No es un sueño y tampoco te has teletransportado a un mundo de fantasía. ¡Aquí la realidad supera la ficción! Bienvenido a uno de los castillos más hermosos y famosos del mundo. Hoy te explico cómo visitar el Castillo de Neuschwanstein con todo detalle: cómo llegar, qué hay que ver y un montón de consejos para organizar la excursión en un periquete.

visitar el Castillo de Neuschwanstein: por libre o en tour
¿Preparando tu visita al Castillo de Neuschwanstein?

No puede ser más idílico. Sus torres afiladas se elevan entre bosques y lagos dibujando una postal de cuento de hadas en los Alpes Bávaros. ¡Pura poesía! Tanto es así, que esta maravilla fruto de los anhelos y la imaginación de Luis II de Baviera, conocido como el Rey Loco, sirvió de inspiración para la creación del castillo de la Bella Durmiente de Disneyland. ¿Me acompañas a conocerlo?

✅ Consulta los mejores lugares que ver en Múnich en 2 o 3 días

🛏 Si buscas alojamiento en Múnich, el Leonardo Hotel & Residenz es ideal

El castillo de Neuschwanstein está ubicado junto al pueblecito de Hohenschwangau en el estado de Baviera y a unos 120 kilómetros de Múnich, la capital bávara. Se trata de un trayecto de unas dos horas por carreteras en buen estado que puedes hacer en coche de alquiler, excursión organizada o transporte público.

Imagen del pueblo de Hohenschwangau.
Imagen del pueblo de Hohenschwangau.

Aunque tienes todos los detalles en este artículo sobre cómo llegar al Castillo de Neuschwanstein desde Múnich, voy a hacer un pequeño repaso con las mejores opciones.

Si vas a estar poco tiempo por la zona y no tienes pensado alquilar coche, te aconsejo contratar este tour organizado desde Múnich. A mí personalmente me encantó. Es super cómodo, el guía español es buenísimo e incluye una parada en el espectacular Palacio de Linderhof.

Si prefieres utilizar el transporte público tienes dos opciones. Hay una linea de autobús Flixbus que va directa de Múnich a Hohenschwangau con un solo horario de ida y otro de vuelta. Entre ambos transportes tienes tiempo suficiente para visitar el castillo y los mejores miradores.

También puedes llegar con una combinación de tren (Múnich-Füssen) y autobús (nº73 o 78) utilizando el bono transporte Bayern-Ticket. Sale bastante económico.

Sea cual sea la forma elegida para llegar hasta el Castillo de Neuschwanstein debes tener en cuenta lo siguientes aspectos.

  • El acceso al interior del Castillo de Neuschwanstein y del Palacio Linderhof solo puede realizarse mediante visita guiada y a la hora exacta que indique tu entrada.
  • Si haces el tour organizado, la visita de Neuschwanstein es audioguiada en español y la de Linderhof con guía exclusiva en español. Si lo compras por tu cuenta, la de Linderhof sólo la ofrecen en inglés o alemán.
  • Si reservas el tour organizado, la adquisición y reserva de entradas estará gestionada por el guía.
  • Si realizas la visita por libre te recomiendo comprar la entrada de Neuschwanstein con antelación para que no te quedes sin ella. En el Ticket Center de Neuschwanstein se venden entradas a partir de las 8:00 de la mañana pero se agotan rápido. Igualmente, conviene reservar la entrada a Linderhof con antelación. Hay pocos horarios.
  • El entorno de los castillos de Neuschwanstein y Linderhof (caminos, miradores y paseo por el lago) es de acceso gratuito.
  • Desde la zona de parking hasta la entrada del Castillo de Neuschwanstein hay unos 30 minutos de subida andando. Existe la posibilidad de tomar un bus lanzadera de pago que te dejará cerca del Puente Marienbrücke, a unos 15 minutos a pie de la entrada del castillo. También puedes subir en coche de caballos.
  • El acceso al mirador del Puente Marienbrücke suele mantenerse cerrado en invierno por presencia de hielo y nieve. Los autobuses lanzadera también pueden cancelarse por circunstancias meteorológicas adversas.
  • Hay baños, cafetería y restaurante en las inmediaciones de los aparcamientos de Neuschwanstein, del Ticket Center y en el camino de subida al castillo.
  • Al interior del castillo de Neuschwanstein no se puede acceder con mochilas, carritos de bebé ni objetos voluminosos. Hay taquillas cercanas a la entrada donde podrás guardar todo lo que necesites.
  • Al interior del Palacio de Linderhof tampoco se puede entrar con mochilas, carritos ni objetos voluminosos.
  • Está prohibido sacar fotos o grabar en el interior de ambos castillos, así como el uso de drones en los exteriores.

