orillas del río Ljubljanica en LiublianaEslovenia es uno de los países que más me ha sorprendido en los últimos años. Cuando no vas con ideas preconcebidas y te encuentras con ciudades encantadoras y naturaleza en estado puro, la conclusión es clara: hay que repetir. Por el momento, para breves e intensas incursiones por el país te dejo está pequeña guía de imprescindibles de Eslovenia en tres días. Se trata de una ruta en coche de alquiler breve pero intensa.

Alojamiento en Eslovenia

En este apartado sólo os puedo recomendar un establecimiento. Y es que, durante mi periplo por los imprescindibles de Eslovenia, utilicé Liubliana como base de operaciones y realicé dos noches de alojamiento allí.

NANA´S ROOMS. Mi elección fue este pequeño hostal en un barrio tranquilo de la ciudad. Puedes aparcar el coche en la calle y llegar andando al centro de la ciudad en un paseo de media hora. Las instalaciones eran muy buenas, una habitación doble con todos lo necesario, baño y cocina compartida, y una bonita terraza para disfrutar de tus ratos libres. Lo mejor es su precio: una habitación doble privada por menos de 30 euros la noche

Imprescindibles de Eslovenia en tres días

Día 1. Liubliana, una capital con encanto

Tu primer día en Eslovenia lo puedes dedicar a disfrutar de esta bonita e interesante ciudad. No tiene la riqueza monumental de otras capitales europeas, pero Liubliana atesora rincones de gran belleza y un ambiente joven e interesante que te atrapará a orillas del río Ljubljanica.

Largo y tendido se puede hablar de esta ciudad pero aquí sólo te voy a enumerar las visitas que no debes perderte en un día. Puedes comenzar el día callejeando por el centro o Stare Miasto. Algunos de los puntos imprescindibles en este paseo son: la Plaza del Ayuntamiento, la Catedral de San Nicolás, el puente del Dragón (símbolo de la ciudad) y el Triple Puente.

centro histórico de Liubliana, Eslovenia paseo a orillas del río Ljubljanica en Liublianael dragón, símbolo de Liubliana

Una vez pateadas las calles del casco viejo y de sorprenderte con sus rincones y la vitalidad que se respira en la ciudad, es momento de coger altura y subir hasta el Castillo. A pie o en funicular, debes llegar hasta los muros de este emblemático castillo. Pagar los 10 euros que cuesta la entrada con el viaje en funicular incluido, merecen la pena sólo por disfrutar de las maravillosas vistas sobre la ciudad que ofrece.

vistas desde el castillo de Liubliana, imprescindibles de Eslovenia

Hablando de vistas maravillosas, también puedes subir al rascacielos de Liubliana, Ljubljanski Neboticnik (Cankarjeva cesta, 4). Con sus 70 metros de altura, tiene una terraza en el último piso con una visión panorámica de la ciudad impresionante.

vista panorámica de Liubliana

Dejamos lo mejor para el final. Si hay algo que, en mi opinión, le da estilo y personalidad a la ciudad, es el ambiente joven y de terraceo en los márgenes del río Ljubljanica.

Terrazas con glamour suspendidas sobre el mismo río, actuaciones en directo, mesas repletas de estudiantes que entran y salen con sus bicicletas por las calles del centro, puestos callejeros de comida, etc. Los turistas se mezclan con los habitantes locales en perfecta armonía al atardecer y bien entrada la noche.

terrazas y ambiente joven en Liubliana

Liubliana aún tiene mucho más que ofrecerte pero, este recorrido que te sugiero, es perfecto para disfrutar con tranquilidad durante un día por esta pequeña y la vez gran capital.

Día 2. Los Alpes Julianos

Hoy toca conducir hacia el norte, naturaleza exhuberante y paisajes espectaculares en la entrada de los Alpes Julianos. Vamos a visitar algunos de los lugares más bonitos del país en un día. Si tienes más tiempo que yo, no lo dudes, dedícale algún día más. Sin más preámbulos, nos introducimos dentro de Parque Nacional de Triglav.

GARGANTA VINTGAR. Nuestra primera parada está a 60 kilómetros  de Liubliana que puedes recorrer en apenas 50 minutos. Se trata de la Garganta de Vintgar, o Blejski Vintgar, cuyas espectaculares formas han sido esculpidas a lo largo de los años por el río Radovna. La entrada está regulada y cuesta 4 euros. Es un recorrido de unos 3 kilómetros ida y vuelta, pefectamente adaptado con pasarelas. Paredes de gran altura, pozas, cascadas y el color del agua verde esmeralda son parte del gran atractivo de esta belleza natural.

sendero cañón del río Vintgarcascada en la garganta del río Vintgar

LAGO BLED. Después de este pequeño aperitivo natural, nos queda lo mejor. No es la primera vez que hablo en el blog de los lagos más bonitos de Eslovenia. Retrocedemos sólo 5 kilómetros para adentrarnos en el famoso Lago Bled. Y es que no puede ser más bonito. Lo tiene todo: un castillo con vistas, una pequeña isla con una iglesia idílica y zonas de baño irresistibles. Es una de las atracciones turísticas más populares del país y no es para menos. Sólo tienes que ver las fotos.

vistas del lago Bled desde el castillo iglesia y castillo del lago Bledzonas de baño en el lago Bled, Eslovenia

LAGO BOHINJ. Seguimos la ruta y nos adentramos en otro lago menos conocido pero, para mí, con mucho más encanto que el anterior. Estamos dentro del Lago Bohinj, de origen glaciar y el más grande de Eslovenia. Bordear las orillas del lago es un placer inmenso. El color del agua es increíble y, al igual que en Bled, no te olvides de meter el bikini en la mochila porque vas a querer hacer una parada en alguna de sus zonas de baño.

