Pero Rebeca ¿estás loca? ¿Sólo 10 razones? Pues sí, sólo me hacen falta 10 razones para enamorarme de Venecia en un día. Este es un post para los escépticos, para los que piensan que los canales huelen mal y que los edificios venecianos están en ruinas. Aunque te llueva, o haga 40 grados a la sombra, o la ciudad esté invadida por una horda de turistas, o sólo dispongas de un día… Esta es una ciudad imprescindible para todo viajero que se precie y, por ello, hoy te voy a contar que hacer y que ver en Venecia en un día. Mis 10 imprescindibles. Y un plus añadido por si decides alargar la visita a dos días.

monumentos que ver en Venecia

He de reconocer que mi relación con Venecia empezó como un mal sueño. Después de un maravilloso roadtrip por Croacia decidí que, como me sobraban unas horas antes de coger un vuelo desde el aeropuerto Marco Polo en Venecia, podía ser buena idea dar un paseo por la ciudad. ¡Error! Pagué 24 euros por apenas un par de horas de parking para recorrer, como si de una gincana se tratase, un puñado de canales a toda prisa.

Este mal recuerdo se tenía que arreglar y no tardó demasiado. Sólo un año después decidí que ya era hora de visitar Venecia y enamorarme de una de las ciudades más famosas del mundo. Y este fue el resultado de un día por Venecia. Una visita cortita pero muy intensa. Un flechazo en toda regla 😉 .

Para olvidarte de guías y mapas te recomiendo este servicio. Un experto local te confeccionará un itinerario personalizado adaptado a tus gustos. Y va con descuento especial.

Que ver en Venecia en un día: mis 10 imprescindibles

Plaza de San Marcos

Plaza de San Marcos, qué ver en Venecia

Es el punto neurálgico de todo turista que va de visita a Venecia, la PLAZA con mayúsculas. San Marcos es un hervidero de gente porque aglutina algunos de los monumentos más espectaculares de la ciudad. Y como plus, depende de lo gafe que seas, puedes verla completamente inundada en momentos de acqua alta. ¿Cómooooo? Pues sí. Resulta que la plaza de San Marcos es el punto más bajo de toda la ciudad y el primero en inundarse cuando la marea alcanza su punto máximo por exceso de lluvias.

Vayamos al grano. La visita de esta plaza te va a llevar un buen rato. Los puntos más importantes son la Basílica de San Marcos, el Palacio Ducal, las columnas de San Marco y San Teodoro y la Torre del Reloj, entre otras joyas arquitectónicas. He dejado mi favorito para el final: el Campanile. Se trata de una torre de casi 100 metros de altura con unas vistas impresionantes de la plaza y de toda Venecia desde su punto más alto. A día de hoy la entrada tiene un precio de 8 euros, pero merece mucho la pena.

Campanile, qué ver en Venecia

Como ves, muchos edificios ilustres por visitar y mucho gasto para tu cartera. Entre tanta mala noticia te diré que la entrada a la Basílica de San Marcos es gratuita. Eso si, prepárate para esperar en la cola.

En cualquier caso, si eres de los que les mola conocer todo al detalle y tienes poco tiempo, puedes contratar diferentes tipos de visita para despreocuparte del mapa y saltarte las colas. Por ejemplo, una visita guiada por el Palacio Ducal, o la visita guiada por la Basílica de San Marcos, ambas con acceso gratuito a diferentes museos. Y, aún más completo, un combinado de visita guiada por la ciudad de Venecia con entrada y guía en la Basílica y el Palacio Ducal.

Perderse entre rincones y canales

ventanas de Venecia

Este es uno de mis puntos favoritos. Me encanta perderme entre las callejuelas de cualquier ciudad y callejear por Venecia es ¡la leche! Descubrir pequeños rincones con encanto sólo para ti es muy sencillo. Olvídate por unas horas del mapa y de las grandes aglomeraciones turísticas, y ponte a vagar sin rumbo. Te aseguro que no te vas a arrepentir.

