visitar Ronda en Málaga

Es uno de estos lugares de los que escuchas hablar un millón de veces y sabes que todos los ‘guiris’ lo incluyen en sus itinerarios por España. Lo tenía pendiente y, hace muy poco, por fin pude conocer esta famosa localidad. Ronda es la joya malagueña. En plena Serranía de Ronda nos encontramos con un pueblo de casas blancas rodeado de valles, acantilados y miradores increíbles en perfecta comunión con la naturaleza.

Estaba de visita por Córdoba y Sevilla, y decidí que era un buen momento para acercarme al municipio malagueño. El día pintaba nubarrones en el horizonte pero la lluvia finalmente nos dio un descanso para disfrutar de una jornada perfecta.

Olvídate de aparcar en el centro. Si llevas coche propio tienes varias opciones: escoger un alojamiento céntrico con aparcamiento propio, optar por un parking de pago, o callejear un poco por barrios anexos. Esta última opción es sencilla y con suerte y un poco de paciencia te puede ahorrar algún dinerito.

Imprescindibles de Ronda

¿Imprescindibles de Ronda? Hay muchos. Podemos comenzar fuera de la parte antigua por la monumental Plaza de Toros de Ronda, una de las más antiguas del país. Si tienes interés puedes acceder previo pago a su interior y al museo que alberga bajo los tendidos. A poca distancia nos encontramos con el Parador de Turismo y el famoso Puente Nuevo. Es precisamente este puente el que nos indica el final de la zona moderna.

puente nuevo de Ronda

Es momento de adentrarse en el interior del casco. Entre sus numerosas iglesias, la visita a la iglesia del Espíritu Santo y la iglesia de Santa María la Mayor es obligada. Junto a esta última se erige el bonito edificio que alberga la Casa Consistorial. Piérdete por su calles empedradas y plazoletas repletas de casitas blancas y palacios. Los palacios de Mondragon y Salvatierra, la casa del Gigante y el Palacio del Rey Moro destacan entre todos los edificios históricos.

casco histórico de Ronda

Si eres de los que te gusta entrar en las diversas atracciones turísticas puedes hacerte con un bono turísticoPor 10 euros accedes al Centro de Interpretación del Puente Nuevo, al Museo de Pintura Joaquín Peinado, al Palacio de Mondragón, a los Baños Árabes y una última opción a elegir entre la Casa Palacio Museo Lara, el Museo del Bandolero o el Centro de Interpretación del Vino. Yo no lo hice por falta de tiempo pero puedes ahorrar un buen dinerito.

Caminar entre miradores y murallas

Si bien es imprescindible hacer un recorrido por todos los monumentos y callejuelas del centro, no es menos importante hacer un pequeño esfuerzo y recorrer el perímetro de la ciudad antigua para disfrutar de su perfil desde diversos ángulos y sus correspondientes miradores.

Un buen comienzo del recorrido se encuentra en los alrededores de la Plaza de Toros. El parque de la Alameda con sus balconadas y miradores son un perfecto aperitivo para lo que viene a continuación. Seguimos el recorrido hasta llegar al Puente Nuevo, tenemos que cruzarlo y seguir un pequeño sendero, el Camino de los Molinos, que desciende hasta conseguir unas de las mejores vistas panorámicas del Puente Nuevo. A pesar de su nombre, este impresionante puente demoró varios años en construirse finalizando sus obras en el año 1793. La finalidad de la obra no es otra que la de salvar El Tajo de Ronda, una profunda garganta excavada por las aguas del río Guadalevín.

mirador parque de la Alameda en Rondapuente nuevo de la ciudad de RondaPuente Nuevo desde el camino de los Molinos en Ronda

Continuamos nuestro camino hasta la puerta de Almocábar. Nos hemos transportado al pasado árabe de la ciudad a través de las murallas que rodeaban la medina musulmana. Podemos hacer un recorrido extramuros por la bien conservada construcción defensiva. El final de este paseo nos lleva a otro de los hitos de Ronda, los baños árabes. Los restos arqueológicos han permitido conservar las tres salas de baño y las cubiertas con bóvedas de cañón.visitar-ronda-5murallas árabes de Rondabaños árabes de Ronda

El final de nuestro camino nos lleva hasta el Puente Viejo , construído en el siglo XVII sobre los restos de un antiguo puente árabe (aunque se dice que puede tener origen romano). Tras cruzarlo, es momento de relajarse en los Jardines de Cuenca. Se trata de una serie de terrazas ajardinadas con más vistas privilegiadas sobre el Tajo. Es realmente bonito.

Puente Viejo de Rondajardines de Cuenca en Ronda

Hay muchísimos más lugares interesantes qué descubrir en Ronda. Sólo necesitas tiempo y ganas de perderte por sus calles. En un día puedes realizar una visita bastante completa, pero Ronda y sus alrededores dan para más días si dispones de ellos. A poca distancia encontramos las ruinas de Acinipo, la Cueva del Gato o las localidades de Júzcar y Genalguacil, entre otras.

2 Comentarios

  1. Me ha encantado, una visita que tengo pendiente y después de ver semejantes fotos, ya estoy tardando, gracias por hacernos disfrutar aunque sea a través de la red-

    • ¡Claro que sí Elena!
      Es una visita que realmente merece la pena. Yo la tuve en mente muchos años y nunca me animaba porque me pilla muy lejos.

      Un saludo y bienvenida al blog 😉

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here