Acompáñame en una ruta en coche de un fin de semana por paisajes de ensueño en Cantabria. Vamos a descubrir los mejores lugares que ver en Potes y el Valle de Liébana. Nunca falla. Cada año me acerco puntual a mi cita con los Picos de Europa y sus maravillosos alrededores. Esta vez, elegí Potes como base de operaciones, desde la cuál recorrí gran parte del Valle de Liébana y ascendí a las alturas del sector cántabro de los Picos de Europa.

que ver en el Valle de Liébana

Prepárate bien porque vas a tener un programa de actividades muy completito. Vamos a recorrer pueblos con encanto, descubrir importantes monumentos, recorrer carreteras espectaculares y, por supuesto, ponerte las botas de montaña pata patear los senderos de Picos de Europa. ¿Te parece buen plan? Pues sigue leyendo y descubre todo lo que puedes hacer en una ruta de un fin de semana en Potes y el Valle de Liébana.

Qué ver en Potes

que ver en Potes

La localidad de Potes es el principal plato fuerte de la comarca. Un lugar perfecto para convertirlo en tu base de operaciones. Bonito para callejear y con buen ambiente para recuperar fuerzas en alguno de sus restaurantes y sidrerías.

que ver en Potes y el Valle de Liébana

Está rodeado de un paisaje espectacular en la confluencia de cuatro valles y la unión de los ríos Deva y Quiviesa. El centro es muy pequeñito pero tiene un encanto especial. Entre puentes, torres y caserones se os va a pasar el tiempo volando. Pero uno de sus puntos fuertes es la gastronomía. Después de un día de intenso de turismo os va a costar elegir entre la gran cantidad de bares y restaurantes del centro para saciar vuestro paladar.

ALOJAMIENTO EN POTES

Como ya te he dicho, es el lugar ideal para pernoctar mientras descubres todos los encantos de la zona. Yo elegí una de las opciones más económicas. Me alojé durante durante dos noches en el Hotel Toscana. Un hotel muy sencillo, económico y a pocos minutos a pie del centro de Potes.

No es la primera vez que me alojo por la zona. Al lado de las instalaciones del teleférico de Fuente Dé se encuentra el Parador de Fuente Dé. Suele tener buenas ofertas en temporada baja y os aseguro que es una maravilla poder disfrutar de las instalaciones y de un entorno único.

Imprescindibles que ver en el Valle de Liébana

En un radio kilométrico cercano tenemos un montón lugares espectaculares que ver en Potes y el Valle de Liébana. Aprovecha bien el tiempo porque vas a querer verlo todo. Aquí te dejo una lista con los puntos más importantes para disfrutar de una ruta en coche de un fin de semana.

Desfiladero de la Hermida



Se trata del mayor desfiladero en longitud de toda España. Alrededor de 20 kilómetros que puedes recorrer íntegramente en coche. Grandes paredes de roca verticales de hasta 600 metros de altura y un protagonista indiscutible, el angosto cauce del río Deva. Es una carretera para disfrutarla. Si te gusta conducir, éste es tu destino.

Por poner alguna pega, que no la tiene, echo de menos algún apartadero en la parte más estrecha del desfiladero donde dejar el coche y poder disfrutar del paraje con total tranquilidad.

Dentro del propio desfiladero hay que estar atentos porque tenemos un par de paradas muy interesantes. La primera de ellas es el desvío hacia la bellísima Iglesia de Santa María de Lebeña. Un templo mozárabe de siglo X que guarda en su interior unas cuantas leyendas.

