Tengo un blog de viajes desde hace un año y medio, una época de grandes cambios laborales para mí. Soy una novatilla en este sector tan saturado y con tanta competencia, pero me gusta lo que hago y espero seguir con este proyecto durante muchos años. Desde hace algún tiempo me apetecía escribir esta entrada y plasmar algunas de mis reflexiones personales sobre el mundo de los bloggers de viajes y los blogs en general.

Escribir un blog de viajes

Dicho esto, he de confesar que no es el primer blog que lanzo a la red. En el año 2003 (no ha llovido ni nada desde entonces) cuando esto de tener una bitácora era de marcianos decidí que, para comenzar con buen pie mi recién estrenada condición de estudiante erasmus en Portugal, iba a contar todas mis aventuras a través de un blog personal. Fue una forma genial de mantener informados a amigos y familiares durante mis casi dos años de estancia en el país vecino. Pero nada tiene que ver con lo que es en la actualidad. Incluir fotos y videos en cada entrada era toda una proeza y hasta para resaltar palabras en negrita tenía que tocar lenguaje html a mano. Por aquellas épocas las redes sociales daban sus primeros pasitos con la aparición de myspace. Parece que ha pasado un siglo.

Más tarde abrí otros dos blogs con diferentes objetivos que acabaron fracasando con el tiempo. Pero de todo se aprende. Si quieres escribir un blog y que éste tenga un largo y prometedor futuro, debes escribir y publicar sobre temas que te apasionen de verdad. Que no te canse lo que haces. Por eso hoy estoy aquí. Tengo tantos temas sobre los que me gustaría publicar una entrada que no hay horas en el día para ponerme con ellos.

Como ya he dicho, no soy una gran veterana en esto de ser blogger de viajes. Mi trayectoria me ha llevado siempre a trabajar en medios de comunicación escritos tradicionales. Ahora, estoy reinventándome y las nuevas tecnologías ocupan mi vida y tiempo libre. Estos son mis humildes consejos para ti si estás dando tus primeros pasos en este sector.

1 Superar la barrera del año

Es una barrera psicológica pero es importante. Para mantener un blog hay que ser constante y, a menudo, muchos se quedan por el camino antes de cumplir un añito. Lo se por experiencia. Es difícil tener constancia al publicar entradas y, en ocasiones, puedes perder la motivación. Ya lo he dicho antes: si no te apasiona sobre lo que vas a escribir piénsatelo dos veces antes de abrir un blog.

2 Se realista en tus metas

Tienes que fijarte unos propósitos y hay que ser consecuente con ellos. Si esto es un hobbie para ti y no dispones de mucho tiempo libre, no comiences escribiendo 3 o 4 entradas por semana porque no vas a poder aguantar el ritmo y acabarás por frustrarte. A veces, menos es más. Yo me propuse escribir sólo una entrada por semana. Tengo otras obligaciones laborales y decidí que no es un buen momento para aumentar el flujo de textos.

3 Redactar nuevas entradas lleva mucho más tiempo del que crees 

Si quieres publicar contenidos de calidad, no te engañes, lleva su tiempo. Cada párrafo y cada foto seleccionada con mimo te van a restar más horas semanales de las que habías previsto en un inicio. Pero no te dejes llevar por la inmediatez y acabes publicando entradas sin chispa, sin un poquito de ti, porque eso se nota y a la larga puede pasarte factura.

inspiración para escribir en tu blog de viajes

4 Tómate las críticas con tranquilidad

Poco a poco he aprendido que en este mundillo hay quienes te adulan por interés y otros que critican duramente los nuevos blogs porque no están hechos por profesionales. No quiero ofender a nadie pero, a veces, parece que hay que pedir perdón porque se te ha ocurrido abrir un blog y aumentar la competencia ¡Qué más da! Que cada uno utilice su bitácora como mejor le plazca y ¡adelante! porque en la red cabemos todos. Yo he trabajado muchos años como periodista y fotógrafa de prensa y, aún así, estoy muy verde. Por el simple hecho de ser profesional de la comunicación no quiere decir que tu blog tenga más derechos que otros.