Aguas cristalinas del lago Bohinjturistas en el lago Bohinj

Además, recomiendo subir en el teleférico de de la Estación de Esquí de Vogel en el que ascenderemos hasta los 1535 metros de altura para disfrutar de unas vistas inmejorables sobe el lago. Y, si aún hay tiempo, acercarse a la cascada de Slap Savica que no supone más que un corto paseo.

teleférico en el lago Bohinjcascada Slap Savica en Eslovenia

Terminado el recorrido, toca volver de nuevo a Liubliana. Nuestras terrazas favoritas nos esperan para disfrutar de la noche eslovena.

Día 3. Castillos, cuevas y rumbo a la costa

CASTILLO DE PREDJAMA. Cambiamos de rumbo. El oeste del país nos aguarda y la primera parada será el castillo de Predjama. Está literalmente excavado en la roca y guarda en su interior la leyenda de un Robin Hood al estilo esloveno. Este singular edificio data del siglo XVI. Yo no lo hice, pero se puede visitar por dentro. La entrada cuesta 9 euros y da acceso a recorrer parte de sus estancias y una red de galerías excavadas en la roca.

castillo de Predjama, imprescindibles de Eslovenia

A unos 9 kilómetros del castillo se encuentran las cuevas de Postojna, otro de los grandes reclamos turísticos eslovenos. La infraestructura montada en la parte visitable de los 20 kilómetros de galerías es increíble. Nada más comenzar la visita un tren eléctrico va a introducirte hasta las entrañas de este monumento natural repleto de estalactitas y estalagmitas. Yo decidí pasar de largo. El altísimo precio (22,9 euros) y las opiniones leídas me hicieron decidirme por otra cueva situada más adelante.

LAS GRUTAS Y CUEVAS DE ŠKOCJAN. Había leído mucho sobre estas cuevas pero la realidad es que son mucho más espectaculares de lo que me lo había imaginado. Baratitas tampoco son. Han sido catalogadas como Patrimonio de la Humanidad y eso se paga. Actualmente tienen una tarifa de 16 euros por una visita guiada de unas dos horas de duración.

No permiten realizar fotografías en el interior por lo que tendréis que conformaros con ver parte de la ruta que se realiza en los exteriores. Lo que no os puedo enseñar es un precioso río que fluye subterráneo erosionando la roca, impresionantes formaciones de estalactitas gigantes, grandes salones naturales e, incluso, una cascada de 10 metros de altura. No hay mucho que contar, hay que patearlo y disfrutarlo.

visita a las Grutas de Škocjan

PIRAN, RUMBO A LA COSTA. Eslovenia tiene sólo 46 kilómetros de costa encajonada entre Italia y Croacia. En esta sección tan pequeña de tierra, los eslovenos cuentan con una ciudad costera que se merece un alto en el camino. Piran, de marcado estilo veneciano, es una ciudad con un casco histórico medieval de calles estrechas  y laberínticas repletas de monumentos e historia.

Piran, ciudad costera de Eslovenia
Centro histórico de Piran – Flicker Bernd Thaller

Yo no tuve tiempo para dedicarle un buen paseo a esta ciudad puesto que puse rumbo a Croacia. Pero se trata de uno de los imprescindibles de Eslovenia. No dudes en incluirla en tu recorrido. Terminada la ruta puedes escoger entre hacer noche en Piran o regresar a Liubliana.

Acceso, carreteras y localización

La mejor manera de visitar este país es volando al Aeropuerto Internacional de Liubliana. La cercanía de Eslovenia con Italia permite que puedas comprobar el precio de los vuelos a Liubliana con el de ciudades como Venecia o Trieste y elegir el más económico. Desde ambas ciudades italianas hay muchas opciones para llegar a Eslovenia en transporte público, en tren, autobús o coche de alquiler. Ya escribí una entrada hace tiempo sobre cómo volar a Croacia a bajo coste y este mismo ejemplo nos sirve para Eslovenia.

Es importante señalar que, para conducir en Eslovenia, necesitas una pegatina en el coche llamada Vignette que te permite el acceso a todas las autopistas del país. Esta puede comprarse en cualquier gasolinera eslovena o en tiendas y gasolineras de localidades cercanas a la frontera eslovena de los países vecinos.