Santa María de Lebeña

Más adelante, debes estar bien atento para no dejar atrás otro punto de visita imprescindible. Se trata del Balneario de la Hermida. Sus aguas termales emergen de las entrañas de la tierra a más de 60 grados centígrados. Está claro que alojarse dentro de este histórico edificio es un lujo, pero existe la posibilidad de disfrutar las termas sin pasar por caja. Justo debajo del puente que nos da acceso al balneario, hay un par de pequeñas pozas donde fluye el agua caliente. Eso sí, privacidad cero.

balneario de la Hermida

Bejes



Rodeado de montañas y pastos nos encontramos con este diminuto pueblo cántabro. Aquí se respira paz y tranquilidad. Callejeando entre casas de piedra y lugareños parece que nos hemos transportado al fin del mundo. El pueblo es un auténtico mirador natural sobre la zona. Un paraíso alejado de aglomeraciones turísticas y de la vida moderna.

Bejes, que ver en Potes y el Valle de Liébana

Bejes es muy famoso por su queso picón. Un oloroso manjar fabricado en cuevas, ideal para los que nos gustan los quesos bien fuertes y curados. Hay pequeñas tiendas dentro del pueblo para que no te quedes con las ganas de probarlo.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana y Ermita de San Miguel



Es uno de los grandes imprescindibles de la zona. El gran Monasterio de Santo Toribio de Liébana está ubicado en un entorno bucólico, rodeado de montañas y un paisaje impresionante. Además de su indiscutible belleza, es un lugar que atrae a miles de fieles cristianos en busca del lignum crucis. Y es que el interior del monasterio franciscano alberga el que dicen que es el pedazo más grande de la cruz donde Jesucristo murió crucificado.

Monasterio de Santo Toribio de Liébana

Además, junto al Monasterio encontramos la pequeña Ermita de San Miguel. Un bonito templo del siglo XIII que disfruta de una magnífica vista de todo el entorno. Un lugar ideal para descansar de nuestra apretada agenda turística.

Mogrovejo



Para mí, este fue uno de los grandes descubrimientos del viaje. No es ningún secreto que me encanta pasear entre callejuelas de pueblos con encanto y aquí encontré uno de los más bonitos de toda Cantabria. Al menos, bajo mi punto de vista.

Mogrovejo, que ver en Potes y Santo Toribio de LiébanaMogrovejo en el Valle de Liébana

Mogrovejo es una pequeña aldea situada en las faldas del macizo de Ándara. Su casco viejo tiene la distinción de Conjunto Histórico y no es para menos. Podrás disfrutar de grandes casonas de piedra, algunas completamente invadidas por la vegetación, y siempre bajo la atenta mirada de la Torre de Mogrovejo. Una maravilla rural.

Teleférico de Fuente Dé



Otro de los destinos estrella dentro de la comarca es el famoso teleférico de Fuente Dé. A poco más de 20 kilómetros de Potes tenemos estas fantásticas instalaciones capaces de transportarnos a más de 1800 metros de altura. Es uno de los rincones más bonitos y visitados de los Picos de Europa.

Lo mejor, además de las impresionantes vistas, es que desde arriba podemos hacer muchas rutas de senderismo. Más delante os voy a hablar de una de las bonitas y sencillas de la zona.

Miradores en el valle de Liébana

La ruta para de imprescindibles que ver en Potes y el Valle de Liébana está clara. Esta llena de actividades y es preciosa. Pero ¿no habéis notado la ausencia de algo importante? Claro que sí, faltan los miradores. Estamos entre valles y montañas. Lo más normal es que haya rinconcitos donde las vistas os quiten el hipo. Aquí os dejo cuatro sugerencias maravillosas.

Si entras al Valle de Liébana por la parte leonesa, justo en lo alto del puerto de San Glorio tenemos el mirador del Collado de Llesba. Las vistas de los Picos de Europa y del Valle de Liébana son espectaculares y no tiene ninguna pérdida. El mirador está dominado por una gran escultura de un oso, obra del escultor cántabro Jesús Otero.

mirador Valle de Liebana

Si tu viaje te conduce al norte por la parte palentina será el mirador de Piedrasluengas el que os regale una maravillosa vista sobre la comarca de Liébana. Se trata del paso natural que comunica la montaña palentina con Liébana y los valles de Nansa. Y justo en lo alto del puerto obtendrás la mejor panorámica.

