiene más miga de lo que parece. Recórrete todas las calles (no será difícil porque son pocas), entra en la Casa de Orduña o en algunos de los curiosos museos de microminiaturas, alucina con las vistas del embalse de Guadalest desde el recinto amurallado y, por supuesto, desde lo alto del Castillo de San José. Una visita esta última que te recomiendo al 100%.

Por cierto, Guadalest se encuentra a sólo media hora en coche de Altea y muy cerquita de la siguiente propuesta de excursión, les Fonts d’Algar. De hecho, ambas visitas se podrían hacer en un sola jornada.

Un baño refrescante en les Fonts d’Algar


Es otro de los grandes clásicos que ver en la zona. Una serie de cascadas naturales y pozas cristalinas de color turquesa a sólo 15 kilómetros de distancia de Altea. La entrada a Les Fonts d’Algar o las Fuentes de Algar está regulada. De hecho, hay que pagar una tarifa que, por el momento, no es nada cara. A cambio ofrece un recorrido precioso y muy facilito de poco más de un kilómetro.

Esto ya es una opinión muy personal pero, el hecho de que una zona natural esté tan preparada para el turismo y permitan el baño, le resta algo de encanto. Aún así, la belleza natural de este espacio es innegable.

Jávea y sus magníficas playas


Playa de la Granadella, lugares que ver cerca de Altea.
La preciosa Playa de la Granadella.

Qué gran sorpresa me llevé con las playas de Jávea y alrededores. A pesar de la urbanización tan intensa que sufre también esta localidad, ofrece unos paisajazos plagados playas paradisíacas y acantilados recortados alucinantes. El color turquesa del agua es de otro mundo.

Si me preguntas por mis favoritas, te diré que no te pierdas la Cala Sardinera, la Playa de la Granadella y la Cala de Llebeig, pero hay muchas y casi todas merecen la pena. Para que no te pierdas nada, aquí te dejo un artículo completo con las mejores playas de Jávea. ¡Espero que te guste tanto como a mi!

El gran gigante de Benidorm


Tengo que reconocer que no soy nada fan de las barbaridades urbanísticas que se han hecho en esta zona del Mediterráneo. Ese boom inmobiliario que se vivió hace ya algunas décadas y que destrozó buena parte del litoral alicantino. Sin embargo, esta ciudad en concreto tiene algo que me atrae muchísimo.

Benidorm, excursiones que hacer cerca de Altea
¿Te gustaría conocer Benidorm?

La visión panorámica de las impresionantes playas de Poniente y Levante enmarcadas por cientos de rascacielos es, como mínimo, apabullante. Así que, si no conoces la ciudad, te aconsejo hacer un free tour de un par de horas por el centro histórico, disfrutar de sus mejores miradores como el Balcón del Mediterráneo o el de la Ermita Virgen del Mar y, sobre todo, flipar con la transparencia y la calidad del agua de sus playas.

Tengo que reconocer que me sorprendió muchísimo el color azul intenso del agua, su transparencia y la extensión de sus playas. Aunque no te gusten las localidades playeras tan urbanizadas, es innegable que Benidorm es un destinazo de sol y playa.

Escalar el Peñón de Ifach


Seguimos con la localidad de Calpe, para mí una de esas grandes locuras urbanísticas del Levante. Me parte el alma ver un paisaje tan brutal y, lamentablemente, tan urbanizado hasta el último resquicio. Seguramente, haya un montón de gente que no esté de acuerdo conmigo, pero me generó mucha impresión observar flamencos dentro de una laguna completamente rodeada de edificios y asfalto.

El Peñón de Ifach en Calpe.
El Peñón de Ifach en Calpe.

Críticas personales a parte, hay un plan en Calpe que me llama mucho la atención y que, aunque no tuve tiempo de llevar a cabo en mi última escapada, espero poder hacerlo muy pronto. Estoy hablando de la subida el Peñón de Ifach, una impresionante mole rocosa con vistas privilegiadas de la costa alicantina.

La ruta de senderismo de unos 5 kilómetros de longitud tiene poca dificultad (aunque hay que tener mucho cuidado en su último tramo) pero una recompensa visual muy grande. Para acceder al sendero hay que hacer reserva previa en este link.


Y hasta aquí mi repaso por los mejores lugares que ver en Altea y cerca de Altea. ¿Qué te ha parecido? ¿incluirías otros sitios en el recorrido? Como siempre, me gusta dejarte el mapa de localización de todos los puntos tratados a lo largo del artículo y la sección de comentarios abierta para que dejes todas tus preguntas y/o opiniones.

Y para que no te quedes con ninguna duda, finalizo con ronda de preguntas frecuentes y datos prácticos que resumen esta pequeña guía sobre Altea.

¿Dónde se puede aparcar el coche en Altea?
Lo más recomendable es aparcar el coche en los alrededores del centro urbano e ir caminando hasta los puntos más turísticos de la localidad. En cuanto a parkings gratuitos tenemos el aparcamiento de la calle Sant Xotxim, el de la plaza de los Deportes y otros espacios gratuitos en torno a la Nueva Playa de Altea en el paseo del Mediterráneo y la Playa de la Roda en la calle San Pere.

¿Cuánto tiempo necesito para visitar Altea?
Te recomiendo que le dediques como mínimo un día completo. Sin embargo, dada la cantidad de lugares interesantes dentro de la propia localidad y los alrededores, lo ideal es que te alojes allí mismo y te quedes al menos dos o tres días por la zona.

¿Cuáles son los puntos imprescindibles que ver en Altea?
No te puedes perder una ruta por las calles más bonitas del centro histórico, sus impresionantes miradores, una buena sesión de playas en Cap Negret o La Roda, una excursión a Guadalest o a las Fonts d’Algar, y una sesión de senderismo por los caminos de la Serra Gelada.

Si necesitas más información sobre más lugares que ver, playas que no he nombrado y otras actividades interesantes en la zona, te aconsejo recurrir a la web oficial de Visit Altea.

Dejar respuesta

Deja tu comentario
Escribe aquí tu nombre