¿Estás buscando coche de alquiler? Yo siempre alquilo a través de Rentalcars. Puedes conseguir hasta un 15% de descuento y elegir entre las mejores compañías de alquiler internacionales y locales.

Si alquilas un coche en Eslovenia es casi seguro que ya tenga esta pegatina incluida. Pero ¡cuidado! Si accedes desde otro país debes hacerte con ella sin demora. Puedes encontrarte con la desagradable sorpresa de una multa económica muy elevada.

Dicho esto, aquí te dejo el mapa con la localización de todos los puntos que hemos hablamos en esta entrada. Espero que os sea de la máxima utilidad.

Organiza tu viaje a Eslovenia 

     

    Más sobre Eslovenia

    22 Comentarios

      • ¡Gracias!
        De dos o tres días o los que tu quieras. Es un país muy sorprendente y con una naturaleza exhuberante.

        ¡Un saludo!

      • ¡Genial!
        Disfrútalo al máximo porque es un país espectacular. Tres días son ideales para ver todos los puntos que he relatado.
        Gracias a ti por confiar en el blog ?.

    1. Preciosa ruta y fotos !! Muchas gracias 🙂 Me gustaría preguntarte si haya autobuses que lleguen a la garganta Vintgar o ¿solo es accesible en coche ? Estamos pensando ir unos amigos pero al no tener carnet lo del coche no es opción 🙁

      • Hola María,

        Siento no poder ayudarte. He realizado una búsqueda por internet y no he encontrado ningún resultado que te pueda servir. Aunque, si no tienes el viaje muy cerrado, es muy posible una vez estéis allí, en Bled o Liubliana, las agencias de turismo organicen excursiones por la zona. Todo es cuestión de que preguntéis en los alojamientos u oficinas de turismo.

        Un saludo y bienvenida al blog.

    2. Muchas gracias por tu post, me vá a venir estupendamente para mi ruta por los balcanes dado el tiempo del que dispongo. Aunque tengo algnas dudas. Ese segundo día en los alpes ¿cuanto tiempo requiere para hacerlo? Y entiendo que el tercer día de ruta por el castillo, grutas y costa ya no se vuelve a Liubijana, sino que sería recomendable continuar hacia Croacia que es mi intención, ¿verdad? Saludos y gracias de antemano.

      • Hola Manuel,

        El tiempo al final es relativo. Depende de lo que te guste disfrutar de los sitios, paradas, época del año etc… Yo volví a Liubliana ya bien entrada la noche. Lo que sí te puedo decir es que si volviese a organizar un viaje por allí haría noche en Bled o Bohinj.
        Sí, el tercer día continuamos ruta hacia Istria (Croacia). Es lo ideal. Te lo puedes hacer y volver a Liubliana pero es un poco rollo desandar el camino.

        Espero haberte servido de ayuda. Cualquier otra duda, no dudes en contactar conmigo.

        Un saludo.

    3. Unas recomendaciones geniales. Hemos hecho el viaje tres amigos, nos hemos alquilado un coche en Liubliana y rumbo a descubrir Eslovenia, y la verdad que impresionante. En invierno también tiene su encanto ver toda la zona de los Alpes nevada. Un saludo

      • ¡Muchas gracias! Yo fui en verano pero seguro que en cualquier época mola mucho.

        Un beso y bienvenidos al blog 😉

    4. Hola Rebeca, gracias por tus recomendaciones, nosotros vamos para Eslovenia a comienzos de mayo, pienso que es buena época y nos sirve muchísimo tus consejos. Pensamos hacer noche en Piran y seguir para Croacia. Muchas gracias

    5. VOY CON MI MUJER Y DOS NIÑOS Y SEGUIRÉ TUS CONSEJOS PARA VER DONDE REPARTIMOS PARA DORMIR .ALQUILAMOS COCHE DESDE BOLONIA Y LUEGO VAMOS A CROACIA UN TOTAL DE ONCE DIAS

      • Hola Alejandra,

        Yo la realicé en verano. En invierno supongo que te puedes encontrar con nieve en Los Alpes. Y ¿el costo? Pues depende de lo que tu te quieras gastar. Eslovenia no es un país caro pero tampoco es especialmente barato.

        Un saludo.

    6. Hola estaré por allá la segunda semana de noviembre , que tanto frío?? Pero voy solo y Quero hacer ese recorrido pero quedándome en liubiana , y rentar un auto , me conviene más o mejor me muevo en bus?? Muchas gracias saludos desde México

      • Hola Manuel,

        Yo fui en pleno verano, a mediados de agosto y hacía buena temperatura. En noviembre me consta que comienza a nevar, dato a tener cuenta a la hora de viajar a los Alpes. Lo mejor es que te informes en la web de Turismo Eslovenia y contactes con ellos si tienes dudas muy concretas.
        Sí, por supuesto. En coche de alquiler puedes llegar a todos los puntos de la ruta. Fue exactamente lo que yo hice. Siempre va a ser más cómodo que depender de un autobús.

        Un saludo y gracias por pasarte por el blog.

    Dejar respuesta

    Please enter your comment!
    Please enter your name here

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.