mirador de Piedrasluengas, que ver en Potes y el Valle de Liébana

En pleno corazón de la comarca no debemos dejar pasar el desvío a Cahecho y alucinar con el que llaman el mirador de Liébana. El sobrenombre del pueblo ya nos lo dice todo. Este pueblo encantador tiene unas vistas privilegiadas del valle y los picos. Merece mucho la pena el desvío.

mirador de Cahecho, que ver en Potes y el Valle de Liébana

La mejor panorámica del desfiladero de la Hermida la tenemos desde el mirador de Santa Catalina. Desgraciadamente, la niebla que cubría el desfiladero este día me disuadió de conducir hasta allí pero, debo incluirlo, porque merece mucho la pena. El acceso al mirador se hace desde la localidad de Piñeres.

Localización imprescindibles Valle de Liébana

Para navegar por el mapa pincha aquí

Senderismo por los alrededores de Potes

En este apartado voy a recomendarte dos caminatas sencillas con unas vistas espectaculares. Un de ellas tiene salida en el mismo pueblo de Potes y la otra desde la estación superior del teleférico de Fuente Dé, dentro del corazón de los Picos de Europa.

1

Ruta Monte Arabedes.

El sendero se inicia desde el mismo pueblo de Potes. Tiene las mejores vistas sobre el pueblo de Potes y sobre las cumbres de los Picos de Europa. Eso sí, el que avisa no es traidor. La ruta es muy sencilla pero hay algunos tramos con desniveles de vértigo. Es una opción estupenda para combinar con un paseo por el centro de Potes.

senderismo, que ver en Potes y el Valle de Liébana

  • Recorrido: circular
  • Dificultad: baja
  • Conveniente disponer de track o indicaciones claras de los desvíos
  • Longitud: 6 kilómetros 
  • Desnivel: 400 metros de desnivel de ascenso y descenso
  • Tiempo estimado: 2 horas

2

Ruta por los Puertos de Áliva en Fuente Dé

Es una de las rutas clásicas en Picos de Europa. Desde el mirador del Cable, en la estación superior del Teleférico de Fuente Dé, recorreremos paisajes rocosos de alta montaña para ir descendiendo poco a poco entre praderíos y rebaños de ovejas y vacas. Las imágenes son idílicas y en este post puedes consultar todo los detalles.

  • Recorrido: circular
  • Dificultad: baja
  • Bien señalizada
  • Longitud: 14,5 kilómetros 
  • Desnivel: 974 metros de descenso
  • Tiempo estimado: 4 horas (con algunas paradas cortas)
Organiza tu viaje a Potes y el Valle de Liébana 

Más sobre Picos de Europa

Más sobre Cantabria

2 Comentarios

  1. Rebeca!!!, lo primero FE17Z (es el premio ganador de la Felicitación de Navidad en la escuela de Diseño donde estudia mi hija..en Logroño la ESDIR), bueno y ya con la introducción, que ganas de leerte de nuevo y encima con un sitio que me encanta, te acuerdas que te comente que estuve una vez en esa zona que la desconocía por completo y me encanto, viste la escuela antigua (ahora museo) en Mogroviejo (una monada, como las de antes con sus pupitres de madera, tinteros, pizarra), me ha encantado retroceder casi tres años desde que estuve, me aloje en Lon, de verdad que recomendable 100%, mira desconocía lo de las pozas, supongo que lo hiciste en mejor tiempo, aunque claro, si el agua sale a esa temperatura, gracias como siempre por enseñarnos a viajar disfrutando de tantas cosas bonitas como tenemos, un beso y un feliz 2017 viajero muy viajero!!

    • Hola Elena ¡feliz 2017!

      Recuerdo que dijiste que habías estado por la zona. Normal que te encantase, es una maravilla.
      Yo no probé lo de las pozas, no iba equipada con bañador pero sí que había gente disfrutando de las aguas termales gratis.
      Un beso muy grande y encantada que sigas leyendo el blog y me des tanta energía positiva para seguir 😘😘😘

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here