Eso sí, dicho esto, lo que sí que voy a criticar es la competencia desleal. Hay gente que dedica su vida a esta profesión. Si tiramos los precios y quitamos valor al trabajo sólo porque nos lo tomamos como un hobbie, dañaremos a mucha personas. Seriedad por favor.

5 Siempre vale la pena

Cuando comienzas a ver cómo tus visitas diarias aumentan te das cuenta de que al final el esfuerzo merece la pena. Te empiezan a llegar comentarios y emails de lectores agradeciéndote los contenidos porque les estás ayudando en su próximo viaje. Para mi es una gran alegría saber que Viajeros 3.0 está siendo útil para muchas personas

6 Problemas técnicos

Hace no mucho llegué a pensar que debía desistir y dejar el blog en el olvido porque me estaba superando. Y es que cuando comienzan a llegar los temidos problemas técnicos hay que armarse de paciencia. Yo he tenido bastante mala suerte. Comencé el blog en la plataforma gratuita wordpres.com. Sin embargo, a principios de 2015 decidí dar el salto y migrar a wordpress.org. Todo fue bien hasta que un día ya no pude volver a entrar en mi página de administración. Estaba alojada en Hostgator y, tras una semana de locura, acabaron por decirme que simplemente no sabían que pasaba y no me lo podían solucionar ¡Imagínate que impotencia! Me cambié a Webempresa y, a pesar de tener copias de seguridad del blog, tuve que comenzar con el diseño prácticamente desde cero. Fue una locura que prefiero no recordar.

Aún hoy en día siguen surgiendo pequeños problemas que te cuestan horas y muchos quebraderos de cabeza solucionar. Mi recomendación: mucha paciencia.

7 Obsesión por el SEO

Probablemente antes no tenías ni idea de lo que significaban estas siglas pero, si tienes un blog, seguro que te han quitado muchas horas de sueño. El posicionamiento SEO es importante si quieres que tu blog tenga visibilidad y más visitas, pero yo defiendo que no hay que obsesionarse. Nadie tiene recetas mágicas, así que sigue las reglas más básicas y no pierdas tu creatividad. Hay algunos bloggers cuyas entradas están escritas por y para el SEO. Es mi opinión pero pierde un poco la gracia ¿no?

8 Colaboraciones engañosas

Cuando ya llevas cierto tiempo con tu bitácora publicando con frecuencia y aumentando día a día tus visitas, comenzarán a llegarte emails con propuestas de colaboraciones, patrocinios, etc. No te dejes engañar, muchas veces los precios son de risa. Tu trabajo vale dinero. Las horas que le dedicas con mimo a cada entrada valen dinero. Piénsatelo dos veces antes de decir que sí y valora tu tiempo y esfuerzo en su justa medida. Lo dije antes, lo que para ti quizás sea un juego para otro suponga competencia desleal.

A partir de ahora, seguiré trabajando duro en un proyecto que se ha convertido en algo muy importante en mi vida. Espero que en el futuro Viajeros 3.0 pase a ser algo más que un blog que ocupa gran parte de mi tiempo libre. A tí que lees estas lineas sólo decirte ¡muchas gracias! Estás ayudando a que los sueños algún día se hagan realidad.

Rebeca Serna autora del blog de viajes Viajeros 3.0

Y…felices viajes…

2 Comentarios

  1. Hola Rebeca!

    Llegué a tu página por una recomendación en Couchsurfing y estoy realmente encantada!
    Si te dejo mi respuesta en este post en particular, es porque casualmente estoy pensando en comenzar mi propio blog de viajes pero es que aún no estoy muy segurilla de ser capaz de hacerlo, pero que sepas que tus consejos me quedan grabados a fuego y que me son de mucha utilidad.

    Mucho éxito!

    Natalia

    • Hola Natalia,

      Me alegra de que te guste el blog. Es una alegría recibir comentarios como el tuyo. Respecto al blog sólo puedo animarte a que te lances. Sólo debemos arrepentirnos de lo que hemos hecho. Montar un blog puede ser desesperante a veces, lleva mucho trabajo y hay veces que dan ganas de tirar la toalla, pero te aseguro que compensa con creces. Y para cualquier dudilla técnica sólo tienes que preguntarme que estaré encantada de ayudarte con lo que pueda.

      Muchas gracias y bienvenida al blog Natalia 🙂

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.