Hoy nos vamos a las alturas de un precioso pico leonés. Nos encontramos en Riaño, en el Parque Regional de Picos de Europa, y vamos a afrontar la subida de una montaña que nos regala impresionantes panorámicas sobre el embalse de Riaño. Se trata del ascenso al pico Gilbo. No estoy exagerando ni un poquito. Esta ruta es brutal. Y como dicen que una imagen vale más que mil palabras, aquí la tenéis.

Vistas desde el pico Gilbo
Imagen panorámica desde el pico Gilbo.

Como ya os contaba en el anterior artículo sobre Riaño, esta zona de la provincia de León fue gravemente dañada por la construcción del embalse del río Esla. Sin embargo, aún podemos observar un paisaje montañoso impresionante, bosques, profundos valles y hermosos picos de roca caliza, como el protagonista de este artículo.

Ruta de ascensión al Pico Gilbo desde Riaño



Se trata de un ascenso que, aunque carece de dificultades técnicas, tiene un desnivel bastante acusado en algunos tramos. Sencillo si te encuentras en buena forma y algo duro para los que no estén muy acostumbrados a caminar en montaña o tengan algo de vértigo. Pero no hay nada imposible y os animo a afrontar este reto. La recompensa será muy grande.

Ascenso al pico Gilbo en León
Ascenso al pico Gilbo.

Ruta al pico Gilbo en Riaño

  • Acceso: desde el parking del puente de Riaño
  • Recorrido: circular
  • Dificultad: fácil (aunque con mucho desnivel)
  • Longitud: 7,5 kilómetros
  • Señalización en algunos tramos, te aconsejo utilizar este track
  • Tiempo estimado: 4 horas 
  • Desnivel: 640 metros de subida y bajada

La ruta empieza desde el aparcamiento junto al puente o viaducto de Riaño. No tiene pérdida. Según sales del propio pueblo y cruzas la estructura, lo verás a muy pocos metros. Hay espacio para varios coches a ambos lados de la carretera.

Ruta de senderismo al pico Gilbo.
Sendero junto a la orilla de la presa.

Comenzamos con un breve rodeo por esta cara del embalse. Un buen preludio de las maravillosas vistas que tendremos más adelante. Pero, tras abandonar la orilla, nos internaremos por un denso bosque de hayas. Y aquí viene lo ‘bueno’ porque el desnivel a salvar comienza a ponerse bastante potente.

Hayedo en la subida al Gilbo en Riaño
Hayedo en la subida al Gilbo.

Una vez abandonado el bosque empezamos a ver con claridad los riscos de la cima. ¿Sabías que a este pico le llaman el Cervino leonés?. Yo no le veo demasiado el parecido pero hay que reconocer que es una montaña preciosa. En este punto aún nos queda mucho desnivel que salvar pero las vistas son tan bonitas que lo harán muy ameno. A pesar de todos los pesares, es indudable que la presa le da un toque increíble al paisaje.

Ruta al pico Gilbo.
Gran masa de roca caliza.
El Gilbo, el cervino leonés
Perfil del llamado Cervino Leonés.

En cuanto alcancemos los riscos de roca caliza se da inicio a la parte más dura de la ruta. Tendremos que bordear las cumbres rocosas por su margen derecha e ir ascendiendo poco a poco por la pared. Mucho cuidado los que sufráis vértigo en esta zona. Hay pasos algo expuestos.

Hasta la última gota de sudor será recompensada cuando te encuentres en la cima. Las vistas desde el pico Gilbo, a 1.679 metros de altura, son de quitar el hipo. Una panorámica de 360º desde donde se alcanza a ver la presa en todo su conjunto, la montaña leonesa, parte del macizo leonés de Picos de Europa y la Montaña Palentina. De verdad, no exagero. Es simplemente maravilloso.

Vistas desde la cumbre del Gilbo
Vistazas desde la cumbre del Gilbo.
Cumbre del pico Gilbo
A 1.674 metros de altura.
ascensión al pico Gilbo en Riaño, León
Paisajes de otro planeta en el pico Gilbo.

Lo curioso del agua embalsada del río Esla es que, dependiendo de la perspectiva, nos muestra un color azul profundo o el más intenso azul turquesa. Me alucinó tanto que me quedé cerca de una hora en la cima observando ensimismada el panorama.

La vuelta comienza desandado el camino hasta terminar de bajar las cumbres rocosas. Después nos internamos por otro camino para hacer más amenos los kilómetros que restan hasta llegar al aparcamiento. En definitiva, una ruta circular sencilla, con bastante desnivel y muy espectacular visualmente.

Otra manera de terminar la ruta si disponemos de varios coches es a través del pequeño pueblo de Horcadas. Deberemos de aparcar un coche en el parking de Riaño y otro en Horcadas. El ascenso sería el mismo que os he mostrado. Sin embargo, la bajada es algo más técnica pero también sencilla y muy bonita. 

Más cosas qué ver en Riaño y alrededores



Este capítulo se merece un punto y a parte. O lo que es lo mismo, un extenso artículo. Y ya lo tiene. Te voy a dar un pequeño adelanto pero, si quieres conocer la zona en profundidad, puedes consultar aquí el post sobre Riaño y qué ver en los alrededores. Esta localidad, su embalse y los parajes que lo rodean son una maravilla.

Qué ver en Riaño, León, montaña leonesa
Panorámica de Riaño.

Aunque el Riaño histórico se perdió bajo las aguas del pantano, este pueblo se merece un alto en el camino. Un alto para admirar las vistas desde sus miradores, flipar con la belleza del considerado ‘banco más bonito de León’ y honrar la memoria de los pueblos desaparecidos bajo las aguas en el Paseo del Recuerdo. Además, desde el embarcadero sale a diario una pequeña embarcación turística que nos permite disfrutar de una visión diferente y fantástica de la presa.

Debes saber también que el Gilbo no es el único pico que merece la pena coronar en la zona. Otro de los más emblemáticos y con vistas también increíbles es el pico Yordás. También muy recomendables las rutas que nos acercan hasta el precioso Valle de Anciles.

Y, si quieres seguir descubriendo los increíbles alrededores de Riaño, te recomiendo que te acerques a la vertiente leonesa de los Picos de Europa. En concreto, podrás descubrir el Valle de Sajambre y el Valle de Valdeón. Ambos, dos tesoros bastante desconocidos de un Parque Nacional que siempre merece la pena.

Valle de Valdeón en León
Flipando con el Valle de Valdeón.

Y, por supuesto, no me puedo olvidar de la Montaña Palentina. Esa gran olvidada que posee picos de más de 2500 metros, embalses que parecen fiordos noruegos y la mayor concentración de arte románico de toda Europa. No será por alicientes en la zona ¿verdad?.

Más sobre Riaño y los alrededores

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.