Debo reconocer que me pierde lo decadente. Esa belleza escondida entre paredes desconchadas, que nos evoca un pasado glorioso y un presente con identidad propia. Algunos se quejarán del abandono de edificios ilustres, pero yo tengo otra visión. Venecia es una mina si tienes la misma percepción. Me pasa exactamente lo mismo con Lisboa, otra ciudad para disfrutar de los decadente y olvidado.

rincones que ver en Venecia

Vaporetto, góndola, taxiboat ¿quién da más?

Góndolas en Venecia

La mejor forma de moverse con rapidez por Venecia es a través de sus canales. Si tienes poco tiempo para descubrir la ciudad y un bolsillo ajustado, el Vaporetto será tu gran aliado. Por decirlo de alguna forma, los Vaporetto son como un servicio de autobús urbano, con sus horarios y paradas establecidas, pero a través de los principales canales. La linea más utilizada es la que recorre el Gran Canal al completo pero también nos pueden llevar hasta las islas de Murano, Burano y Lido.

Puedes acceder a cualquier linea de Vaporetto y a la red de autobuses de forma ilimitada comprando una tarjeta transporte. Si echas cuentas, seguro que te sale más barato que comprar los tickets de forma individual. Puede reservar tu bono de transporte directamente aquí.

Otra cosa ya es hablar de los taxis acuáticos. Son esos bonitas lanchas de madera relucientes que recorren a toda velocidad los canales. La parte mala es que los precios son altísimos, así que sólo sale rentable para grandes grupos.

contratar una góndola en Venecia

Es difícil resistirse a la tentación de contratar una góndola e ir de paseo por los canales del centro de la ciudad. Cuando veas los precios que se gastan también te vas a pegar un buen susto. Hay paradas oficiales donde te van a pedir 80 euros por góndola (no por pasajero) por un paseo de 40 minutos. Eso sí, en tu paseo por la Venecia más alejada de los puntos turísticos te ofrecerán paseos en góndola cuyo precio puedes regatear. En cualquier caso, si tienes antojo, puedes reservar tu paseo en góndola por 31 euros por persona compartiendo la barca con otros viajeros. Y ya, para rizar el rizo, puedes montarte el planazo romántico del día: serenata a bordo de una góndola. Para gustos los colores 😉 .

El Gran Canal

Gran Canal, qué ver en Venecia

El mejor lugar para pasar horas observando el ir y venir de embarcaciones es el Gran Canal de Venecia. Es como la Gran Vía de Madrid pero a lo veneciano. Con 4 kilómetros de longitud y un trazado en forma de S, el Gran Canal divide la ciudad en dos partes. A pesar del tamaño, sólo dispone de 4 puentes. Pero no te preocupes porque los venecianos piensan en todo. Para este fin se han inventado los traghetto. Se trata de barcas similares a las góndolas pero utilizadas para cruzar el canal y acceder a la orilla opuesta. Operan en 7 puntos del Gran Canal y sólo cuestan 50 céntimos de euro.

Como ya he comentado, en Vaporetto tienes la posibilidad de recorrerlo al completo y admirar a cada lado del canal la belleza singular de este recorrido. Dispone de varias paradas a lo largo del canal. Y no son pocos los monumentos a visitar, por lo que puedes ir realizando paradas donde te lo pida el cuerpo. Una opción ideal para los que visitan Venecia en un día.

El Puente de Rialto

Puente de Rialto, qué ver en Venecia

Continuamos en el Gran Canal para cruzarlo por uno de sus cuatro puentes, el puente más antiguo. Intentarse hacer una foto en lo alto de este puente es misión imposible. Así que olvídate de las fotos y disfruta de la visión de esta maravillosa construcción del siglo XVI desde todos sus ángulos. Una estructura de un sólo arco con un pórtico central que rebosa vida a cada hora del día.

