Petra y sus antiguos moradores, los beduinos

Adaptarse o morir. A veces, no hay otro remedio. Eso es lo que les ha ocurrido a los beduinos de Petra. Pero ellos lo han sabido hacer bien. Pertenecen al pueblo que durante generaciones ha vivido al cobijo de una de las maravillas del mundo. 

En la década de los 80 aún había más de 1000 beduinos habitando en las cuevas de la legendaria ciudad de Petra. Sin embargo, la globalización y el ascenso imparable del turismo internacional marcó su vida para siempre. Fue en el año 1984 cuando el gobierno jordano expulsó de la ciudad rosa a todas esas familias para realojarlas en un asentamiento moderno llamado Umm Sayhoun.

Han dejado de cultivar la tierra y criar ganado para auto-abastecerse. Viven en una residencia fija, compran en supermercados y van a todos los lados pegados a su teléfono móvil, especialmente los más jóvenes. Es el precio que ha tenido que pagar esta tribu para facilitar la explotación turística de Petra. Cumplir el sueño de pisar la ciudad nabatea de tantos occidentales ha destruido su forma de vida tradicional.

Desde entonces, su día a día nada tiene que ver con el de sus antepasados. Tienen permiso para entrar en Petra cada día y ganarse la vida con la industria del turismo. Ofrecen paseos en caballo, camellos y pequeños burros. ¡Donkey, donkey!  Al grito de donkey van a ofrecerte salvar los ascensos más duros a lomos de estos sufridores burros. Da bastante pena las condiciones en la que viven estos animales.

beduino de Petra en su camello hombre beduino en Petra a lomos de su burro

Otros venden baratijas en cualquier rincón o tienen pequeños puestos de artesanía. También hay chiringuitos en los que ofrecen comida, bebida e, incluso, disfrutar de una shisha tradicional. Mujeres, hombres y niños (desgraciadamente los niños también trabajan), todos a una. Hay que adaptarse y ellos lo han sabido hacer mejor que nadie, conocen a la perfección lo que demanda el turista.

niño beduino en Petra vendiendo baratijas

Amabilidad beduina

En cualquier caso, es de justicia hablar sobre la amabilidad y hospitalidad del pueblo beduino. La ciudad rosa es el sueño viajero de millones de personas pero no todo consiste en ver piedras milenarias. Aprovecha para conocer y hablar con sus antiguos moradores.

Les encanta conversar con los turistas así que no será difícil que respondan a tus preguntas. Jamás rechaces un té (da igual que no te apetezca) e intenta conocer, aunque sea de forma breve, la vida actual y añoranzas de este pueblo. Un pueblo ahora sedentario en una ciudad artificial de cemento.

Casarse con un beduino

La sorpresa viene cuando ves a pequeños niños beduinos correteando con el pelo rubio, tez pálida o llamativos ojos azules. Si están en Petra, son Beduinos. Entonces ¿cómo es posible? Las mujeres lo entenderán en seguida.

Los hombres beduinos jóvenes (y no tan jóvenes) llevan largas melenas muy cuidadas, van ataviados con bonitos turbantes y lucen unos atractivos ojos azabache que resaltan con el tradicional khol. Son auténticos Jack Sparrows al estilo jordano.

beduinos de Petra

Ellos saben de su atractivo exótico y lo explotan al máximo. Agasajan a las mujeres con todo tipo de piropos y miradas penetrantes, te ayudarán a ponerte un turbante para protegerte del sol, y te invitarán a ver el atardecer y las estrellas desde su ‘cueva beduina’. Les gusta conversar y este es un ofrecimiento al que muchas mujeres no han sabido resistirse. Por ello, son bastante habituales los matrimonios mixtos entre hombre beduinos y mujeres occidentales.

beduino en un mirador junto al Monasterio de Petra

Hay historias de amor dignas de una película de Hollywood. Es lo que pensé al conocer la vida de María. Esta española de origen canario dejó su vida para casarse con un beduino de Petra del que estaba locamente enamorada y con el que tuvo una hija. Decidió contar su historia en un reportaje de Españoles por el Mundo en Jordania en el año 2009. Desconozco si su situación sigue siendo la misma pero, si querías hablar con ella, podías encontrarla en una tienda de artesanía situada en uno de los miradores cercanos al Monasterio, ‘The end of the World’.

Por supuesto, como en cualquier sociedad, siempre hay algún garbanzo negro. Y es que existen unos pocos que utilizan su éxito entre las féminas extranjeras en su provecho. Circula una página en facebook para denunciar algunas de estas éstafas’. Es fundamental usar el sentido común.

Jordania engancha y Petra y sus gentes mucho más. ¿Has estado en Jordania? ¿cuál ha sido tu experiencia con los beduinos de Petra? No dudes en dejar tu comentario.

Más sobre Jordania

 

5 Comentarios

  1. No solo los beduinos de Petra se dedican al turismo dentro del recinto, cabe destacar que las nuevas generaciones vienen pisando fuerte, formalizando sus estudios en las universidades jordanas.
    Mujeres medicos, enfermeras, policias, militares, guias turisticas, deben tener una mención especial.
    Por cierto, aquí sigo, locamente enamorada, disfrutando de mi amor, mi hija y mi proximo retoño que esta por venir ( inshaalah).
    Pero ojo, no llegue a Jordania locamente enamorada, llegue para trabajar, el amor me llego luego.
    ¿Matrimonios mixtos? … y gracias a ellos existe una rica diversidad cultural ( entre otras cosas).

    • ¡Hola María!
      Cómo me alegro de que hayas llegado hasta este blog y dejes tu comentario. Me encantó tu historia y tenía la esperanza de que todo te fuese igual de bien que cuando apareciste en la tv. Vi tu blog y tu página de facebook hace años pero ahora no conseguía encontrarlos.
      A veces, los visitantes nos hacemos impresiones rápidas con lo que vemos, nos cuentan e interpretamos en apenas unas horas o días. Respecto a lo de los matrimonios mixtos, no se que impresión he dado en el texto, pero me parece algo muy positivo. Además, lo desconocía y es fantástico que las nuevas generaciones de beduinos se formen y pisen fuerte, como comentas.
      La verdad es que me quedé con ganas de poder conocer algo más de este pueblo y el impacto que ha tenido sobre sus vidas la nueva situación. Si algún día te apetece colaborar con algún texto para este blog será más que bien recibido.

      Un saludo y espero que la vida te siga tratando tan bien como hasta ahora.

    • Estaré en Petra el 23 de Octubre 2018 con la ayuda de Dios, no sé si este mensaje vaya a llegar a ti, todavía tienes tu tienda? como me gustaría conocerte!!

      Julissa,

      desde Montréal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.