El modo que hayas elegido para llegar hasta aquí va a condicionar en parte la forma de realizar tu visita. Te explico todas las posibilidades y te cuento los imprescindibles que no te debes perder. Una cosa está garantizada ¡Vas a alucinar!

Visitar Neuschwanstein por libre

El paisaje va cambiando y tu corazón se va acelerando. Ya casi estás y la imagen de ese castillo de cuento que tantas veces ha rondado tu mente aparece despuntando entre el bosque y la montaña. La imagen desde la carretera de acceso al pueblo de Hohenschwangau es sencillamente brutal.

puente de Marienbrücke: cómo visitar el castillo de Neuschwanstein
El castillo desde el puente de Marienbrücke.

Después de aparcar en uno de los parkings de pago habilitados, toca disfrutar de todo lo que nos ofrece el castillo y su increíble entorno. Aquí van las 5 cosas que debes ver y hacer en Neuschwanstein para vivir una experiencia inolvidable:

  1. Camino de subida hacia el castillo. Ojo que las vistas que tenemos durante el camino a pie son una preciosidad. La esbelta figura de Neuschwanstein fundida con el paisaje es hipnótica lo mires desde donde lo mires.
  2. Mirador de cristal (Aussichtspunkt Neuschwanstein). Poco antes de llegar a la entrada del castillo, la última curva del camino nos reserva una de las imágenes más bellas e impactantes de esta majestuosa construcción. Se trata de una plataforma metálica acristalada asomada al acantilado frente al castillo.
  3. Puente Marienbrücke. Este puente peatonal colgado entre las paredes del desfiladero y sobre un hermoso salto de agua es todo un espectáculo. Desde aquí obtendrás las vistas más brutales del castillo. El acceso se realiza a pie desde las inmediaciones de la entrada del castillo por un sendero de unos 20 minutos o bien desde la parada del bus lanzadera.
  4. Visita guiada al interior del Castillo de Neuschwanstein. Media hora de inmersión en el mundo de fantasía del Rey Loco, la fascinante figura de Luis II de Baviera, a través de estancias desbordantes de mitos y leyendas basados en las óperas de Wagner. No te pierdas las vistas desde la terraza junto a la cafetería al finalizar la visita y recuerda que desde el pueblo hasta la puerta del castillo tienes media hora a pie.
  5. Lago de Alpsee. ¿Sabías que a los pies del castillo y junto al pueblo de Hohenschwangau hay un precioso lago de aguas cristalinas? El paisaje es idílico y lo puedes recorrer a pie en pocos minutos.
Lago Alpsee en una visita al Castillo de Neuschwanstein
A orillas del lago Alpsee.

Si no te quieres dejar nada en el tintero y tienes tiempo de sobra, puedes visitar el Castillo de Hohenschwangau o el Museo de los Reyes Bávaros en el mismo pueblo de Hohenschwangau. Yo no entré por falta de tiempo pero tienen buena pinta.

¿Rematamos el plan con nota? Si dispones de vehículo, haz hueco en tu agenda para desplazarte hasta el Palacio de Linderhof, a menos de una hora de Neuschwanstein. Otra de las obras fruto de la imaginación del Rey Loco, localizada en un escenario natural privilegiado, y con unos jardines y un interior absolutamente alucinantes que emulan los tiempos del Rey Sol francés. Si necesitas más alicientes, el trayecto por carretera hasta allí es maravilloso.

Tour organizado al Castillo de Neuschwanstein

Si has optado por la excursión organizada desde Múnich, te cuento cómo es. ¡A mí me encantó! Se trata de una actividad de día completo que incluye la visita del Castillo de Neuschwanstein y del Palacio de Linderhof.

Podrás elegir entre visitar el interior de los dos castillos, solo uno de ellos o ninguno. Tienes que indicarlo en la reserva y pagar el importe correspondiente al guía (no está incluido en el precio del tour) para que él se encargue de gestionar las entradas.

Palacio Linderhof
Fachada del palacio Linderhof.

Lo demás va todo rodado. Te llevan en autobús privado y cuentas con un magnífico guía en español que te va contando un montón de información super interesante sobre Baviera, la historia del Rey Loco y todo el contexto histórico que lo rodea. Además de la visita al Castillo de Neuschwanstein, también dispones de tiempo libre para disfrutar de los miradores y el entorno.

Antes de regresar a Munich, te espera el Palacio de Linderhof. Este ‘pequeño Versalles alemán’ refugio de Luis II de Baviera, destaca por un entorno natural montañoso impresionante y por sus hermosos jardines repletos de escalinatas, esculturas y fuentes. Mención aparte merece su reducido pero ostentoso interior que llega a ser incluso más impresionante que el del Castillo de Neuschwanstein. Pura fantasía.