Al lado del puente, encontraréis el mercado de Rialto. Un buen lugar para llenar vuestra cámara de fotos de color y vida. Pero estáte muy atento al horario puesto que abre todos los días de 9 a 12 de la mañana.

Puente de los Suspiros

Seguimos con los puentes para visitar el que dicen que es el puente más romántico de toda Venecia. Está justo detrás del Palacio Ducal y lo encontré casi por casualidad. Esta construcción barroca une el Palacio Ducal con la antigua prisión de la Inquisición. Con ese pasado es difícil imaginarse el toque romántico del lugar. Y es que precisamente no lo tiene. Es llamado Puente de los Suspiros porque era este lugar el último en el que los prisioneros veían la luz del día.

Puente de los Suspiros, qué ver en Venecia

A mí, desde luego, no me pareció muy romántico puesto que está repleto de turistas cámara en mano luchando por hacer la mejor foto. Pero hay que reconocer que es precioso.

Iglesias y palacios a montones

monumentos en Venecia

Pues eso. El título lo dice todo. El Gran Canal es el rey de los palacios y edificios con mayor porte, basílicas e instituciones oficiales. Pero es que, además, en cada placita, al doblar una esquina o en el rincón más insospechado, te encontrarás con una iglesia o algún edificio singular.

En el Gran Canal cabe destacar el Palacio Ca’ d’Oro, el Palacio Ca’ Pesaro, el Palacio Ca’ Rezzonico y la Basílica de Santa María della Salute. Entre las callejuelas del centro debes ir en busca de la Basílica de Santa María Gloriosa dei Frari, la iglesia de San Giacomo de Rialto, la Basílica de Santi Giovanni e Paolo o la Scuola Grande di San Rocco. La lista se podría alargar hasta el infinito.

Basílica de San Giorgio Maggiore, qué ver en Venecia

También, cabe destacar la Basílica de San Giorgio Maggiore. La verás en el horizonte desde la plaza de San Marcos. Es uno de los edificios más fotografiados de Venecia y está situado en una pequeña isla, por lo que su único acceso es a través de barco. Puedes coger la línea 2 de vaporetto que sale desde el muelle de San Zaccaria (muy cerca de la plaza San Marcos) y plantarte en menos de dos minutos allí.

A la rica gastronomía italiana

Todo tipo de pasta, rissoto, pizza… El sueño de cualquier amante de la cocina italiana. Sólo debes salir un poco de las zonas más turísticas para encontrar precios más ajustados y ponerte las botas. Déjate llevar por la intuición y encuentra una terracita con encanto en una trattoria donde disfrutar de tu comilona. Las hay a montones y por toda la ciudad.

Pero la gastronomía veneciana es mucho más. Si puedes controlar el irresistible placer de zamparte una pizza, podrás comprobar que en los platos locales abundan las hortalizas, pescado y marisco. Y ya de paso debes acabar la velada con un spritz. Es una de las bebidas más populares y te calmará la sofoquina si viajas en pleno verano.

Artesanía veneciana

máscaras venecianas

No hace falta organizar un viaje a Venecia durante los días de carnavales para disfrutar de su parte más vistosa: las máscaras venecianas. ¿Eres de los que les gusta traerse artesanía local de tus viajes? Una bonita máscara veneciana es, sin duda, un recuerdo ideal. Pero, aunque no tengas intención de comprar, merece la pena entrar en alguna pequeña tienda (las hay por todas partes) y alucinar con la creatividad sin límite que tienen los venecianos.

No me puedo olvidar del famoso cristal de Murano. Y lo encontrarás en cientos de tiendas con todo tipo de formas que puedas imaginar. Figuritas, ceniceros, cajas, vasos, jarrones, imanes… No hace falta seguir ¿verdad?

Que ver en Venecia en dos días



Sí, eres todo un afortunado. Tienes dos días enteritos para disfrutar al máximo de tu viaje a Venecia. Lo primero que vas a hacer está claro. Recorrer con tranquilidad todo lo que no te haya dado tiempo a hacer el primer día. Pero eres un culo inquieto como yo y necesitas un poco de vidilla. No te preocupes porque tienes muchas opciones.

