Hay alojamientos que te enamoran. Muy lejos del lujo ostentoso de los hoteles de cinco estrellas, ofrecen rincones con encanto donde se respira buen ambiente, paz y tranquilidad. Esos son los lugares donde me gusta alojarme. En mi reciente viaje por la Costa Brava encontré uno de estos alojamientos tan especiales, Can Millán. Antes de irme ya estaba pensando en repetir. Reconozco...

Lo más leido