¿Merece la pena entrar a los castillos?

Y terminamos con la pregunta del millón. Te voy a dar mi opinión personal basándome en mi experiencia en diferentes épocas del año.

En primer lugar, te recomiendo visitar el interior del Palacio de Linderhof sí o sí en cualquier época del año porque es una barbaridad y la visita guiada súper amena. No te vas a arrepentir.

En cuanto a Neuschwanstein, la respuesta es depende. Si vas en tour organizado con el tiempo justo, te recomiendo sacrificar la visita al interior y disfrutar de los miradores exteriores con tranquilidad. El paisaje es brutal y merece la pena saborearlo con calma. Si tienes tiempo de sobra o tu visita transcurre en invierno con el mirador del Puente Marienbrücke cerrado, sí te recomiendo pagar la entrada y hacer la visita guiada. El interior es muy bonito.

Vamos con unas últimas recomendaciones basadas en mi propia experiencia que junto a toda la información que ya te he dado harán que tu visita al Castillo de Neuschwanstein sea todo un éxito.

Estos son mis consejos para visitar Neuschwanstein.
Estos son mis consejos para visitar Neuschwanstein.
  • Si vas a visitar el interior del castillo, llega con tiempo suficiente respecto al horario de tu visita porque tendrás que caminar una media hora hasta la entrada.
  • Si por algún motivo no puedes o no quieres recorrer el camino hasta el castillo a pie, existen autobuses lanzadera que reducen la distancia a 15 minutos. También hay un servicio de carros de caballos pero no me parece lo más recomendable. Siempre trato de evitar el uso de animales con fines turísticos.
  • Te recuerdo que en invierno o con circunstancias meteorológicas muy adversas es probable que encuentres el Puente Marienbrücke cerrado y el servicio de autobuses lanzadera cancelado.
  • Desde mediados de octubre hasta mediados de abril permanecerán apagadas las fuentes de los jardines del Palacio de Linderhof y las esculturas estarán tapadas para su protección. Los edificios anejos a los jardines también los encontrarás cerrados.
  • Aunque hay restaurantes, lo mejor es llevarte algo de comida para aprovechar todo el tiempo disponible.

Para descansar un poco de tanto castillo nada mejor que callejear por el bello pueblo medieval de Füssen o el pintoresco Oberammergau y sus fachadas decoradas con impresionantes frescos. Apunta también la iglesia de Wies, Patrimonio de la Humanidad, o la Abadía Benedictina de Ettal donde se elabora su famosa cerveza monacal desde 1609.

Si te tiran más los planes de naturaleza, los Alpes Bávaros cuentan con paisajes bellísimos como el del Lago Eibsee a los pies del Zugspitze, su cumbre más alta, el cañón del Partnach o el entorno de la localidad de Garmish-Partenkirchen. Y si quieres ideas de roadtrip, la ruta alpina alemana o Alpenstrasse y la ruta romántica de Baviera me parecen un planazo.


Ya tienes toda la información necesaria sobre cómo visitar el Castillo de Neuschwanstein para que seas protagonista de tu propio cuento de príncipes y princesas. Si aún tienes alguna duda, escríbeme en la sección de comentarios y te ayudaré encantado.

Para terminar te dejo un pequeño listado de preguntas frecuentes que suelen surgir acerca de cómo visitar el Castillo de Neuschwanstein.

✔️ ¿Cuál es la mejor época para visitar el Castillo de Neuschwanstein?
Cualquier momento del año es ideal para la visita. Eso sí, debes tener en cuenta que en invierno hay menos afluencia y la nieve crea un ambiente de película. Sin embargo, el mirador del Puente de Marienbrücke, uno de los más espectaculares, suele encontrarse cerrado.

✔️ ¿Cuánto tiempo necesito para visitar el Castillo de Neuschwanstein?
La visita guiada al interior del castillo es de una media hora. Sin embargo, debes contar con unos 30 minutos para llegar a pie hasta la entrada y con al menos otras dos horas para disfrutar de los miradores y el entorno.

✔️ ¿Es necesario reservar entrada para visitar el Castillo de Neuschwanstein?
Si vas por libre, lo mejor es comprar tu entrada online con antelación ya que se agotan con facilidad. La entrada solo es necesaria para visitar el interior del castillo, los miradores y el entorno son de acceso libre y gratuito.

DEJA UNA RESPUESTA

Deja tu comentario

Acepto la política de privacidad * Los datos serán tratados por Rebeca Serna como responsable del blog. La finalidad de la recogida de datos es para responder a tu consulta. Los datos quedarán almacenados en los servidores de Webempresa en la UE. Puedes ejercer tus derechos de acceso, rectificación, limitación y supresión enviando un correo a rebeca@viajeros30.com

Escribe aquí tu nombre