Saltar de isla en isla

Éste es un imprescindible que ver en Venecia para todos los viajeros que vayan con tiempo suficiente. Con sólo un día en Venecia a mi disposición tuve que desechar la idea de hacer una excursión a sus islas más cercanas. Y no te creas. Me quedé con las ganas. Pero no puedo dejar de recomendártelo.

Burano y sus preciosas casitas de colores, Murano y sus famosas fábricas de cristal, sin olvidar Torcello y su encanto rural. Todas tienen acceso en Vaporetto. Sólo debes hacerte con un mapa de los recorridos y cuadrar bien los horarios con tu tiempo disponible. Es un plan perfecto para tu segundo día en la ciudad. Además y para tu comodidad, también puedes contratar una excursión organizada para visitar las 3 islas. Tiene una duración de 4 horas y un coste de 20 euros por persona.

Cómo llegar a Venecia



Basílica de San Giorgio Maggiore, qué ver en Venecia

Para los que aterricen tanto en el aeropuerto de Marco Polo como en el de Tresviso disponen de varias opciones. ¿Cuál escoger? Pues depende de la ubicación de tu hotel y la hora de llegada. Yo me alojaba en la localidad de Mestre, por lo que un autobús urbano me llevó hasta allí.

Opciones desde el aeropuerto Marco Polo de Venecia

  • Autobús: línea nº 5 o autobús ATVO hasta Piazzale Roma.
  • Autobús acuático, Alilaguna, hasta la plaza San Marcos.
  • Taxi acuático o taxi convencional (si tu alojamiento está dentro del centro de Venecia te conviene más un taxi acuático)
  • Servicio de transfer privado

Opciones desde el aeropuerto de Tresviso

Si llegas a Venecia en coche ¡prepárate! Los aparcamientos están situados en Piazzale Roma y tienen unos precios desorbitados: a partir de 23 euros el día en el mejor de los casos. La mejor opción es alojarse en alguna localidad cercana, como Mestre o Marghera, y dejar el coche allí durante nuestra visita.

Alojamiento en Venecia



Es difícil resistirse a buscar un hotelito coqueto en algún lugar perdido de la vieja Venecia. Pero todo esto se paga y a un gran precio. Para bolsillos ajustados puedo darte un par de ideas más económicas y prácticas.

Reservar una habitación en la cercana ciudad de Mestre os va a ahorrar un buen pico de dinero y esfuerzo arrastrando tu maleta por las calles venecianas. Mestre está muy cerca del aeropuerto y tiene una excelente conexión con Venecia en autobús urbano. Para mi estancia escogí el Hotel Vidale. Dentro de los altísimos precios de toda la zona, éste era el más económico que encontré para una habitación doble. Está cerca de una parada de autobús que te lleva a Venecia y tiene aparcamiento privado.

Si has decidido que quieres el pack romántico veneciano, unos días con tu pareja en un bonito hotel junto a los canales… ¡Venga! Puedo recomendarte unas cuantas opciones que cumplirán con creces tus expectativas sin dejarte un ojo de la cara. El Hotel Rio, el Dimora Dogale o el Hotel Noemí tienen una excelente relación calidad-precio y muy buenas críticas entre sus huéspedes.

Como ves, sólo te estoy recomendando los imprescindibles de la ciudad. Todo aquello que ver en Venecia en un día o dos. Para escapadas más largas te recomiendo paseos muy tranquilos por cada uno de sus barrios, comidas sin mirar el reloj y curiosear en iglesias y palacios. En definitiva, saborear al máximo tu visita por una de las ciudades más bellas del mundo. Simplemente Venecia.

Puedes encontrar más información sobre Venecia en la página web de Turismo Venecia.


Organiza tu viaje a Venecia 

Más sobre Venecia

2 Comentarios

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here