Apertura de la Puerta de Hierros el 7 de septiembre
Apertura de la Puerta de Hierros el 7 de septiembre

Si eres de esos a los que Albacete les suena a ciudad perdida de la mano de Dios que poco puede ofrecer al turista, eso es que nunca has oído hablar de la Feria de Albacete. Declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional, cada año del 7 al 17 de septiembre la ciudad manchega abre sus puertas a 24 horas al día de diversión en un recinto ferial único.

Lo reconozco, hace algunos años jamás había oído hablar de esta fiesta. Y es que Albacete tiene muchos secretos escondidos y el mejor de ellos es su Feria, de la que tan orgullosos se sienten sus habitantes. A cualquier hora del día puedes acercarte al barrio Feria porque casi todas las actividades se concentran entre el Recinto Ferial, el paseo Feria, los Ejidos y la Plaza de Toros, todo en un radio muy corto de metros.

El Recinto Ferial de Albacete es la joya de la corona. Declarado bien de interés cultural, puede decirse que este edificio que sólo se utiliza durante 10 días al año es el símbolo de la ciudad ¡Pero vaya 10 días! Su construcción data del año 1783 y, a pesar de sus numerosas reformas, ha llegado hasta nuestros días en plena forma. Consta de diferentes lugares emblemáticos como el pincho de la Feria, los redondeles, el templete y la tan admirada y fotografiada noria.

Cada año, el 7 de septiembre el alcalde o alcaldesa de la ciudad en una ceremonia convertida en tradición procede a la apertura de la entrada principal, la denominada Puerta de Hierros, siempre presidida por la patrona de la ciudad, la Virgen de los Llanos. Desde entonces y hasta el 17 de septiembre, el recinto recibe miles de visitantes, a veces millones. Durante el pasado 2013 los datos oficiales cifraron el número de visitantes durante todas las fiestas en 2,3 millones. Increíble ¿verdad?

1planoferia

Para todos los gustos

Lo que más me gusta de esta fiesta es que en un sólo recinto tienes propuestas de ocio para todos los gustos y públicos. Teatro, deportes, feria taurina, conciertos de todos los tipos, carpas musicales, cabalgata de carrozas, bailes regionales, fuegos artificiales, caballos, artesanía, gastronomía, atracciones feriales, juegos infantiles…y…todo lo que te puedas imaginar. Fiesta, mucha fiesta.

Pero independientemente del programa de actividades de cada año, la Feria tiene una serie de ritos y tradiciones que hay que seguir si quieres ser un ‘buen feriante’. Hay muchísimas pero te lo voy a resumir en una pequeña lista.

10 imprescindibles que hacer en La Feria de Albacete

Caña y platito de gambas. Hacia el mediodía comenzarás a ver en las terrazas cañas acompañadas de un platito repleto de gambas. Después, para comer tienes muchas opciones: sentado en una mesa de las casetas interiores o exteriores, un bocata de jamón o un mixto (chorizo y morcilla) junto al templete e, incluso, en un nuevo recinto que se ha habilitado como feria de tapas en los últimos años. Hambre no vas a pasar.

Café, Miguelitos de La Roda y un buen trago de sidra. Este rito es uno de los imprescindibles. Después de comer es obligado ir a la plaza del Templete, esperar la cola de rigor para tomarte un café, comprar una caja de Miguelitos de La Roda (hasta para comer estos dulces rellenos de crema hay que saber cómo hacerlo, no dudes en preguntarle a algún albaceteño) y acompañarlo de una botella sidra.

Comprar una navaja artesana. En los redondeles tampoco faltan puestos con las tradicionales navajas albaceteñas. Tienes de todos los tamaños, colores y precios. Eso sí, además de comprarte la navaja es muy probable que acabes con algún sombrero sobre la cabeza y gafas de colores.

Mojitos en el templete. Esta es otra de las tradiciones más arraigadas. Después de comer, del café, del miguelito y la sidra, es el momento de mojitear. Y qué mejor que comenzar en el precioso templete con la música a todo volumen. Pero los mojitos se han puesto de moda y te podrás hacer con uno en cualquier puesto del recinto.

Montar en la noria por la noche. Esta grandísima atracción es todo un símbolo y por la noche si te atreves a subirte puedes disfrutar de unas vistas espectaculares de todo el recinto.

Bailar hasta desfallecer en el Ateneo. Aunque la zona del Ateneo es la más popular, en el redondel exterior hay música para todos los gustos: el puesto de Amnistía, los Bomberos, el Ateneo Anarquista y un largo etcétera. Y cuando la música se apaga, los más trasnochadores se trasladan a una de las muchas carpas que hay en el exterior del recinto. Son auténticas discotecas repletas hasta los topes.

Hamburguesa Uranga para recuperar las energías. Si te entra el gusanillo entre baile y mojitos este puesto situado en el paseo ferial es todo un clásico para llenar el estómago a cualquier hora.

Bailarte unas manchegas con los autóctonos. Si realmente quieres ser un feriante de pro tienes que bailar unas manchegas. Y no será por oportunidades ya que cada día a las 2 de la madrugada frente a la caseta de Magisterio (en el exterior del recinto) cientos de personas se unen para bailar y cantar los clásicos regionales.

Visitar la capilla de la Virgen de los Llanos. Esta gran fiesta es en su honor y siempre hay que buscar un huequito para visitar la capilla donde se encuentra instalada la Virgen durante los 10 días que dura La Feria.

Ir a los toros. No son santo de mi devoción las corridas de toros pero debo señalar que la Feria Taurina es uno de los puntos fuertes de esta fiesta.

Si no la conoces y no tienes planes para los próximos días, no lo dudes ni por un momento ¡A la feria de Albacete! Y para abrir boca, aquí os dejo una galería con una pequeña selección de fotos.

Más sobre Albacete

6 Comentarios

  1. Confieso que soy una de esas personas a las que Albacete le suena a ciudad perdida, pero ahora sé, que si hay un momento oportuno para visitarla es durante su Feria. ¿2,3 millones de personas? No me gustan las multitudes, pero esta cifra indica que algo muy bueno pasa durante esos días, así que habrá que ir, aunque sea un día 🙂

  2. Excelente descripción de la Feria de Albacete, solo ha faltado decir una cosa, te esperamos en el famoso Pincho de la Feria, lugar tradicional de quedada por excelencia.

    Un Albaceteño

  3. Soy de Albacete y creo que nuestra feria es la gran desconocida de España, menos mal que tenemos a nuestro Albaceteño Pedro Piqueras y casi todos los años hace mencion de ella en los informativos de Telecinco. Es especial tienes todo, la Feria por las mañanas es muy bonita para gente de mas edad y mas tranquila y la feria nocturna mas para la juventud, los toros para quien le gusten claro esta, y sobre todo la acojida de sus gentes, y todo ello sin necesidad de coger coche para desplazarte, ah y con un recinto ferial permanente y unico…….. El pueda disfrutar de ella dara cuenta de mis palabras……Feliz Feria 2016

    • Eso es lo bueno Mario. Que la Feria es diferente a cada hora del día. Es única.
      Yo voy este jueves para allá ¡feliz Feria! ☺️

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.